1

4,568 vistas

Diciembre 15, 2018 12:47 hrs.

Redacción › NEGOCIOS Y TURISMO

Transporte Internacional › México


El director jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Alejandro Varela, aseguró que para obtener 5% de los derechos vía que faltan para construir el Tren Maya (el resto ya está en poder del gobierno federal) no se realizarán expropiaciones que generen el malestar de los dueños y que ya tiene una estrategia al respecto, por lo que descarta que sea un motivo para no desarrollar la obra.

’Queremos reinventar el paradigma de cómo negocia la federación con los propietarios para obtener derechos de vía, nos vamos a involucrar con ellos para llegar a buenos acuerdos’, comentó luego de participar en el anuncio de la llegada de la marca Ritz Carlton Reserve a Costa Canuva, en Riviera Nayarit, que es un desarrollo en el que participa el fondo junto con Thor Urbana, GFA y Mota-Engil Turismo.

De los 1,500 km que tendrá de extensión el tren, 95% está en poder de la SCT y la CFE, por lo que están en condiciones de iniciar simbólicamente con su desarrollo el próximo fin de semana.

Las alternativas propuestas por el equipo legal liderado por Varela (experto en temas de contratación pública, litigios en materia de administración federal y proyectos de prestación de servicios de largo plazo, entre otros) incluyen que los propietarios de terrenos lo renten a Fonatur con un periodo de largo plazo, que los aporten a un fideicomiso de inversión (Fibra Maya) o, en el último de los casos, se les pague de manera justa por sus activos.

’No habrá la típica expropiación de ‘te evalúo y pago en lo que me diga el perito’. Si no te gustó voy derecho y no me quito. Esa fórmula es inaceptable. La gente no puede poner su patrimonio en una valuación’, expuso.

Con dicha confianza, el funcionario explicó que, a pesar de que el tema de liberación de derechos de vía es el principal factor de riesgo en los proyectos de infraestructura, en este caso ocupa el cuarto o quinto sitio, mientras que el primero es generar una comunicación asertiva y dejar en claro a los pueblos originarios que serán consultados en el principal proyecto turístico del nuevo gobierno.

La colaboración ya inició
Alejandro Varela tiene claro que su tarea es evitar el fracaso del tren por cuestiones legales, por lo que también ha elaborado una estrategia de total transparencia en la relación que habrá de generarse con los privados interesados en apoyar el tren. En su equipo directo están 40 abogados y tendrá la posibilidad de apoyarse con el equipo jurídico de la SCT y de la CFE para ofrecer ’buenos resultados’ al presidente de la República.

Para la integración del Fibra Maya, se tienen contempladas reservas territoriales en poder de Fonatur en varios estados, incluido Quintana Roo, y de los diversos particulares que se quieran sumar, entre ellos los dueños de derecho de vía. ’Las primeras anuencias para hacer estudios para incorporar predios ya se firmaron esta semana con propietarios de Chiapas y Tabasco. Se hará un anuncio el domingo, pero los particulares ven un nuevo modelo de desarrollo’. (Con información de El Economista)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor