’Ni con todo el oro del mundo puedes pagarles lo que ellos te dan’


Día del Maestro

 ’Ni con todo el oro del mundo puedes pagarles lo que ellos te dan’

Temas clave / Educación

Educación

Mayo 15, 2018 20:52 hrs.
Educación Nacional › México Ciudad de México
Alejandro Cea Olivares › diarioalmomento.com

245 vistas

* Porque fue un 15 de mayo en que el ejército republicano entró a la última ciudad dominada por lel Imperio: Querétaro, Don Venustiano Carranza eligió a esta fecha para festejar a los maestros.

Así, desde 1918 se celebra a los maestros. Hoy aprovecho para mandarte grabado por un locutor el discurso con el que Don José Vasconcelos honró a los maestros el 15 de mayo de 1923. Aquí está a continuación el lazo, ojalá lo escuches.

https://youtu.be/S2iVso84LAs



Mi madre, tan cercana y tan amiga de muchos maestros, me decía: ’ni con todo el oro del mundo puedes pagarles lo que ellos te dan’. No le entendía menos le creía. Con el paso del tiempo tuve la gran honra de trabajar para muchos y cerca de muchos profesores; comprendí su dicho.

En particular los de primaria y secundaria nos han regalado los instrumentos para la vida: la letra y el número; las ganas de conocer lo que nos rodea; el orgullo de nuestra historia y, en el aula y en el patio nos dieron las lecciones más importantes de moral: ser buen compañero, no ser tramposo, aceptar la disciplina y, sobre todo, sentirse parte de un grupo de amigos, de un equipo deportivo, de una escuela, de una generación, de una sociedad, de una Patria.

Con ellos, aprendimos que más allá de nuestra casa, de nuestro barrio, de nuestra familia existe algo grande que se llama México y que valía la pena conocerlo, amarlo y hasta morir por él. Eso nos dieron esos maestros modestos, sin doctorado universitario; pero graduados en la bondad y en la sabiduría.

De los maestros admiro su sentido ciudadano, de respeto a las instituciones, de confianza y orgullo de ser mexicanos. Sus familias son fuertes, modestas, de valores; hijos productivos, estudiosos. La inmensa mayoría viven ordenadamente, con poco y con tranquilidad. Muchos despliegan alguna labor más allá de su escuela: con otras familias, en sus comunidades. Sus convivios son alegres, llenos de bromas y de estimación. Son maestros: gente sencilla, buena, capaz. Me atrevo a decir que hasta dichosos.

Ellos son los profesionistas que tuvieron mayor influjo en nuestras vidas. Para festejar este día, te pido que te acuerdes de alguno de tus maestros: lo traigas a tu memoria; platiques sobre él con tu familia, sobre sus palabras, sus formas de actuar. Reconozcas lo que te dejó y, como casi seguro que ya no está por aquí, más que rezar a Dios por El, pide a tu maestro que desde el cielo, donde seguro está, te cuide, te enseñe, en fin, te tenga como un alumno, quizá no muy distinguido, pero eso sí muy agradecido y muy contento de haberlo tenido cerca. Creo que es una buena forma de festejarlo y festejar a todos los maestros, porque a fin de cuentas ellos siguen vivos en lo mejor que tenemos de nosotros mismos.

Por el gusto de haber tenido a esos grandes maestros, me felicito, en este día contigo.

Alejandro Cea Olivares.





Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor