Otro pesquero se suma al parque submarino de Madryn


Se trata del congelador merlucero de Iberconsa siniestrado el año pasado en el muelle Storni. El buque Urabain fue desmantelado en todo su equipamiento y vaciado de líquidos. Su hundimiento será en proximidad de Punta Cuevas.

| | Desde Unión Marítima
Otro pesquero se suma al parque submarino de Madryn

Industria

Abril 19, 2018 11:36 hrs.
Industria Internacional › Argentina
› Unión Marítima

926 vistas

La Capital Nacional del Buceo incorpora otro atractivo para la actividad en el lecho marino del Golfo Nuevo. El barco pesquero Urabain (MN 0612) de 79 metros de eslora, 12 metros de manga, 5 metros de calado y 1731 toneladas de peso se transforma en un nuevo parque submarino de Puerto Madryn.

El buque propiedad de la empresa Iberconsa de Argentina S.A. sufrió un incendio de proporciones en septiembre de 2017, mientras permanecía amarrado en el Sitio 4 del muelle Almirante Stoni.

El congelador merlucero fue declarado como ‘destrucción total’ por parte de la compañía aseguradora, sin posibilidades de volver a navegar, debido principalmente, a la fatiga de material a la que fue sometido el casco de la embarcación producto de las incandescentes llamas. El incendio del barco se produjo en la tarde del 7 de septiembre de 2017 y el siniestro fue sofocado completamente cinco días después tras una intensa labor del personal de la División Control Averías e Incendio (DCAI) de la Prefectura Naval, que contó con la colaboración del sector público y privado local.

Durante estos siete meses el buque permaneció en el Sitio 4 del Storni y la empresa Iberconsa accedió a cederlo para que la unidad, inutilizable para la actividad pesquera, sea transformada en un nuevo parque submarino.

Reemplazo en segundo semestre
El gerente General de Iberconsa, Juan Pablo Basavilbaso, señaló que este hundimiento le provoca sensaciones encontradas ya que por un lado, se concluye con la cesión del buque para ampliar la oferta turística de la ciudad, y por otro lado, termina la vida útil de una unidad productiva que durante años le dio satisfacciones a la empresa y fue sostén de muchas familias.

’Entre el desguace y el hundimiento, esta fue la opción más cara, pero aceptamos el pedido de la Provincia, el Municipio, el sector del turismo, de las operadoras del buceo y avanzamos en la limpieza y puesta a punto para que se haga el naufragio controlado’, indicó.

Basavilbaso anunció que el Urabain será reemplazado por un buque de similares características y se llamará API VII. El barco congelador arrastrero permanece en astillero en Vigo y hasta ahora se denominaba Pescaberbes Dos. Iberconsa prevé que a mitad de año ya esté en la Argentina y estiman que durante el segundo semestre estaría operativo comercialmente luego que se apruebe el reemplazo y obtenga el permiso de pesca y las cuotas de captura que pertenecían al Urabain.

Naufragio controlado
La Asociación de Operadoras de Buceo (AOP) de Puerto Madryn fue una de las entidades que gestionó la posibilidad de transformar el casco de esa embarcación en un nuevo ‘atractivo subaqua’ para la ciudad. El Golfo Nuevo es el lugar de excelencia para el buceo en Argentina, ya que sumado a los parques submarinos naturales, cuenta con naufragios que amplían la oferta de aventura para la actividad.

La empresa de salvamento y buceo Mar Limpio fue contratada para acondicionar el buque para que se concrete el naufragio controlado. Julio Pazos explicó, respecto a los procedimientos realizados sobre la estructura, que ’se retiraron primero todos los materiales quemados, se lo vació de los 650 mil litros de combustible que tenía, se retiraron los motores y se cortaron los elementos que pudieran representar un peligro en el lecho marino. El barco quedó a chapa pelada’, graficó.

El especialista precisó que se ’quitaron todas las aislaciones, cables, muebles, y se desmanteló la sala de máquinas. Prefectura Naval nos indicó que había que hacer un cerramiento completo a todos los accesos al buque, y además se cortó la arboladura y pórticos de pesca’, detalló Pazos.

En cuanto a los tanques de combustible indicó que ’tras el incendio se retiraron los 650 mil litros de gasoil que tenía. Los tanques fueron limpiados a fondo y luego llenados con agua de mar’.

Asimismo, en la etapa final de preparación para el naufragio controlado, ’se realizaron unos agujeros sobre la línea de flotación que van a ser abiertos una vez que se arribe al lugar del hundimiento para que la inundación sea controlada’. Julio Pazos explicó que el objetivo es que el barco descienda y se pose en el lecho marino en posición adrizada, y no sobre algunas de sus bandas.

La maniobra consiste en remolcarlo hasta el sitio asignado, posicionado con la lacha de practicaje, tras lo cual se hacen las aperturas de las tomas de mar, y se proyecta que el buque se vaya inundando progresivamente de popa hacia proa. Durante 30 días, la Prefectura Nacional Argentina realizará un control ante alguna fuga o afloramiento de materiales para su confinamiento y extracción.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor