1

290 vistas

Enero 07, 2019 18:14 hrs.

Alejandro Cea › diarioalmomento.com

Biografías Nacional › México Ciudad de México


De lo vivido seleccionamos, valoramos, juzgamos. Hacemos nuestros o rechazamos personajes y eventos. El pasado está ahí: fuente de enseñanzas, de orgullos; resumidero de vergüenzas y negaciones; territorio a evitar. La decisión es de cada quien. Por ello decir: somos arquitectos de nuestro propio pasado es una verdad de las grandes.
¿Somos lo que fuimos? Cada quien conteste. Lo indudable es la presencia del pasado como herida, orgullo, cumbre, abismo, vergüenza o logro. Todo junto. Tenemos la libertad de seleccionar: de perdonar y aceptar; de descubrirnos y encontrar en la experiencia el sentido del presente. Al recordar, al reflexionar construimos nuestros conocimientos y valores de hoy con los materiales del pasado.
Ahora en que estamos y seguiremos – desafortunadamente - dentro de las polémicas, temores, divisiones y esperanzas de un nuevo gobierno las ideas claras no son necesarias. Tomar un libro para recordar lo ocurrido no es huida; es afianzarse en nuestra herencia para entender lo que nos pasa; para opinar o participar con razones, con seriedad, con responsabilidad.
Para ordenar y encontrar con prontitud momentos y referencias, el recuerdo de los años se agrupa en siglos, cincuentenarios, decenarios, etc., 2019 trae los quinientos de la llegada de un grupo de españoles capitaneados por Hernán Cortés a lo que es nuestro territorio, nuestro país. Otros intentos previos fracasaron. Cortés en pocos meses llegó a Tenochtitlán. De ahí en un par de años el imperio y su capital fueron destrozados: surgió algo que con el tiempo se llamó México.
En 2019 es posible que traigas a nuestro presente a Moctezuma y a Cortés, a Cuitláhuac y a Alvarado, a los primeros frailes, a los sabios viejos que lloraron la muerte de sus dioses. En el libro la Visión de los Vencidos se recuperan las voces de quienes fueron derrotados y en las Cartas de Relación de Hernán Cortés o en la Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España de Bernal Díaz del Castillo escuchamos a quienes irrumpieron, destruyeron e iniciaron la construcción de nuestra nación. Si alguien desea profundizar, la biografía de Hernán Cortés de José Luis Martínez es definitiva o en su libro la Ruta de Hernán Cortés, Fernando Benítez nos lleva de la mano por la geografía e historia de su recorrido hacia Tenochtitlán.
Cada uno de estos libros está a la venta y cuesta menos que una dejada de Uber o la mitad de una sentada en una Vip s. Cada uno nos ofrece un español espléndido, un relato emocionante y hechos tan cercanos que aún nos mueven y conmueven.
Dan importancia a este 2019 lo ocurrido hace cien años. En México, el asesinato de Emiliano Zapata; en Europa: la firma de los tratados de Versalles. La figura de Zapata aún recorre el país.
La democracia: respeto a la disidencia, al voto, la no reelección y la justicia social son herencias de la Revolución. Zapata está en la raíz de esos valores. Para recordarlo nada mejor que un recorrido por tierras morelenses junto con la lectura de alguna biografía. ¿Cuál? sigue siendo el mejor el Zapata y la Revolución Mexicana de John Womack también, como se decía antes, al alcance de cualquier bolsillo.
2019 trae el centenario de la firma de los Tratados de Versalles que junto con la Primera Guerra Mundial demostraron la incapacidad, la malicia, el egoísmo de los dirigentes de las llamadas grandes potencias de los primeros años del siglo XX. Si te interesa el tema puedes pasar momentos de espléndida lectura. Con seguridad te hará vibrar el maravilloso libro Los Años de Ayer de Stefan Zweigt quien a través de sus recuerdos personales nos pasea por la Europa feliz de los años previos a la Gran Guerra hasta terminar con los años del surgimiento del nazismo. Este libro está en la magnífica colección Sepan Cuántos de Porrúa y a menos precio de un capuchino con dona en cualquier lugar de nombre inglés. En Kindle encuentras historias como la de David Stevenson 1914 – 1918 Historia de la Primera Guerra Mundial y varias más.
A través de la vida, en muchos casos por la influencia de algún maestro, surgieron figuras que ganaron nuestra admiración. Leonardo da Vinci es uno de ellos, Carlos V o Magallanes son algunos que se recuerdan en 2019. Hace quinientos años Leonardo murió, Magallanes inició su viaje alrededor del mundo y Carlos V recibió en título de emperador. Si te interesa alguno encuentras material a la mano. Lo importante es unirse a los recuerdos, a los festejos.
Quizá sean demasiadas las recomendaciones. Disculpa no puede dejar fuera a un gran escritor que nació en 1919: Primo Leví. Italiano, químico, judío, partisano: estuvo en un campo de concentración. Nadie como él nos describió la caída de la dignidad de humana que provocaron los alemanes en aquellos que torturaron, que mataron. El título de su libro lo dice todo: ’Y esto era un hombre’. Para tiempos de división entre las personas, de clasismo, de rompimiento el libro es lectura obligada para despertar nuestra conciencia ante el riesgo de degradarnos al degradar al otro.
En fin 2019 es un año que nos trae el recuerdo del surgimiento, terriblemente doloroso, de nuestra nacionalidad. Nos recuerda además la figura de Zapata y nos permite al conocer la historia aprender, recordar, gozar, sufrir y retomar con el pasado nuestro presente. No dejes de leer todos los días algo Diez minutos, un cuarto de hora nos humanizan y si son sobre estos temas mejor: te sentirás parte de un gran historia y mirarás lo de hoy sin temores, ni pasiones, sino como un testigo y posible participante sabio y responsable. Ahí te están esperando los grandes entre los grandes, llévalos a tu casa, al sillón donde te sientas. Te sentirás honrado con su visita y ellos, desde donde estén te lo agradecerán.
Feliz 2019.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor