Polémica por versión que Ratones Verdes se dejaron ganar en México 68′


Obedeció a que la Femexfut no dio premios económicos, según Javier Vargas, ex portero del Tri


Temas clave / Deportes

Deportes

Octubre 19, 2018 21:06 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

6,415 vistas

+Molestos, desmienten esa versión Ignacio Basaguren y Carlos Albert, ex seleccionados

Ciudad de México, (Balón Cuadrado/agencias).- Hace medio siglo, México tuvo la oportunidad de ganar una medalla, la primera olímpica en futbol, como anfitrión de los Juegos de 1968. Todo mundo pensó que así sería. Dorada, incluso. Era un equipo plagado de excelentes jugadores. No fue así. Ni plata ni bronce. Quedó en cuarto lugar: perdió ante Japón. Porque, se sabe ahora, se habrían dejado ganar.

Todo se resumía a una palabra de seis letras: dinero.

Historia que levantó ámpula y causó polémica. Pero tuvieron que pasar 44 años para que el Tri tuviera una medalla, de oro. Fue en Londres 2012.

Guillermo Cañedo de la Bárcena, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, de 1960 a 1970, –incondicional de la dinastía Azcárraga, dueña de Telesistema Mexicano, ahora Televisa— tenía todo fríamente calculado para que el representativo nacional obtuviera la medalla de oro. También encabezaba el comité organizador del Mundial de 1970. Salivaba con las jugosas ganancias.

Mas en ambas justas fue eliminado.

Javier Gato Vargas, 77 años, ex seleccionado nacional, guardó el secreto por cinco décadas bajo siete llaves, en el baúl del olvido, como todos los integrantes de aquella Selección Mexicana Olímpica de 1968. El pasado lunes reveló la realidad, su verdad.

El ex portero del Atlas e integrante del Tri que representó a México en aquella justa olímpica –que fue histórica por diversos motivos– rompió el silencio y confesó lo inconfesable: ante la falta del pago de los directivos de la Femexfut para aquel equipo, los jugadores decidieron dejarse ganar en la semifinal.

’No nos pasó ni por la mente, no teníamos la capacidad de valorar y darnos cuenta de que nos estábamos hundiendo nosotros mismos’, reconoció el ex futbolista del Atlas, de 77 años, en entrevista radial para De la Patada de Guadalajara, Jalisco.

Aquella Selección, integrada por jugadores de la Liga, era dirigida por Ignacio Trelles, quien había estado en el banquillo en los mundiales de Chile 1962 –donde venció a Checolovaquia, a la postre subcampeón– e Inglaterra 1966.

En la primera ronda venció a Colombia, perdió con Francia y goleó a Guinea para avanzar a los cuartos de final.

Los seleccionados, según Vargas, pidieron a los directivos de la Femexfut, que en caso de ganarle a España, en esa ronda, se pagaran premios al grupo y mejores condiciones de viaje para ir Guadalajara. Ahí se jugaría la semifinal.

El Tri venció a España 2-0, en el Estadio Azteca, y debía jugar la semifinal contra Bulgaria, en el Jalisco, en la antesala de la gloria por la medalla de oro.

Pero los federativos incumplieron la petición de premios económicos. El castillo de ilusiones se desmoronó.

Y desató el incordió de los jugadores.

’Ahí vino la rebeldía. Hablamos con los jerarcas, los cabezas –líderes– del grupo determinaron y todos estuvimos de acuerdo en que no seguíamos adelante’, reveló el ’Gato’.

Aclaró:

’No suspendimos el partido porque se tenía que jugar. Había un compromiso a nivel nacional, no dependía de nosotros’.

En entrevista realizada por Deportes W, el mediocampista mexicano Ignacio FraileBasaguren, integrante de ese equipo olímpico, expresó su molestia por las declaraciones vertidas de su compañero de equipo, ‘Gato’ Vargas, hace 50 años, donde aseveró que el combinado nacional se había dejado ganar contra búlgaros y japoneses.

’No sólo no es cierto, sino que no parece lógico nada de lo que hoy se dice con lo que ocurrió a lo largo de los años (…) No hay manera de guardar un secreto entre dos. Mucho menos entre tres y mucho menos entre las cabezas del equipo que pretende El Gato inmiscuir en esta declaración.’

Además, esgrimió, que Trelles no habría expuesto su carrera en una situación así.

’Qué curioso que gente tan honorable que es capaz de hacer un complot, guarde un secreto 50 años. Ni que fuera de vida o muerte ¿no? Y que luego involucren a Nacho Trelles. No me resulta lógico, de ninguna manera’, lamentó.

Y explicó que Don Nacho no era alguien a quien podrían engañar.

’Primera: ‘Nacho’ no era un niño; segunda: estaba acostumbrado a tratar con futbolistas profesionales de la época y sobre todo de la anterior, que eran mucho más bravos que los que le tocaron en los olímpicos.

Y tercera:

’Si estuviera de acuerdo pues no los hubiera alineado en el partido de Japón que le costó a ‘Nacho’ su inmaculada carrera’.

Tras la derrota que congeló la esperanza de un país, con goles de Kunishige Kamamoto, Trelles, con la ironía que los caracteriza, soltó a la prensa:

’Querían sopa de liebre pero no teníamos liebre’.

Balón Cuadrado deseo saber cuál era la postura de Trelles, 102 años de edad, cumplidos el pasado 31 de julio, respecto a este polémico tema. Leticia, una de sus hijas, quien se encarga de manejar su relación con la prensa, explicó vía telefónica que si bien se mantiene lúcido, hay cosas que ya no recuerda. Y que prefería no fuera entrevistado.

El viaje a Guadalajara fue otro episodio.

Sigue El Gato:

’Nos trajeron en ’Pullman’ (tren dormitorio) porque queríamos que nos trajeran en avión. Hubo indisciplinas. La mayoría nos fuimos al carro bar. Estuvimos ahí muy noche. Nos mandaron al psicólogo para ver si podía hacer algo al respecto; pobre psicólogo, no hizo nada, al contrario, lo emborrachamos (…) se hizo un desastre.’

Reconoció que fue ’desastrozo’, aquél episodio, ’pero nunca se supo. Todo eso que pasó nunca salió a la luz pública. La gente no sabe todavía qué pasó en ese 1968″, confesó Vargas.

Antes del juego contra los búlgaros, Trelles se percató de la inconformidad de los jugadores, de acuerdo con Vargas.

’Nos dijo que él nos apoyaba, que él estaba de acuerdo en lo que nosotros concluyéramos. Decidimos que no jugábamos aquí (en Guadalajara) contra Bulgaria y cuando él ya lo sabía, llegamos del hotel al Estadio Jalisco y nos dijo: ‘yo nada más les voy a preguntar quién quiere jugar y me levantan la mano’. Desgraciadamente nadie levantó la mano. Todos dijimos que no, que estábamos todos en el mismo paquete’, narró.

El técnico armó la alineación y salieron a la cancha en un juego que perdieron 3-2 frente a los europeos, el 22 de octubre de 1968:

Javier Vargas;Juan Manuel Alejandrez, Héctor Sanabria, Javier Sánchez Galindo, Mario Pérez, Luis Regueiro (Ignacio Basaguren), Héctor Pulido, Elías Muñoz (Álvarez); Vicente Pereda, Césareo Victorino, Morales.

’Entramos a la cancha. Pero con la consigna de que no queríamos jugar y yo pienso que, yéndome a la cabeza de todos, dijimos: ‘vamos a perder como desquite’. Entonces, no jugamos bien. Desde luego que aquí nos ganaron con mucha facilidad los búlgaros y después teníamos que ir a México para jugar contra Japón por el tercer lugar y ahí todavía había alguna oportunidad (de medalla)’, describió el ex portero.

Ya en el Azteca, México perdió 2-0 ante Japón y dejó ir ahí la medalla de bronce.

’La gente lo debe recordar. Nosotros no quitamos el dedo del renglón, todavía Vicente Pereda tuvo un penalti y él nos dijo que lo había fallado intencionalmente porque las cosas estaban de esa manera. Fue un caos’, reveló el ex seleccionado.

Curioso que Pereda, emblemático jugador del Toluca, jamás ha hecho referencia a esa historia. Siempre ha mantenido un perfil bajo. Elude a la prensa.

Así alineó México ante Japón por el tercer lugar el 24 de octubre de 1968:

Vargas; Alejandrez, Sánchez Galindo, Sanabria, Pérez; Regueiro, Estrada (Hernández), Basaguren; Pereda, Victorino (Muñoz), Albino Morales.

Ahora, cinco décadas después, Vargas admite que aquel grupo sacrificó la gloria olímpica por priorizar el conflicto contra los directivos.

’Ahora hay que apechugar’, filosofó.

’Nos equivocamos. Nosotros tuvimos la culpa de lo que pasó en las Olimpiadas del 68. Todavía no asimilamos bien de que pudimos haber hecho más en el futbol (olímpico) a ese nivel, si no hubiéramos cometido ese error’, aceptó.

Carlos Albert Llorente, fue otro que desestimó las palabras de Vargas. Ex jugador que estuvo activo de 1961 a 1971 con Necaxa y que, formó parte de la selección en diversas ocasiones, no fue llamado al equipo olímpico.

Incluso se dijo ’sorprendido’ ante lo dicho por el ex portero.

No dio crédito a las palabras del Gato, pues cree casi imposible que, existiendo tanta gente involucrada, en algo así, no se diera a conocer antes.

Además, coincidió, que Trelles jamás participaría en algo de esa envergadura.

’No lo puedo creer. Menos en una Selección Olímpica y menos estando ’Nacho’ Trelles al frente. Me parece todo muy extraño. Pasaron muchos años. Se me hace increíble. No doy crédito’, lamentó Albert a Diario AS.

’Me niego a creer eso. ‘Nacho’ Trelles jamás hubiera aceptado algo así. Lo conozco muy bien. Lo tuve de técnico en varias ocasiones y de ninguna manera él hubiera propuesto, y mucho menos aceptado, que esa situación se diera’, agregó.

Además puntualizó, en el seno de la selección nunca se había hablado de algo parecido entre sus compañeros, pese a que él no pudo participar en las concentraciones y la justa olímpica.

’Hablé con Trelles y me bajó de la lista. No participé ni en las concentraciones ni en los Juegos Olímpicos, lamentablemente. Pero nunca había escuchado de este tema en específico’, precisó.

’Fui compañero de todos ellos –llamó ’hermanos’ a algunos– en otras selecciones anteriores y jamás había escuchado nada parecido, ni cercano de nadie, en ningún momento. Por eso es que yo no lo creo, aunque no fui parte de ese grupo’.

’Yo no soy nadie para (des) calificarlo (a Javier Vargas). Pero de que yo haya sabido o escuchado una cosa de este tipo, yo lo hubiera comentado y no personalmente. Públicamente lo hubiera tratado a nivel periodístico. Pero no, no doy crédito a Vargas de ninguna manera’, concluyó.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor