1

1,384 vistas

Mayo 09, 2019 18:37 hrs.

Alfonso Aya › Mundoejecutivo

Economía Internacional › Brasil


La incertidumbre sobre el crecimiento de la economías como Brasil y México llevaron a que el clima de negocios en América Latina cayera a su nivel más bajo en los últimos nueve meses
según un reporte del centro brasileño de estudios económicos Fundación Getulio Vargas (FGV).

El Índice de Clima Económico (ICE) para América Latina, medido en conjunto por la FGV y el Instituto de Estudios Económicos (IFO) de la Universidad de Múnich consulta trimestrales a 118 especialistas de 15 países, bajó desde -9,1 puntos en enero hasta -21,1 puntos en abril tras dos trimestres consecutivos de recuperación.

Según el informe, el retroceso fue influenciado principalmente por la caída del Indicador de Expectativas, que mide la previsión de los especialistas sobre lo que ocurrirá en los próximos seis meses, que bajó desde 25,0 puntos en enero hasta 9,2 puntos en abril pero aún permanece en la zona considerada como favorable.

En cuanto a la Situación Actual, que mide la evaluación de los especialistas sobre la coyuntura económica de la región, también empeoró pero en menor grado: desde -38,0 puntos en enero hasta -47,0 puntos en abril. Se trata de su peor nivel desde julio de 2017 (-62,6 puntos).

El estudio mostró el empeoramiento de la calificación para toda América Latina la que fue impulsada principalmente por el pesimismo de los especialistas sobre la situación en Brasil y México, las dos mayores economías de la región.

Mientras que el índice de clima para los negocios en Brasil cayó desde +3,6 puntos en enero hasta -21,0 puntos en abril, el de México se redujo desde -41,9 puntos hasta -43,6 puntos en el mismo período.

«La caída fue provocada por el empeoramiento de los indicadores para Brasil y México, considerando que el resultado global es ponderado por la participación del PIB de cada país y que los dos países son responsables por el 63 % del PIB de América Latina», explicó la Fundación en un comunicado.

El estudio mostró que el clima para los negocios en América Latina varió negativamente justo en un período en que aumentaron las perspectivas positivas para varias de las mayores economías mundiales y para los países emergentes.

En Latinoamérica, en cambio, el ambiente para los negocios solo mejoró para Colombia (desde 8,8 puntos en enero hasta 16,5 puntos en abril) y Perú (desde 5,5 puntos hasta 35,5 puntos) y se mantuvo estable en Ecuador (-41,9 puntos).

A pesar de que el índice bajó en Chile (desde 13,6 puntos en enero hasta 4,6 puntos en abril) y en Paraguay (desde 23,6 hasta 9,8 puntos), estos dos países, junto con Perú y Colombia, permanecen en la zona considerada como favorable.

En abril, el país de la región con mejor clima para negocios era Perú (35,5 puntos), seguido por Colombia (16,5), Paraguay (9,8) y Chile (4,6 puntos).

Enseguida, y en la zona considerada como desfavorable, se ubicaron Bolivia (-14,9 puntos), Brasil (-21,1), Uruguay (-26,8), Ecuador (-41,9), México (-43,6) y Argentina (-53,2).

Venezuela se mantuvo en el último lugar, con -100,0 puntos, por undécimo trimestre consecutivo.

En cuanto a los principales problemas que limitan el actual crecimiento de los países de la región, los analistas señalaron en primer lugar la corrupción, seguida de infraestructura inadecuada, falta de innovación, falta de confianza en la política económica, aumento de las desigualdades de renta y falta de competitividad internacional.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor