1

6,531 vistas

Mayo 20, 2019 20:19 hrs.

Hernando Rocha › espacioweb

Economía Internacional › Colombia


Para el Gobierno de Estados Unidos 90 días de plazo son más que suficientes para que la gigante china de telecomunicaciones Huawei, y en especial sus millones de clientes en el mundo, puedan seguir operando y comunicándose con otros sistemas.

En ese plazo Huawei deberá de perfeccionar su sistema operativo denominado Kirin OS y que le permitirá hacia el futuro seguir funcionando, señaló un informe divulgado por el Departamento de Comercio estadounidense.

Oxígeno hasta agosto

En el documento de esa cartera se señala que esa postergación fue decidida para que Huawei y sus socios tengan tiempo "para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones de software".

La decisión de Estados Unidos determina que la ruptura de la relación comercial entre Google y Huawei se protocolizará, de no cambiar la actual situación de guerra comercial entre los dos gigantes de la economía mundial, a mediados de agosto la prohibición de exportaciones de tecnología a Huawei, según anunció la postura del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Caídas en bolsas

Entre tanto, un considerable número de firmas tecnológicas cayeron este lunes en Wall Street debido al veto de Google y otras compañías a Huawei.

A causa de esa acción importantes firmas tecnológicas cayeron en su cotización en Wall Street por el veto de Google y otras compañías norteamericanas a Huawei, acción que ellas adoptaron en obediencia a un mandato de seguridad dictado por el presidente Donald Trump.

Ello puso a los inversores en guardia y afectó a compañías como Apple (-3,13 %).

Alphabet, la empresa paraguas de Google que ha cortado sus suministros de material informático y algunos servicios de programación al gigante chino de las comunicaciones, perdió un 2,06 % al finalizar las sesión bursátil.

Igualmente, los principales fabricantes de procesadores, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, han informado a sus empleados que dejarán de facilitar componentes a Huawei hasta nuevo aviso.

Al cierre de la Bolsa de Nueva York, Intel se dejó un 2,96 %, Xilinx un 3,56 % y Broadcom un 5,97 %, motivo principal de la bajada considerable del Nasdaq, que perdió este lunes el 1,43 % y 113,91 unidades, hasta los 7.702,38 puntos.

También bajaron otras empresas de componentes tecnológicos como Nvidia (-3,05 %), Advanced Micro Devices (-2,98 %) o Micron Technology (-3,99 %).

Dudas

Recientemente Google anunció que romperá sus actividades con Huawei y esta situación crea todo tipo de dudas sobre qué va a pasar con las personas que tienen un teléfono de la firma china.

Esta situación dejaría a millones de personas que tienen un teléfono Huawei, sin acceso a las próximas novedades en la app de correos o en la popular plataforma de videos.

Según Google, los usuarios de equipos Huawei aún tendrán acceso a la Play Store y podrán descargar todas las aplicaciones que la plataforma ofrece. Lo malo es que no podrá actualizar el sistema operativo Android, lo cual crea un serio problema de seguridad para los teléfonos.

La medida afectaría entre otras a las actualizaciones de otras aplicaciones como YouTube, Google Maps, Gmail, todas ellas de propiedad o de relación directa con de Google.

Esta situación dejaría a millones de personas que tienen un teléfono Huawei, sin acceso a las próximas novedades en la app de correos o en la popular plataforma de videos.

¿El inicio del fin?

Una de las cosas que impondría sería para los nuevos equipos de Huawei, los cuales se quedan sin la última versión de Android. Igualmente se quedarían sin la posibilidad de tener las nuevas apps que se crean para ese sistema operativo.

No de ahora y antes de que se produjera el anuncio de la ruptura de la relación comercial ordenada por Trump, Huawei ya venía diseñando e implementando su propio sistema operativo Kirin OS, el cual también tendría su propia tienda de aplicaciones.

No obstante, aún no se sabe si la plataforma llegaría a ofrecer aplicaciones populares como WhatsApp, Spotify o Pokémon Go.

En la actualidad los usuarios Android deben asociar su cuenta de Google con este sistema operativo. Partiendo de ello se llega a la pregunta sobre que irá a pasar con los propietarios de un teléfono Huawei y deban usar ’Kirin OS’.

¿Y de los contactos qué?

Acaso ¿deberán de usar un sistema de correo diferente a Gmail? Y qué ¿sucederá con sus contactos en Google?

Lo cierto por ahora que son mucho más las dudas que hay y que no se han resuelto, lo que determina que en este momento lo único que queda es solo esperar a las nuevas decisiones que tomen Huawei y Google.

Uno de los interrogantes que se hacen los actuales propietarios de un celular de Huawei es lo que sucederá cuando Google Play actualice sus aplicaciones que tienen en su plataforma para ajustarlas a las nuevas versiones de Android. ¿Será que estos teléfonos se convertirían en equipos obsoletos?

¿Vuelve y juega?

Ahí entra la inquietud ha si podría ocurrir algo parecido a lo que sucedió con WhatsApp, cuando anunció que no ofrecería más actualizaciones ni soporte para los equipos Windows Mobile y Nokia. Esta misma situación se presentaría con aplicaciones de juegos y hasta de redes sociales.

Para tratar de tranquilizar a su clientela la empresa china se ha comprometido a seguir "brindando actualizaciones de seguridad y servicio post venta a todos los productos existentes".

Futuro promisorio

El fundador y presidente de la empresa Huawei, Ren Zhengfei, aseguró que la entidad china está preparada para resistir la presión de Washington y reducirá su dependencia de componentes estadounidenses.

"Nos estábamos preparando para esto", dijo Ren Zhengfei a un grupo de periodistas japoneses en su primera entrevista desde la decisión de Trump.

Afirmó que Huawei seguirá desarrollando sus propios componentes para reducir la dependencia de proveedores extranjeros.

Huawei cada año se gasta 67.000 millones de dólares en componentes, incluyendo 11.000 millones de proveedores estadounidenses, según el diario japonés The Nikkei.

El pasado militar de Ren y la opacidad de Huawei han despertado sospechas en algunos países de que existen lazos entre la empresa y los militares y servicios de inteligencia de su país.

"No hemos hecho nada que viole la ley", se defendió Ren, estimando que las medidas estadounidenses tendrán un impacto limitado.

No ha vigilancia

"Se espera que el crecimiento de Huawei se ralentice, pero sólo ligeramente", afirmó, según The Nikkei.

"No cambiaremos nuestra gestión a petición de Estados Unidos, ni aceptaremos vigilancia, como hizo ZTE", aseguró, refiriéndose a otra compañía china en la mira de Washington.

ZTE casi se fue a la quiebra el año pasado cuando prohibieron a las empresas estadounidenses venderle componentes vitales, pero Trump anuló la decisión a cambio de una multa de 1.000 millones de dólares y la supervisión del departamento de Comercio de Estados Unidos.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor