1

3,018 vistas

Diciembre 24, 2019 23:02 hrs.

Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México


Desear felicidad en estos días y siempre, a todos es de buena voluntad.
La navidad es un estado mental que podemos conservar todo el año.
Si quieren un año de prosperidad, sembrar trigo, diez años de bienestar, plantar árboles frutales. Eterna primavera
Pero, si quieres una vida de acompañamiento, siembra amigos.
Y con ellos compartimos la cena de navidad a la que nos invita la doctora, escritora y poeta, doña Rosa Chávez Cárdenas, desde la ’risueña’ Guadalajara, Jalisco.
La cena de navidad en México es fruto del sincretismo cultural, mezcla de los indígenas con los españoles y los árabes, de acuerdo a la región en la que se vive.
A pesar de la imitación de la cultura norteamericana, aún se conservan las tradiciones: las posadas, la Noche de rábanos en Oaxaca y la procesión de la rama.
Los Romeritos o revoltijo, se acostumbra en el centro del país, formaba parte de la dieta de los aztecas. En esa época se preparaban con ahuautles, huevecillos de un mosco que vive en los lagos, de sabor parecido al camarón, hoy en día se prepara con tortitas de camarón seco y molido.
Igual que el mole debe su origen en los conventos, con romeritos, papas, nopales y mole.
El Bacalao, pescado que se conserva en sal, debe su origen a los vikingos ante la necesidad de conservar la comida, y la costumbre en la cocina se lo debemos a los vascos que lo guisan con papas y aceite de oliva.
En México se acostumbra al estilo vizcaína: jitomate, cebolla, ajos, aceitunas, chiles güeros, alcaparras y pimientos morrones.
Entre las bebidas: el ponche y la Sidra, bebida de baja graduación alcohólica que se obtiene de la fermentación del jugo de manzana.
Era consumida por hebreos, egipcios y griegos, alcanzó su esplendor en el Medio oriente.
Los españoles trajeron la costumbre de Asturias, México heredó la tradición y se produce a la fecha en Huejotzingo y Zacatlán de las Manzanas en Puebla.
El Ponche, se prepara con frutas de la temporada: guayaba, tejocotes, ciruela, caña, piloncillo y canela, para dar más calor al cuerpo se le agrega ’piquete’ alguna bebida alcohólica.
Entre los platillos más populares: los tamales con toda su variedad de la región.
La pierna y el lomo relleno de cerdo, el pozole, la birria y en las ciudades del norte del país, la carne asada.
El Pavo o guajolote, ave originaria de México, me recuerda mi infancia. La madre, meses antes de navidad compraba vivo el animal, muy al estilo francés le daba a beber alcohol para causarle una cirrosis.
Unos días antes de navidad, con un cuchillo le cortaba el pescuezo, cuando se le escapaba, era un show ver al ave brincar sin cabeza, luego causaba tristeza verlo en el horno.
El guajolote o pavo salvaje habitaba en el este y centro de México, Veracruz, Guerrero y Jalisco.
En 1498 los españoles lo llevaron a Europa.
En España inició su reproducción, otros países desarrollaron razas propias.
En 1521 llegó a Inglaterra desde Turquía, razón por lo que se denomina en inglés turkey (turco).
Los ingleses lo repatriaron a América del norte, en la región de Nueva Inglaterra, reprodujeron la raza bronceada mediante cruzas entre el pavo doméstico y el salvaje que habitaba en los bosques de los montes Apalaches.
El doméstico es el resultado de la selección artificial.
Durante 2000 años fue obra de los pueblos indígenas de las regiones centrales de México.
La producción intensiva se volvió popular a partir de la década de los cuarenta, gracias a la refrigeración, congelados pueden ser enviados a todo el mundo.
Se hizo famoso el Día de Acción de Gracias, celebración tradicional de E.U, tiene origen religioso y se le considera festividad secular.
El Thanksgiven en Norteamérica es más importante que la navidad, en donde el pavo es el alimento principal, incluso el presidente hace una ritual en donde indulta al pavo.
En México, el Salvador y Honduras se denomina guajolote. Guatemala, Nicaragua y Costa Rica lo conocen como chompipe. Cuba y República Dominicana como guanajo. Colombia y Venezuela, como pisco.
Lo cierto es que la carne del guajolote es de consumo popular por el volumen de carne que produce, entre ocho y diez kilos. Es un alimento proteico fácil de digerir.
La navidad es un estado mental que podemos conservar todo el año.
craveloygalindo@gmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor