1

1,480 vistas

Agosto 14, 2019 23:46 hrs.

Enrique López Rivera › Emmanuel Ameth Noticias

Política Nacional › México Ciudad de México


En las primeras horas de este día un juez federal dictó prisión preventiva por 2 meses para la ex titular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, tras vincularla a proceso por el delito de ejercicio indebido del servicio público.


Esta noticia se convierte en el asunto más espinoso en torno al primer círculo del poder del pasado gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto. Aquí la importancia del caso en cuestión.
Si se comprueban este y más delitos en dónde Rosario Robles estuvo involucrada, se cae la hipótesis de algunos especialistas sobre el posible pacto entre Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto, donde supuestamente había un acuerdo de no vincular a proceso a nadie de la administración federal anterior.

Sin embargo, no será sencillo el caso. Porque los involucrados en este proceso que ahora se concentra en Robles, también toca a otros funcionarios de primer nivel. Por ejemplo, el juez de control ordenó a la defensa de la ex funcionaria del gobierno de Peña que presente a más tardar el próximo viernes una copia del acta certificada de su acta de entrega-recepción en Sedesol para investigar una posible omisión de su sucesor en el cargo, José Antonio Meade.

Además, solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR), aclarar si el ex presidente Enrique Peña Nieto, está involucrado o no con los presuntos desvíos multimillonarios que se cometieron en Sedesol y Sedatu, triangulando recursos públicos a través de universidades públicas.
De tal manera, que el caso cobra una importancia mayor. Si por alguna razón, los abogados de la inculpada logran evadir la responsabilidad de Robles, el gobierno actual tendrá un duro golpe de credibilidad.

Por el contrario, si existe una condena ejemplar a la también ex jefa de gobierno de la Ciudad de México, empezará una cascada de responsabilidades contra funcionarios de primer nivel que podrán desestabilizar al gobierno porque se trata de personas muy cercanas a Peña Nieto quien también podría salir raspado.
Sea como sea, Robles es la primera ex secretaria de Estado que esta noche duerme en el reclusorio tras una gran operación en contra del desvío de recursos por la llamada ’estafa maestra’. Y todo indica que no será la única culpable.

Al ser señalada como responsable (por omisión según aseguró el juez) del desvío de más de cinco mil millones de pesos, algunos funcionarios más deberían estar preocupados porque una vez que cae uno es muy factible que caigan los demás.
Por tanto, si Rosario Robles decide hablar y contar detalles de lo que sería el caso más emblemático de corrupción de los últimos tiempos en la administración pública, se va a desmoronar el entramado de complicidades entre varios funcionarios que parecían hasta hace poco tiempo muy tranquilos.

Cabe recordar, que en el estado de Hidalgo también llegaron los tentáculos de corrupción de Robles y compañía dentro del Sistema de Radio y Televisión de Hidalgo y a un puñado de universidades públicas implicadas en la denominada ’estafa maestra’.

Así que hay que estar pendientes de las implicaciones que puede tener el caso de la hasta hace poco muy serena Rosario Robles.


VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor