En las Nubes

Nos echamos un cafecito

Carlos Ravelo Galindo

   Nos echamos un cafecito

Temas clave / Columnistas

Entretenimiento

Noviembre 01, 2018 19:38 hrs.
Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

2,177 vistas

Claro, de gusto por la decisión del ungido de acabar con los inspectores, coyotes y similares, en defensa de la gente honrada. Será la nueva caravana de desempleados para pesadilla del Werito. Y qué mejor si ese café lo invita una dama. Una escritora galardonada como doña Norma L. Vázquez Alanís. Que nos alecciona para disfrutar del grano. Al degustar un café bien preparado y con grano de calidad, la plática de los consumidores podrá girar en torno a la cultura, la política, los negocios o los recuerdos familiares. Pocas veces los contertulios o los bebedores solitarios reparan en la cadena productiva del aromático, que incluye los métodos de cultivo, el trabajo de los caficultores y los esfuerzos de los comercializadores para que llegue al consumidor. Por ello la Organización Internacional del Café (OIC), integrada por 50 países -44 productores y seis consumidores-, estableció, desde 2015, octubre como Día Internacional del Café, al que se sumaron docenas de asociaciones de café de todo el mundo para festejar el aromático. Y aplaude que en 2018 la celebración tiene como tema ’Mujeres en el café’, con el propósito de resaltar la urgencia de equidad de género en la industria desde el grano hasta la taza, con el sector femenil que participa en todas las fases. El año pasado se recordó la importancia, variedad y maravillas de este grano tan especial para millones de personas en todo el orbe para estimular el consumo de esta bebida, y generar una mayor demanda y mejores ingresos para los caficultores. El primer promotor del Día Internacional del Café fue la Asociación del Café de Japón en 1983. Estados Unidos se unió en 2005 y lo retomaron varios mercados. Pero hasta marzo de 2014 cuando los miembros de la OIC acordaron organizarlo en octubre, el primero, a fin de establecer una sola fecha para los amantes de la bebida en todo el globo terráqueo, porque muchos países hacían su respectivo ’día nacional’ en distintos meses. El objetivo principal de esta festividad llena de actividades, nos invita, como hoy, a comprar dos cafés y donar el importe de uno para los cafeticultores. Pocos bebedores de esta incitante infusión saben, por ejemplo, que en agosto de este 2018 los precios del café descendieron al nivel más bajo en 57 meses debido a factores fundamentales del mercado, fluctuaciones en la tasa de cambio. El aumento de temperaturas. Afectó la economía de diversos países como Nicaragua, Etiopía, Burundi y otros, cuyos ingresos dependen en gran parte de la exportación de esta materia prima. El futuro de la industria cafetera no es nada promisorio, pues a pesar de que hoy día se consumen más de 9.5 millones de kilos de café en el planeta, es decir 94.6 por ciento más que hace 35 años, el cambio climático amenaza con reducir drásticamente las zonas de cultivo, lo cual daría como resultado una considerable elevación en el precio del grano. De tal suerte que, en la mitad del área actualmente disponible para la siembra del grano, se tendrá que cosechar 2.5 veces más café para satisfacer la imparable demanda, nos explica ella. Afortunadamente, añade ante una aromática infusión que cultiva su colega Rosa María Campos, en su rancho veracruzano, todo parece indicar que la producción de café no se acabará. Y seguiremos con el disfrute del café al cual Johan Sebastian Bach compuso una cantata satírica en 1732. Salud por la existencia de esta maravillosa bebida a los que nos convocó, a todos, esta sublime escritora.
craveloygalindo@gmail.com

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor