R A F A G A

Se tardó seis años para darse cuenta de que México es un país, no un Estado

Jorge Herrera Valenzuela

Se tardó seis años para darse cuenta de que México es un país, no un Estado

Política

Agosto 29, 2018 07:17 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Jorge Herrera Valenzuela › diarioalmomento.com

9,074 vistas

Desde el momento en que conocimos los nombres de los integrantes del gabinete presidencial para el sexenio 2012-2018, afirmé que era lógico y natural, porque el Presidente Enrique Peña Nieto hizo su carrera político-administrativa, en un muy corto lapso, en Toluca, por consiguiente le era desconocido el medio político a nivel nacional, como tampoco conocía la problemática nacional. En pocas palabras ni diputado federal, senador o funcionario federal, no conocía a los políticos ni estos sabían más allá de que era un joven carismático al que la televisión lo dio a conocer.
En septiembre de 1993 conocí al joven licenciado Enrique Peña Nieto, estaba en la secretaría particular del Secretario de Desarrollo Económico, cuyo primer titular fue Arturo Montiel Rojas que renunció al cargo y lo sustituyó Juan José Guerra Abud. El atlacomulquense era uno más, ni el gobernador Emilio Chuayffet Chemor ni César Camacho Quiroz tenían tratos con él, en cambio si con el abogado Nathaniel Ruiz Zapata, secretario técnico del gabinete, por la información que se requería para las semanarias juntas de trabajo con el gobernador.
La suerte ayudó al novato en la política mexiquense y se encumbró como diputado local para después ser gobernador. Reitero, todo tuvo lugar en la capital del Estado de México, el hombre circunscribía sus acciones en la choricera Toluca. David López le manejó extraordinariamente las relaciones con los medios, creándole una imagen que arrollaría, tiempo después, en las pantallas de la televisión. Aun así, Peña Nieto no ingresaba al campo político nacional, por supuesto que entre los gobernadores de su época mantuvo relaciones y contó con el apoyo de Humberto Moreira, de Miguel Ángel Osorio Chong, de Jesús Murillo Karam, de los Duarte, el de Chihuahua, prófugo de la justicia y el veracruzano que está tras las rejas, entre otros.
Resulta que el columnista Roberto Zamarripa, si mal no estoy informado es hijo del que fue gran reportero Florencio Zamarripa, reprodujo el siguiente párrafo: ’No advertí o no tenía suficiente conciencia, como creo que nadie, hasta que llega aquí, del alcance de las decisiones políticas que hay que tomar’. Palabras que corresponden a parte de la entrevista que Rosa Elvira Vargas le hizo a Peña Nieto y que publicó La Jornada. Zamarripa escribió que Peña ’intentó justificar los desaciertos cobijado en un enorme manto de ignorancia sobre el cargo que asumió en diciembre de 2012’.
Para Peña Nieto su mundo era Toluca y por ello no tenía una noción de lo que implicaba ser Presidente de México, de una República, Jefe del Poder Ejecutivo Federal, Comandante General de las Fuerzas Armas y eso se desprende de lo que le dijo a Denise Maerker, en el noticiero nocturno de Televisa: ’Pensé que (ser gobernador) podía parecerse (a ser presidente) y que simplemente era de escala y de dimensión, y sí es muy diferente, se parece muy poco’. Roberto Zamarripa agregó: ’Se agradece la sinceridad. La respuesta define. Del rancho a la capital’.
Bueno, pues entérese usted que mi amigo y colega Emilio Trinidad Zaldívar en su comentario periodístico apuntó que está por terminar ’el peor gobierno que hayamos tenido’. Cierto es que nunca antes un sexenio tuvo un final como el que estamos presenciando, donde el Presidente Constitucional pasó a segundo término y el Presidente Electo actúa como si ya hubiese sido ungido por el Congreso de la Unión. Lo prudente es que esperemos al sábado 1 de diciembre, al iniciarse ’el gobierno de los honestos, de los capaces y de los bonitos’, como lo expresó hace 55 años el doctor Gustavo Baz Prada al entregar el mando en el Estado de México. Baz es el gobernador más joven, en nuestra Historia Patria. Estaba por cumplir 21 años de edad cuando asumió el poder, por casi un año, en 1914; en 1957 fue electo gobernador, a los 63 años de edad, e inició su sexenio y murió a los 94 años.
PREGUNTA PARA MEDITAR:
¿Por qué el presidente Enrique Peña Nieto insiste en afirmar que México está mejor que hace seis años, si 30 millones de mexicanos lo derrotaron?
jherrerav@live.com.mx


Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor