1

6,122 vistas

Octubre 16, 2018 19:15 hrs.

Armando Fuentes Aguirre › guerrerohabla.com

Periodismo Nacional › México Coahuila


El Hotel Colonial San Miguel es uno de los sitios más bellos de Saltillo. Si todavía no lo conoces deberías conocerlo. Su restorán es excelente. Te sirven ahí unos chilaquiles, un machacado, unos huevos llamados del Corral y un queso con rajas que te dan ganas de regresar un par de horas después y volver a pedir lo mismo.

El lugar, en la calle de General Cepeda al sur, entre De la Fuente y Escobedo, está bellamente decorado por el pincel de un gran artista, Marco A. Muñoz, y en el domo que cubre el restorán se puede ver una magnífica reproducción del Juicio Final, de Miguel Ángel, en la Capilla Sixtina, reproducción llevada a cabo por Impresos Rivera. No cabe duda de que don David Valdés Jaramillo, su señora esposa y sus hijos, han dado a nuestra ciudad, con el Hotel San Miguel, un agradable establecimiento ya sea para hospedarse en él, para ir a disfrutar sabrosas viandas o simplemente para tomar por las tardes un café o un té en un ambiente acogedor y amable.

Este domingo que pasó invité a desayunar ahí a los integrantes del coro que tiene su sede en Radio Concierto, y que sin merecerlo yo lleva mi nombre por generosa insistencia de su creador y director, el talentoso Alejandro Reyes.

Con ese convivio quise agradecer a los miembros del grupo su participación en la reciente ceremonia en la cual la Universidad Autónoma de Coahuila me otorgó –también sin merecerlo- su máximo grado, el de Doctor Honoris Causa.

En esa ocasión para mí tan significativa el coro interpretó magistralmente el himno ’Gaudeamus igitur’. La pieza, de venerable antigüedad, es el himno de los universitarios del mundo. Se canta ordinariamente en los actos académicos de las universidades europeas, especialmente en Alemania e Inglaterra. Brahms lo incluyó en su obertura Festival Académico, y se escucha en películas que tienen que ver con la vida universitaria, como ’El príncipe estudiante’ y ’Adiós, Mr. Chips’.

El coro de Radio Concierto cantó el ’Gaudeamus’ a la entrada y salida de la comitiva de honor en el paraninfo del Ateneo Fuente, recinto donde se llevó a cabo la ceremonia doctoral. La interpretación le dio particular realce al acto y lo dotó de un especial carácter académico. Y es que la agrupación que dirige Alejandro Reyes es en verdad brillante. En él hay voces de todas las tesituras: tenores, desde lírico hasta dramático; barítonos y bajos; sopranos lo mismo coloraturas que dramáticas; mezzos y contraltos. Con el elenco de quienes forman el conjunto podría representarse cualquier ópera.

De hecho están preparando ya ’Il Tabarro’, una de las tres obras que con ’Suor Angelica’ y ’Gianni Schicchi’ forman el famoso ’Trittico’ de Puccini.

Esas voces de tanta calidad, y su director, serían base para la creación de la Ópera de Coahuila, un conjunto que ciertamente enorgullecería al Estado, donde tan intensa labor cultural se está llevando a cabo.

Gracias otra vez al coro por su brillante actuación en la ceremonia de mi doctorado. Y gracias al Hotel San Miguel y a su excelente restorán por habernos recibido en esa grata convivencia del domingo.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor