Postigo

Sin bandera ni partido

José García Sánchez

Sin bandera ni partido

Temas clave / Columnistas

Política

Abril 22, 2018 21:18 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

1,146 vistas

Ante las críticas de hace semanas Mede expresó contra otros candidatos al ver cómo se afiliaban militantes de otros partidos, sobre todo del PRI, a otros movimientos, resulta que ahora abre las puertas a dos personas que muestran su carencia de vocación de servicio y sólo muestran servirse del cargo.

Sin ideología, sin bandera, sin proyecto personal de gobierno pero eso sí, con muchas ambiciones personales. Lo mismo les da ser independientes, del PRD, del PAN o del PRI. Quieren reflectores, presupuesto y un cargo.

Ahí están Armado Ríos Píter, quien defiende la legalidad del conteo de firmas a ultranza, y Silvano Aureoles Conejo, que debe terminar su periodo de gobernador en 2021, en un puesto al que llegó a través del PRD, ahora lo trunca para ir en busca de su interés personal.

Las filiaciones de este tipo son golpes mediáticos únicamente que le sirven muy bien a los punteros, que son quienes pueden corresponder a tan evidente deslealtad.

Porque si un primer o segundo lugar tiene incorporaciones de otros partidos, ya sea por el número de militantes o por la fama de quien deja las filas de su partido para apoyar un candidato de otro, pueden encontrar un espacio pero cuando se trata de un tercer o cuarto lugares es oportunismo y todo lo que eso conlleva.

En México los legisladores votan en bloque en las cámaras, si expresan una idea diferentes, es más fácil que los califiquen de traidores que de ser conscientes de lo que aprueban.

Así, podemos ver que este tipo de éxodos a estas alturas, sólo pueden ser útiles en los medios. Lo cierto es que sirven al que tiene posibilidades de ganar, al parecer no es este el caso, porque ni Ríos ni Aureoles llevarán gente, ni simpatías, ni votos a Meade; sin embargo, pueden ser muy útiles a la hora de desgastar al enemigo.

Son una especie de carne de cañón que puede servir en los medios, pero el desgaste del enemigo depende también de la trinchera desde donde se lance este tipo de misiles de descrédito, y la trinchera priista no goza de credibilidad, ni su gobierno, ni sus funcionarios, ni su candidato. El tricolor lleva más de 12 años practicando una guerra sucia sin tregua contra López Obrador, cuyos argumentos son, en su gran mayoría, mentiras.

Es necesario que se entienda que se gobierna con la oposición. Si en verdad se comulga con una idea, con un proyecto, con una propuesta de otro partido, nadie tiene que salirse del partido en el que está. Le es más útil al gobierno que su propuesta sea apoyada desde la oposición.

Si en realidad se considera que hay una propuesta que transforme para bien, la militancia en el partido que se tiene, debe conservarse. Tiene más valor que un priista apoye una postura del PAN, que ese priista se vaya al PAN y desde ahí la apoye.

A estas alturas los cambios de siglas obedecen a intereses muy personales, muestran carencia de ideología y lejos de apoyar a un candidato lo deterioran. Poco puede ganar Meade con Piter o con Aureoles, a menos que quieran tomarlos como arietes de la guerra sucia.

Lo cierto es que Piter no alcanzó legalmente las firmas y Aureoles no lo quieren en Michoacán, reprimió varias veces a la población, por lo que más de un perredista lo cuestionó.

Ríos Píter tratará de desgastar no sólo al enemigo lógico vencer, sino al INE. Llega al equipo de Meade con ese rencor, por no reconocerle las firmas como candidato independiente, que puede convertir en herramienta para preparar la falta de credibilidad de la desgastada autoridad electoral.

En octubre del año pasado el Frente por la Libertad de Expresión, conformado por Organizaciones No Gubernamentales internacionales y de México, denunció la continua represión de Silvano Aureoles, contra estudiantes de la Escuela Normal Rural Vasco de Quiroga, activistas y defensores de derechos humanos.

Al PRI le conviene desgastar al INE porque si los resultados en las urnas le son adversos, así podrá impugnar con más posibilidades de ganar el pleito postelectoral. Sabemos que por los fallos del Trife el PRI no se preocupa .Las incorporaciones al equipo de Meade restan sumando.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor