EN LAS NUBES

Nuestro cielo

Carlos Ravelo Galindo

Nuestro cielo

Cultura

Junio 26, 2018 12:52 hrs.
Cultura Nacional › México Ciudad de México
Carlos Ravelo Galindo › Club Primera Plana

157 vistas

El presbítero Juan Manuel Villa Ceballos, al concluir su misión como ecónomo del Seminario de Tlalnepantla, después de cuatro años, confió a sus amigos: ’Las cosas o curren en el tiempo perfecto de Dios. No antes ni después’. El padre Villa Ceballos ganó aprecio y gran respeto cuando fue párroco de la iglesia el Campo Florido, como el actual Francisco Maldonado Hinojos. A los dos, esto que escribió Felipe Cubillos (1962-2011), empresario y millonario Chileno quién después de forjar una gran fortuna, se dedicó a la filantropía y después del terremoto montó una empresa para la reconstrucción de Chile. Falleció en accidente aéreo en la isla ’Juan Fernández’.
Léelo hasta el final, vale la pena.
Acerca de Dios y el Cielo: Creo que si actuamos bien, podremos estar en la lista de espera si el Cielo existe; y si no existe, habremos tenido nuestro propio Cielo en ésta Tierra. A Dios no lo encontré sólo en el mar del sur, En Las Nubes, en las tormentas, en las olas, ni en la meta, ni en las partidas; estuvo siempre conmigo, dentro, muy dentro.
Acerca de los HIJOS Definitivamente no son tuyos, son personas independientes, sólo quiérelos y ámalos, trata de educarlos con el ejemplo y enséñales a hacer lo correcto, si puedes, transmíteles que busquen sus propios sueños, no los tuyos. Y no esperes que te agradezcan todo lo que haces por ellos; ese agradecimiento vendrá muchos años después, quizás cuando te hayas convertido en abuelo. Será entonces que sabrán lo que significa ser Padre o Madre. Pero si te llegan a decir que están orgullosos de ser tu hijo, date por recompensado con creces. Y si alguno de ellos debe partir antes que tú, que al menos te quede el consuelo de haberle dicho muchas veces cuánto lo amabas.
Acerca de tus PADRES: No dejes nunca de agradecerles el hecho de que te hayan traído a este mundo maravilloso y que te hayan dado tan sólo la posibilidad de vivir, sólo eso, vivir.
Acerca del MAR, el VIENTO y la NATURALEZA: Admírala, protégela y cuídala, es única y no tenemos otra. Y al mar y al viento, nunca trates de vencerlos, y menos desafiarlos, llevan todas las de ganar. Si quieres ser un navegante, acostúmbrate a vivir en crisis permanente.
Acerca del AMOR: Da las gracias al universo, si te despiertan cada mañana, con un beso y una sonrisa, no pidas nada más. Y haz como las abejas y las mariposas, ellas no buscan la flor más linda del jardín, sino aquella que tiene el mayor contenido
Acerca de la RIQUEZA: Realmente no es necesaria; una vez que hayas financiado un flujo de caja para mantener a tu familia, trata de comprar más tiempo que dinero, más libertad que esclavitud. El tiempo vale más que cualquier riqueza.
Acerca de la ANGUSTIA y la AMARGURA: Cuando creas que algo no es posible, que los problemas te agobian, que ya no puedes, date un tiempo para ver las estrellas y espera despierto el amanecer, ahí descubrirás que siempre sale el sol, siempre…
Acerca del TRIUNFO: Si quieres triunfar debes estar dispuesto a fracasar mil veces y dispuesto a perder todo lo que has conseguido. Y no temas perderlo todo, pues si te lo has ganado bien, de seguro lo recuperarás y con creces.
Acerca del PRESENTE: Vívelo intensamente, es el único instante que realmente importa; los que viven aferrados al pasado ya murieron; y los que viven con el futuro, aún no han nacido. La vida es una sola, vívela...
Acerca del ÉXITO y el FRACASO: Reconócelos como dos impostores, pero aprende sobretodo de los fracasos, los propios y los de los demás, allí hay demasiado conocimiento que generalmente no usamos ni aprendemos.
Acerca de los AMIGOS: Elige los que están contigo cuando estés derrotado y en el suelo; porque cuando estés en la gloria, te van a sobrar’.
Finalmente, añadiríamos no te aferres a lo material. Sujétate a los sentimientos y los conocimientos, que te hagan elevar tu espíritu y crecer. Y con esta frase del padre Villa: ’cierro una etapa más en mi caminar como Sacerdote de Cristo’.
craveloygalindo@gmail.com

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor