1

1,199 vistas

Julio 04, 2019 09:45 hrs.

Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


POCOS, MUY POCOS POLÍTICOS PUEDEN CONVOCAR EN EL ZÓCALO A MÁS DE CIEN MIL ALMAS QUE LLEGAN A ESCUCHAR Y APOYAR. Esta es la fuerza real de AMLO, su penetración en la conciencia de las masas se basa en que les habla en su lenguaje, en lo que ellos quieren que se transforme, en sus esperanzas y en sus realidades, por vez primera un político, después de muchos años es capaz de hablarles directamente, de consultarles, de tomarlos en cuenta cuando siempre han sido ignorados y marginados, operan las acciones políticas y económicas para beneficiar a un pequeño grupo utilizando los bienes y los fondos públicos en el manejo para sus negocios privados. La corrupción era muy clara, la ignorancia de las gentes era peor, la distancia entre gobernantes y gobernados era increíble y las acciones en contra de los jodidos aumentaba su resentimiento, enojo y encabronamiento y, cuando se toman en cuenta, por supuesto que ellos se entregan incondicionalmente, así que poco es lo que podrán lograr los clase medieros cuando ellos encabezan las acciones en contra del presidente y solamente polarizan los actos con una palabrería que no concuerda con la realidad, exagerando las definiciones y las agresiones en contra de un líder que cuenta con una gran mayoría de gentes que, a lo mejor no tienen la capacidad y la cultura y que al atacarle basados en el apoyo que le brindan las ’masas ignorantes’ como ellos las definen, lo que hacen es exactamente que ellos reaccionen con un apoyo incondicional, a lo mejor visceral, pero el apoyo es real, mientras los reclamos son privados y sin sentido, ya que no provienen con una dirigencia calara sino todo es confusión alegando que ellos son la ’oposición’ pero, sin dirección, y así su esfuerzo se pierde después de los actos donde su esfuerzo se concentra en grabarse ellos mismos para mostrar que están en la ’protesta’ pero, esa protesta no tiene ni pies ni cabeza porque no tiene organización y, los partidos, están fuera de su alcance y movilización, ni siquiera el PAN tradicionalmente un partido de derecha y conservador tiene el valor de ponerse al frente, porque al final de cuentas, ese partido como los demás, se reducen a la fuerza que les puede dar no un partido de masas, sino un grupito mafioso que se reparten los puestos y presupuestos sin la operación y la validación de los grupos sociales y así se pierden en ese océano de la nada…

En tales condiciones la cuarta transformación está empeñada en destruir o cambiar las formas y los fondos de actuar de las instituciones obligando a que los beneficios que se entregan a las gentes no sean fríos ni dados por medio de simples operaciones bancarias, sino que tengan el contacto con los representantes de MORENA, con los cuales exista una relación directa que comunique las acciones de la dirigencia a la gente, este mismo proceso se operó en Cuba con los famosos COMITÉS DE DEFENSA DE LA REVOLUCIÓN, donde en pequeñas células, electas entre ellos mismos, se operaban los actos de apoyo y de vigilancia para brindarse solidaridad y seguridad en cada calle y en cada manzana, así, ese grupo se convierte en la realidad en el operador político que trasmite los cambios y las peticiones en acciones desde la dirigencia a las bases sociales de ese grupo, póngase los nombres que quieran, el asunto es que la experiencia es la que mejor queda para aplicarse, de acuerdo a la realidad y la ideología de las masas en México.

Así, todas las experiencias que no se han vivido y no reconocen los viejos estilos de desgobierno, no pueden ser aceptadas por los grupos de la oposición desorganizada que solamente se pierde en desgastadas consignas que van en contra de un líder, sin mayor acción que su resentimiento, prepotencia y miedos, por ello, cuando los jodidos, el infeliciaje nacional ve esas reacciones más se convence que el cambio es rea, porque los que directamente, siempre, han jodido a los jodidos, son esos grupos que operan en la economía y en lo político como intermediarios de sus verdaderos jefes que son los grandes financieros, comerciantes y empresarios, nadie puede responder bien a los reclamos de ’justicia’ de los capataces, así que cuando ellos dicen que ese cambio solamente está definido en contra del sistema y de las instituciones, pues solamente fortalecen la convicción de que van por el buen camino, ya que el infeliciaje es también lo que busca, los cambios y la destrucción de esas instituciones que durante años los tuvieron con la pata en el pescuezo.

El infeliciaje que es la mayoría del pueblo mexicano aguanta las jornadas de protesta cuando ven que hay liderazgo en el que confían y hace lo que ellos quieren, así vemos cómo resisten el calor, el frío, las distancias y la lluvia mientras el gran Tlatoani habla, los claesemedieros aguantan algo de ese tiempo, pero no lo suficiente para marcar que están realmente preocupados y encabronados y no dan razonamientos de qué es lo que no les gusta de la política de AMLO, sino que se pierden en las definiciones de que vamos a ser una nueva Venezuela o estamos cayendo en una dictadura o que AMLO ha traicionado a la patria, y todos esos ’argumentos’ no son válidos ya que los jodidos saben que la Venezuela de la que hablan los fifís, no es real en este país, ni les interesa, ellos conocen día a día lo que significa ser pobre, jodido, explotado y reprimido, por eso ni les espanta y más bien creen que AMLO está liberándolos de esa explotación y marginación, la dictadura también les importa un carajo ya que ellos siempre han sufrido la dictadura de los políticos en el poder que no les consultaban sino que les imponían todo en su contra, para beneficiar a un grupito usando los bienes y recursos públicos para hacer sus negocios privados, y si hablan de traición a la patria, no creo que hay más traición que el desmantelar los bienes públicos para venderlos a precios bajos a un grupo de privilegiados o traer a este país a Trump, antes de ser siquiera presidente, o enviar sus fortunas al extranjero o irse a vivir fuera del país por temor a los cambios, en vez de entenderles y continuar apoyando el desarrollo de México, así que el miedo hace ver torcidas las cosas y las acciones, por ello no impactan donde deben impactar, recordando que los clasemedieros y riquillos son poquitos y la inmensa mayoría, en México, es de los injodibles y del infeliciaje, así que por número ya pierden de todas todas…

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor