1

1,145 vistas

Junio 05, 2019 20:44 hrs.

Fabián Jiménez Narváez (Fajina) › diarioalmomento.com

Periodismo Nacional › México Estado de México


*Columna publicada en SDPnoticias.com

Emilio Lozoya Austin, amigo del ex presidente de México Enrique Peña Nieto, no se salvó del escándalo de los sobornos de Odebrecht, donde todos los caminos lo involucran.

En la Ciudad de México, como lo dio a conocer el pasado 27 de mayo de este año, la ’Silla Rota’ en su publicación, dando un duro golpe que pone en tela de juicio a empresa austriaca ligada a Odebrecht.

Doppelmayr Seilbahnen GmBH fue uno de los tres finalistas en la licitación del Cablebús declarada desierta. Su propuesta la presentó en conjunto con Gami Ingeniería.

El proyecto original de Doppelmayr Seilbahnen GmBH para la Línea 1 del Cablebús fue el más caro. El costo que proponía era de tres mil 525 millones de pesos. Un 25 por ciento más de lo que el gobierno capitalino tiene presupuestado.

La empresa austríaca Doppelmayr, especialista en la construcción de teleféricos, entre abril 2013 y marzo 2014, construyó el teleférico que une las ciudades bolivianas de La Paz y El Alto, obtuvo en el mismo período beneficios de unos 89,8 millones de euros (112,03 millones de dólares), un 3 por ciento menos que el año anterior. El camino de los Euros…se podría decir que es parte fundamental de licitar en la Ciudad de México.

Doppelmayr emplea a nivel mundial más de 2.450 personas, de ellas la mitad en Austria y el resto repartidas por todo el mundo.

El principal negocio de la empresa es la construcción de teleféricos en centros turísticos alpinos, sobre todo para practicar el esquí alpino.

Los principales mercados de Doppelmayr son Europa, Rusia y América del Norte, aunque el negocio que más crece es el de Asia y Sudamérica, que ya ocupa un tercio de sus operaciones.

En Bolivia, por ejemplo, la empresa austríaca se jacta de construir el "teleférico urbano más grande el mundo", un proyecto valorado en poco más 235 millones de dólares.

Este teleférico, que la primera de sus líneas inició operaciones el 30 de mayo de 2014 La Paz y El Alto, que cuenta con 10.377 metros lineales en total, once estaciones y 74 torres, con obras que ocuparán un área de 30.100 metros cuadrados.

Para Morales, el teleférico es su apuesta fuerte de cara a su cuestionada postulación a un cuarto mandato en octubre próximo. Seguro de ello, el mandatario ha dicho que la construcción de más teleféricos ’depende del pueblo’.

¿Para dónde va esta licitación en la Ciudad de México? ¿Será para beneficiar a puros ’cuadernos’?
La publicación indicó que para realizar la obra se suscribieron dos contratos entre el Ministerio del Poder Popular para el Turismo y Venezolana de Teleférico, C.A. con la compañía Doppelmayr Seilbahnen GMBH. Además, "se firmaron 12 contratos adicionales por conceptos similares lo que abultó 85 % los costos".

En diciembre de 2016, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos dio a conocer una investigación sobre la constructora brasileña Odebrecht, donde se le acusó de realizar sobornos a funcionarios de 12 países para obtener licitaciones públicas. De entre ellos, Venezuela.

Un informe realizado por Transparencia Venezuela señaló a la empresa Doppelmayr Seilbahnen GmBH, presidida en ese entonces por Martín Schoffel quien firmó como representante de Odebrecht un contrato de obra para realizar la Línea III La Rinconada del Metro.

Esa licitación fue suscrita por el presidente del Metro de Caracas, Gustavo Enrique González López, uno de los siete funcionarios de alto nivel que establecieron contratos millonarios con la empresa del fundador Norberto Odebrecht.

Las invitaciones restringidas a cuatro empresas internacionales para participar en la construcción de la primera línea del Cablebús Cuautepec- Indios Verdes, Gustavo A. Madero.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, señaló que las constructoras invitadas son Leitner, Doppelmayr, Bartholet y POMA.

Aunque no descartó procesos de adjudicación directa, aseguró que no permitirá la corrupción en su gobierno, pues resaltó que este proceso será transparente y competitivo.

Será alrededor de un mes lo que durará el proceso para decidir el nombre de la empresa que construirá la L1 del Cablebús.

Entretanto, Emilio Lozoya, deberá sortear los escándalos de corrupción, donde la Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo diversas órdenes de aprehensión, contra el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), por el delito de corrupción. Donde, la empresa Doppelmayr Seilbahnen GmBH de Austria es vinculada con Emilio Lozoya y Odebrecht.

Pero además que trabajó con Evo Morales, mandatario de Bolivia, es decir, se va a beneficiar a una empresa que tiene vínculos con Odebrecht, pero la autoridad se va hacer de la ’vista gorda’, solo porque son amigos de Morales, un amigo del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor