1

2,063 vistas

Mayo 07, 2019 22:28 hrs.

Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Entretenimiento Nacional › México Ciudad de México


A don Juan Manuel Rentería Estrada, gran periodista, buen locutor y mejor amigo.
Con excepciones que no vale la pena recordar, durante toda nuestra vida laboral a partir de los 17 años (trabajo y estudios simultáneamente) siempre tuvimos buen trato de nuestros jefes y a la vez procuramos darlo a nuestros subalternos cuando los hubo, nos platica José Antonio Aspiros Villagómez.
Pero tras la criba quedan dos nombres en la memoria y la gratitud por su amistad al margen de su jerarquía, que son los de Pedro Ferriz Santa Cruz (1921-2103) y Jorge Medina Viedas (1945-2018). Norteños ambos - uno de Coahuila y el otro de Sinaloa-, ocuparon en su momento la dirección general de la agencia de noticias Notimex, donde los conocimos.
De don Pedro Ferriz escribimos varias veces en el pasado, la última cuando falleció, y ahora es justo despedir a don Jorge Medina con algunos datos rescatados de nuestra historia no oficial* sobre la Agencia de Noticias del Estado Mexicano.
Medina Viedas -ya lo dijeron las notas necrológicas- militó en los partidos Comunista Mexicano y Revolucionario Institucional, y su trabajo en el gobierno federal fue dentro de áreas de difusión, comunicación e información. También fue profesor universitario y dirigió el suplemento Campus del diario Milenio.
Fue un jefe algo duro y seco, pero respetuoso y justo. Recibió ataques personales de columnistas (contestó algunos) y en su periodo la agencia vivió también momentos de controversia por inconformidades de algunos actores de la información difundida -entre ellos el nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador-, a todos los cuales dio respuesta puntual.
Un día nos pidió corregir el original de su libro Élites y democracia en México (Cal y Arena, 1998) y ante nuestra negativa dejó de hablarnos por dos semanas.
Pero en su siguiente obra, Los medios en la política (Cal y Arena, 2000), reprodujo uno de sus artículos periodísticos titulado ‘Sólo él conocía todas las historias del mundo’.
Al referirse a Notimex escribió que, ’lo que aquí encontrarán de bueno y de malo, lo narró con paciencia Antonio Aspiros, un periodista que ha bregado en Notimex desde los primeros años que la agencia vino al mundo’.
Tal vez los episodios más sonados que le tocó vivir fueron cuando, primero los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y luego la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), pidieron el cierre de Notimex.
Durante su paso por Notimex, correspondió a Medina Viedas atender con apoyo presupuestal del gobierno la conversión tecnológica necesaria en los equipos de cómputo para la llegada del año 2000, y poner en marcha el hoy tan exitoso servicio de fotografía digital.
Como anécdota, hay que mencionar que un ejemplar del que finalmente se llamó Manual de operación y estilo editorial, hecho con el texto ya formado pero aún sin imprimir los pliegos, fue empastado en piel para ser entregado por el director al presidente Ernesto Zedillo.
El libro nunca llegó a su destino y forma parte de los objetos que conservamos como recuerdo.
En una entrevista periodística le preguntaron acerca de las eternas presiones gubernamentales a la agencia y dijo que ’todavía hay algún director de comunicación social de la provincia que te llama y te reclama el comportamiento de los corresponsales. Pero ya es algo anecdótico’. Nunca dijo, salvo en privado y se lo escuchamos, que en realidad eran funcionarios federales o sus jefes de prensa quienes querían tener a Notimex a su servicio.
Al terminar su gestión en el año 2000, dijo al consejo de administración que ’los medios públicos, entre ellos Notimex, fueron un blanco permanente de quienes los consideraron, sin matices ni objetividad alguna, con una visión francamente simplista, un aparato ideológico y político del Estado.
A partir de esta errónea visión, se impusieron las opiniones estereotipadas que irresponsablemente circularon en torno a sus actividades. Con un nulo conocimiento de la agencia, fueron emitidos un gran número de juicios infundados, de la misma manera como se hicieron respecto de otras instituciones del Estado mexicano’.
Fue hasta 2006 cuando legalmente se convirtió en Agencia de Noticias del Estado Mexicano, y todavía en 2012 tocó a Medina Viedas -a quien agradecemos en estas líneas su amistad y confianza- haber sido presidente de su junta de gobierno y en este 2018 fue entrevistado por la subdirectora Leticia Mancilla con motivo del 50 aniversario de Notimex.
craveloygalindo@gmail.com



VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor