1

5,866 vistas

Junio 27, 2019 19:41 hrs.

Roberto Vizcaíno › guerrerohabla.com

Periodismo Nacional › México Ciudad de México


El despido de 200 trabajadores del Instituto Mexicano de la Radio, el IMER, junto a la desaparición de 4 de sus 10 estaciones propias y 7 concesionadas prendió la alarma no sólo en Palacio Nacional sino en el Congreso, dentro de la sesión semanal de la Comisión Permanente.

Ni qué decir que la noticia corrió más rápido que nunca por redes sociales para convertirse en un movimiento de repudio a los recortes presupuestales ordenados por el presidente Andrés Manuel López Obrador y ejecutados sin ningún miramiento por Carlos Urzúa secretario de Hacienda.

Un par de días antes, a fines de la semana anterior, corrió igual la noticia del despido de otros cientos, quizá miles, de trabajadores en todas las áreas de programas al campo de la Sagarpa.

El tema de la desaparición de 4 estaciones y el recorte laboral en el IMER pegó especialmente en el medio periodístico porque se suma a ya una situación de ahogo que amenaza con la desaparición de otros medios, debido a que el gobierno de López Obrador simplemente no ha aplicado ninguna campaña publicitaria ni ha contratado ningún espacio en medio alguno lo que ha derivado en despidos masivos en media docena de medios.

Hoy mismo, cuando López Obrador se prepara para festejar el primer año de su triunfo el lunes 1 de julio, hay diarios, grupos de radio, las televisoras y decenas de medios digitales así como agencias de noticias o despachos informativos independientes que se plantean o el cierre total o una disminución de sus actividades a casi cero.

Los medios informativos todos en México. que operaron durante casi 90 años dentro de un sistema político que basaba su comunicación mediante campañas publicitarias, sufren hoy el cierre total del flujo de recursos gubernamentales.

En este contexto muy pocos son los medios que sobreviven sólo con recursos provenientes de la iniciativa privada.

Sin ingresos de ninguna parte, muchos medios caminan diario hacia una decisión de cierre total con el consecuente despido de sus trabajadores.

De ahí la reacción de reclamo masivo en defensa de los 200 despedidos del IMER y sus 4 estaciones.

El reclamo fue planteado directamente a López Obrador en su mañanera de ayer y este, a diferencia de otros casos similares, se mostró receptivo e instruyó al jefe de prensa Jesús Ramírez a revisar el caso.

’Antes del viernes (mañana) se resuelve el problema económico en el IMER. Todos los trabajadores eran eventuales y trabajaban de freelance.

Analizamos que no les afecte esa medida administrativa’, indicó Ramírez acompañado de Aleida Calleja, directora del IMER, durante una conferencia en Palacio Nacional.

Senadores y diputados salen en defensa

El caso sin embargo impactó durante la sesión semanal de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión donde diputados y senadores se pronunciaron en favor de la libertad de expresión, la pluralidad democrática y por el respeto a la política de información y editorial del IMER y de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano.

Un dictamen aprobado durante la sesión consideró que Notimex debe conducirse con absoluta independencia editorial, veracidad, imparcialidad, objetividad, pluralidad, equidad y responsabilidad.

Las únicas limitantes en su ejercicio periodístico e informativo, indicaron, es el respeto a la vida privada, la paz y moral públicas, la dignidad personal, los derechos de terceros.

En el acuerdo se destaca que los medios de comunicación, incluidos aquellos que forman parte del Estado, deben tener cuidado en las notas que difunden, pues es indispensable verificar que éstas provengan de fuentes confiables.

La senadora Kenia López Rabadán, del Grupo Parlamentario del PAN, consideró que los medios públicos son de los mexicanos no del gobierno.

’Si no queremos llegar al autoritarismo, necesitamos información sólida, objetiva, inteligente y veraz’, afirmó.

Entre más información sesgada e ideologizada se difunda en dichos medios de comunicación, dijo, ’menos ciudanía estaremos formando’ y más se estará faltando al compromiso de no mentir.

A su vez el diputado Tonatiuh Bravo Padilla, de Movimiento Ciudadano, manifestó su solidaridad con el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), afectado por un recorte presupuestal.

Estos hechos, subrayó, ’han llevado al IMER a un riesgo que no solamente estriba en una reducción simple de sus recursos, sino en la afectación de la programación de los contenidos de las radiodifusoras públicas y el ejercicio del derecho de las audiencias’.

Encontronazo Morena-PAN

La defensa de la senadora panista Kenia López Rabadan del dictamen de acuerdo con base en un llamado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para respetar a los adultos mayores, y la intervención del senador morenista Miguel Ángel Navarro derivó en un larguísimo debate que al final no alteró la votación mayoritaria en favor de la propuesta de la CNDH.

Lo que planteó la CNDH fue, ir a la ’Protección efectiva para adultos mayores de acuerdo a 41 propuestas generales en materia de vejez.

Al defender este dictamen la senadora blanquiazul Kenia López Rabadán explicó que de acuerdo a datos oficiales de hace 2 años en México había 12 millones 973 mil personas de 60 años o más, lo que representaba más del 11 por ciento de la población nacional.

Y que cerca del 44 por ciento de ellos viven en situación de pobreza; 52 por ciento de los adultos mayores con empleo reciben un solo salario mínimo y de ese universo el 86.4 por ciento no tiene acceso a servicios de salud.

Según las proyecciones estadísticas, para 2030 esta población aumentará en México al casi 15 %; y para 2050 será un poco más del 20 % de la población total de nuestro país.

Por su parte, el Instituto Belisario Domínguez de este Senado de la República, dijo, dio cuenta sobre la situación que viven los adultos mayores, informando que en México el 52 % de los adultos mayores con empleo recibe un solo salario mínimo.

De este universo el 86.4 % no tiene acceso a servicios de salud por parte de su empleo; el 26 % presenta alguna discapacidad para el desarrollo de sus actividades diarias; mientras que el 36 % señala que tienen limitaciones para caminar, subir o bajar escaleras.

Cerca del 44 % viven en una situación de pobreza; el 73.5 % de las personas mayores de 60 a 67 años no reciben pensión o jubilación contributiva; mientras que los mayores de 68 años reciben una pensión contributiva equivalente a un salario mínimo; y el 47 % vive de las aportaciones económicas que le realiza algún familiar; mientras que el 43 %, sobre todo mujeres de más de 70 años, han sido víctimas de algún tipo de violencia o abuso.

Por ello el dictamen exhorta a las diversas instituciones a que consideren las propuestas contenidas en el Informe especial sobre la situación de los derechos humanos de las personas mayores en México, subrayó.

rvizcainoa@gmail.com
www.endirecto.mx
@_RVizcaino
facebook.com/rvizcainoa

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor