1

2,062 vistas

Abril 29, 2019 12:36 hrs.

Genaro Portillo › SN Noticias

Tecnología Internacional › México


Las tecnologías 1G, 2G, 3G y 4G utilizan entre 1 y 5 gigahertz de frecuencia. Y la tecnología 5G utiliza entre 24 y 90 gigahertz de frecuencia. Dentro de la porción de radiación de RF del espectro electromagnético, cuanto mayor es la frecuencia, más peligroso es para los organismos vivos. La tecnología 5G, desarrollada en Israel, es una tecnología de exportación, que sin embargo, ¡no se está implementando en Israel! Eso debería decir mucho, y es una gran alerta roja para el mundo entero.

Pues la tecnología 5G está siendo impuesta a los estadounidenses y hay una competencia mundial entre numerosas naciones por implementarla cuanto antes. Sin embargo —por alguna razón— los líderes mundiales de seguridad de Internet y desarrolladores de la tecnología 5G, muestran cierta reticencia ante la tentación de las altas velocidades y la tecnología 5G. ¿Cómo puede explicarse semejante contradicción?

Israel, cuna de la tecnología 5G

Intel Corporation (comúnmente conocida como Intel) es una corporación multinacional y compañía de tecnología con sede en Santa Clara, California, en Silicon Valley. La corporación Intel es famosa por sus chips, procesadores y servidores informáticos de vanguardia. Pero ahora los CEOs de Intel esperan romper otra frontera crucial y llevar de Israel al mundo la nueva era de la tecnología 5G.

Resulta que el equipo detrás de la tecnología revolucionaria 5G tiene base en el departamento de investigación y desarrollo de Intel en Israel.

En marzo de 2017, The Jerusalem Post escribió sobre la intención multimillonaria de Intel para adquirir Mobileye de Jerusalén. Mientras Intel adquiere Mobileye, las compañías decidieron basar sus futuras operaciones de manejo autónomo en la sede de Mobileye en Jerusalén, donde el cofundador, presidente y director de tecnología de la compañía, Amnon Shashua, dirigirá las operaciones.

A los pioneros del 5G ni siquiera les interesa implementarlo

Según un artículo publicado por The Times of Israel en agosto de 2018, la gran paradoja es que la velocidad de Internet de Israel se encuentra entre las más bajas para los estados europeos. El Estado de Israel tiene una velocidad de descarga promedio de 7.64 megabits por segundo, muy por debajo del promedio global de 9.10 Mbps, para el período estudiado. En el mismo período, Israel se ubicó en el puesto 60 entre 189 países encuestados, con una velocidad de descarga promedio de 7.2 Mbps.

Según el periódico israelí, las bajas velocidades, y la falta de progreso rápido, pueden atribuirse a la falta de incentivos, la ausencia de competencia en el mercado, y al fracaso de las compañías que lo gobiernan para invertir el dinero necesario para implementar la infraestructura necesaria para una actualización.

’Incluso en esto nos estamos quedando atrás’, dijo Oleg Brodt, director de innovación de la unidad de ciberseguridad de la Universidad Ben-Gurion del Negev (Cyber @ BGU) y director de investigación y desarrollo de Deutsche Telecom Innovation Labs Israel. ’Corea del Sur planea lanzar el servicio 5G en marzo, mientras que en EE.UU. y en los países europeos se espera que despegue en algún momento en 2020. En Israel apenas estamos empezando a hablar de 5G’, agregó.

Según el medio de comunicación Globes, ’los operadores de telefonía móvil israelíes están recortando la inversión debido a una menor rentabilidad.’ Por lo que el Ministerio de Comunicaciones y el Ministerio de Finanzas buscan alentar a los operadores móviles a desplegar infraestructura celular de quinta generación. El plan es proporcionar incentivos en forma de descuentos a cambio de la adquisición de frecuencias y el despliegue de la red.

Israel es una nación con un territorio pequeño y con una orografía estable que no representa ningún problema para la instalación de nueva infraestructura. Resulta sospechoso que una nación como Israel, que es pionera de exportación de la tecnología 5G, no la esté implementando en su propio territorio.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor