1

4,310 vistas

Mayo 04, 2019 19:26 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+’Te alimentas como juegas’, observa Tania Sandoval, nutrióloga del equipo

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- No se ve a simple vista una parte del trabajo del León, equipo líder –y revelación en el torneo Clausura 2019-- de la Liga Mx, que poco atractivo futbolístico brinda cada jornada. Y está asociada a la medicina del deporte, que nimia importancia metodológica tiene en el balompié local: la comida.

Su filosofía: ’te alimentas como juegas.’

Y se refleja en que el cuadro Esmeralda logró una marca histórica de 12 partidos ganados al hilo y se instaló en el primer lugar de la tabla de posiciones en la Liga MX y va a la caza de su octavo título.

Pero ¿qué come la Fiera?

’Anteriormente sí tenía ese detalle, de que no todos los jugadores estaban trabajando con el mismo compromiso. Ahora puedo decirte que 99% del grupo está muy comprometido y son muy disciplinados. No tengo problemas con los futbolistas en cuanto a la alimentación’, compara Tania Sandoval, nutrióloga del Club León, cuya función no está bajo los reflectores mediáticos.

La alimentación ha influido en el buen desarrollo del equipo esmeralda. Tania ha generado una preparación personalizada con respecto al físico de cada futbolista y la demanda que involucra cada una de las posiciones que ocupan.

Es decir, la carga calórica en la alimentación no es la misma para el delantero Joel Campbell, que pesa 78 kilogramos y mide 1.78 metros, que la del portero Rodolfo Cota, que mide 1.83 metros y pesa 85.8 kilos.

’La diferencia de posición se ve en las porciones que consumen; la cantidad de calorías de un portero es más elevada que en la de un delantero o medio.

Los porteros tienden a tener brazos más largos, piernas largas y espalda muy grande. Su aporte de calorías es mayor; casi complementándose al parejo carbohidrato con proteína para aumentar masa muscular y poder tener el formato tipo ideal de un portero. Aunque por lo general la alimentación de un futbolista se basa en carbohidratos, proteínas y se complementa con lípidos o grasas saludables’.

El desarrollo de los futbolistas se ve beneficiado o perjudicado directamente con la manera en que se Alimentan.

Por ejemplo, al líder de goleo Ángel Mena, con 14 goles y nueve asistencias, ningún otro futbolista lo supera.

’Mena es muy disciplinado. Si se le da una orden la sigue el pie de la letra. Ahorita estábamos checando su peso y desde su llegada sólo bajo un kilo y medio, logrando mantenerse en el mismo peso, con él hemos tenido un gran trabajo, todos los suplementos que le hemos implementado han funcionado de maravilla’.

Gran parte del desarrollo alimenticio del equipo León se basa en el trabajo conjunto de Tania y Luis Fernando Martínez, preparador físico del equipo.

’Tengo que estar en comunicación con Luis Fernando. Le entrego reportes de peso y tiene un control semanal de los jugadores para saber si suben o bajan de peso y por qué. Me comenta las cargas semanales de entrenamiento para yo saber cómo implementar los suplementos y de qué manera adminístralos dependiendo el tipo de entrenamiento que vaya a realizar el grupo’, explica la nutrióloga del conjunto guanajuatense.

¿Cómo se prepara un día de partido?

El primer punto a tomar en cuenta es si el partido se juega como visitante o local. Se debe conocer cómo estará el clima y con base en ello, se administra la hidratación de un futbolista, ya que cuando la deshidratación llega a ser de 2%, puede perjudicar hasta 20% del desarrollo del jugador.

En cuanto a la alimentación, un día antes del partido se hace una carga de carbohidratos en la noche. Que involucra pasta, puré de papa o puré de camote complementado con proteína como pollo, salmón o carne de res. El día del partido en el desayuno por lo general son batidos y fruta; la comida previa continúa con carga de carbohidratos con pastas o sopas complementadas por carne blanca y verdura.

Antes de comenzar el partido, los futbolistas tienen una carga mínima en la que comen gelatina, fruta o barras energéticas; pero siempre algo ligero.

Los suplementos son constantes, ya que se les da antes del calentamiento, al medio tiempo y posterior al partido. Después del partido, dependiendo de si hay juego la siguiente semana, se les da suplemento y cena controlada para comenzar la recuperación, o tienen la cena libre.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor