1

2,736 vistas

Octubre 18, 2019 12:41 hrs.

Ismael Euroza › tabloiderevista.com

Policiaca Nacional › México Sinaloa


Culiacán. Sin-Se desató ayer el diablo, el narco mostró su fuerza al enfrentarse contra el Ejército Mexicano y de la Guardia de México, ya que esta había detenido a Ovidio Guzmán López, hijo de uno de los numerosos matrimonios del Chapo Guzmán, a quien presuntamente lo iban a extraditar por una orden que existe en los Estados Unidos desde el 2018, presuntamente por tráfico de drogas, esto provocó que entrara en acción el Cártel de Sinaloa encabezado por Archivaldo Guzmán, Culiacán se convirtió en una zona de guerra, por donde quiera llovían proyectiles disparados por armas de fuego, la gente se paniqueo, los transportes dejaron de circular algunos quedaron con el motor en marcha, el Ejército quedó rebasado, las carreteras quedaron bloqueadas por donde quiera se veían hombres civiles portando armas de fuego, Ovidio Guzmán estaba a resguardo de las autoridades y existía presión por la gente armada que se lo entregaran.

Este hecho se registró en la zona de oro del fraccionamiento Tres Ríos, donde se encuentran los mejores Centros comerciales, por la zona circulaban camionetas Pick Óp., donde viajaban civiles portando las mortíferas armas de fuego barret, el ejército se vio en la necesidad de comunicarse con el alto mando del Centro Nacional de Inteligencia encabezado por Alfonso Durazo, quien fue alertado de lo que sucedía y que los integrantes del Cártel de Sinaloa ya se habían apoderado de Culiacán.

Los narcotraficantes ya habían puesto en libertad a más de 20 presos que se encontraban en el penal de Agua rato, donde habían dejado a dos custodios heridos, los evadidos se sumaron a las filas de los hijos del Chapo Guzmán, y lo más terrible era que ya estaban en la mira de sus fusiles los familiares de los mandos del Ejército Mexicano, por lo que se le puso en conocimiento este problema al primer mandatario del País Andrés Manuel Obrador, quien giro ordenes de que Ovidio Guzmán, fuera puesto en libertad.

Esta decisión tomado por López Obrador, no fue bien acatada por la mayor parte del pueblo mexicano, quienes manifiestan que puso de rodillas al país con esa decisión que la gente pensante dicen que esta fue una medida salomónica , aunque sea señalado como asesino, pero evitó una masacre provocada por los primos estadounidenses quienes giraron la orden de aprehensión contra de Ovidio Guzmán, hombre que no le roba nada a México y que las armas que portan son vendidas por traficantes de armas de ese país, hasta el momento no se sabe a ciencia cierta la cantidad de heridos y muertes que generalizó esta refriega, donde un capo fue puesto en libertad y se salvaron muchas vidas.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor