Averígüelo Vargas.

Recibe Antonio Gaspar los mejores apoyos para iniciar con fortuna su alcaldía.

Enrique Vargas Orozco.

Recibe Antonio Gaspar los mejores apoyos para iniciar con fortuna su alcaldía.

Temas clave / Edo. Guerrero Columnas

Periodismo

Julio 12, 2018 21:43 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Enrique Vargas Orozco. › guerrerohabla.com

5,615 vistas

El buen manejo de las finanzas públicas con Astudillo permitió superar el caos que dejaron perredistas. —Recibe Antonio Gaspar los mejores apoyos para iniciar con fortuna su alcaldía.

Los recién electos diputados locales de Morena aseguraron después de recibir sus constancias de mayoría, que los coloca como la primera bancada dentro el legislativo estatal, lo que les permitirá encabezar la Junta de Coordinación Política, anunciaron que harán una revisión de la política económica del gobierno de Héctor Astudillo Flores, con la intención, aseguran, de poner orden u evitar los excesos.
Sin embargo, si los nuevos legisladores efectivamente hacen una revisión de la forma en que ahora se han manejado los recursos públicos, lo que les corresponderá hacer será un reconocimiento por el manejo responsable y bien orientado que ha hecho el mandatario estatal, para poner orden en un sistema financiero estatal que le entregaron casi colapsado.
Así lo hace notar el secretario de Desarrollo Social, Mario Moreno Arcos, quien destacó que a razón del gasolinazo del año pasado, el gobernador Astudillo redujo su salario y el de sus colaboradores en un 30 por ciento, además de establecer una serie de ahorros en gasolina, celulares, viáticos y otros gastos que se hacían como parte del desempeño de las labores de gobierno.
Desde entonces se aplicó una política de austeridad y recorte de gastos innecesarios, para destinar mayores recursos financieros a los trabajos dirigidos a mejorar las condiciones de vida de los habitantes del estado, dando preferencia a las zonas y comunidades más necesitadas y empobrecidas.
Los nuevos diputados no deben perder de vista que Héctor Astudillo recibió el gobierno con una enorme deuda y con las finanzas en las peores condiciones posibles, por lo que hubo necesidad de acudir al gobierno federal a plantear la necesidad de recibir recursos extra en calidad de préstamos para poder hacer frente a los gastos de fin de año, inevitables, tratándose de las prestaciones más importantes de los trabajadores de la burocracia estatal.
Los gobiernos de Zeferino, Aguirre y Ortega dejaron de pagar los impuestos federales de los trabajadores y hasta las cuotas del IMSS y el ISSSTE, que Astudillo tuvo que enfrentar y solucionar.
Por esa razón el gobierno federal le ha impuesto fuertes descuentos en estos años en las participaciones federales, lo que genera un problema muy serio al gobierno estatal, que tiene que hacer toda clase de movimientos para superar los problemas y las carencias que esos recortes le imponen.
Por eso, lo que los nuevos diputados deberían hacer al revisar la cuenta pública es extenderle un reconocimiento al gobernador Astudillo, por el impecable manejo de los recursos públicos, en lugar de pensar en terminar con los excesos en el manejo financiero del estado, porque todo indica que nada de eso existe.
Además, los nuevos diputados tendrán que poner el ejemplo de austeridad y buen manejo de los recursos de que dispondrán, para lo que se espera que cumplan con el ofrecimiento de su jefe, AMLO, de reducir sus dietas y apoyos extras en un 50 por ciento.
RECIBE ANTONIO GASPAR LOS MEJORES APOYOS PARA QUE INICIE CON FORTUNA SU ALCALDÍA. —No hay duda que de los nuevos 81 alcaldes que ocupen los espacios municipales en el estado, hay quienes llegan con buena estrella y otros estrellados, los primeros porque arribarán al sillón edilicio con los mayores apoyos y todos los respaldos necesarios, mientras que otros tendrán que buscar primero disminuir los conflictos que se plantean en su contra y convencer de que son la mejor opción para dirigir los destinos del municipio que les corresponde.
En una situación de privilegio se encuentra el nuevo presidente municipal de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, quien logró el triunfo postulado por la coalición PRD, PAN y MC, aunque fue la fuerza del perredismo la que lo impulsó principalmente a alcanzar esa posición, porque aquí ni el PAN ni MC tienen una representación ni una base que pueda definir el triunfo.
Representa, sin duda el triunfo más importante del perredismo en el estado, aunque debe hacerse notar que la fuerza del candidato fue la que permitió superar al PRI y a Morena, aunque esta iba con una candidata muy poco conocida y sin la imagen suficiente para lograr una posición de ese nivel.
Toño Gaspar, como lo conoce familiarmente la gente, ya se entrevistó con el gobernador Héctor Astudillo, chilpancinguense de origen y quien siempre ha mostrado su interés por ayudar a la capital del estado a superar los problemas que se han presentado recientemente.
La presencia del gobierno del estado y la colaboración del gobernador en la capital son esenciales para lograr un buen gobierno, pero también es necesaria la presencia del Congreso del estado, con cuyo principal representante, Héctor Vicario Castrejón, se entrevistó recientemente, aunque la actual legislatura concluirá sus funciones casi al mismo tiempo que Gaspar entre al ayuntamiento, es decir, a mediados del mes de septiembre.
Al nuevo presidente capitalino le corresponderá desarrollar su periodo municipal en los tres años de la 62 Legislatura, que será encabezada por los diputados de Morena, aunque ya hubo un acercamiento de dirigentes y diputados electos de las diputaciones que le corresponden a Chilpancingo y ahí se hicieron compromisos de trabajar juntos para atender de mejor manera las necesidades que existen y para superar los problemas que surjan más adelante.
Ortega Beltrán es el primer presidente municipal de Chilpancingo que no tiene filiación priista, ya que milita en el PRD, con el que contendió hace 3 años en busca de la alcaldía, pero fue superado por Marco Antonio Leyva Mena, quien ha enfrentado una serie de problemas que dejaron su administración marcada por los servicios que no pudieron cubrirse satisfactoriamente, por la licencia del primer edil y por la intervención del TEPJF, para obligar a los diputados locales a reinstalarlo en sus funciones.
Sin embargo, el nuevo alcalde capitalino militó anteriormente en el PRI y como parte del equipo de Héctor Astudillo ocupó una de las dos sindicaturas en el periodo de la alcaldía de Mario Moreno Arcos, al término de la cual esperaba una nueva oportunidad y como no la tuvo emigró al perredismo, y ahora, en su segunda oportunidad alcanzó el triunfo que lo coloca como presidente municipal y el primero que no milita en el PRI, aunque la elección la gana el PRD, con un ex priista.
evargasoro@hotmail.com
evargasoro@yahoo.com.mx


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor