1

2,245 vistas

Agosto 25, 2019 14:50 hrs.

Alejandro Cea › diarioalmomento.com

Espectáculos Nacional › México Ciudad de México


Se cumplen cien años. En Santa Isabel de las Lajas nació Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez quien nos puso a soñar y a bailar a millones. Voz, en verdad, única, ritmo, entrega. Los papás de los que ahora somos de la tercera edad lo gozaron en vivo. Nos quedó el recuerdo, el eco de su voz.
Tiempos preparatorianos de despertares amorosos. Escuché el bolero: Como Fue. Pregunté por el cantor y escuché las mágicas palabras: es Beny Moré, estuvo aquí; pero se fue para Cuba.
Te pido que si has estado, estás o quieres estar ilusionado en el amor escuches la siguiente canción. Si te gusta mándasela a quien tú sabes. Si te gustó Moré leerás lo que sigue como un pequeño recordatorio homenaje a sus cien años.
https://youtu.be/wbZfS48aOXY
Imagínate reunidos médicos de varios países del mundo: un Congreso Internacional. Surgió el rumor: En el Hospital aquí cerca está muy grave el Beny Moré. – ¿Quién? Pregunta el desconocedor. –Moré, el Beny, el grande. Dos, tres, cinco médicos se acomodan en un auto deteriorado. Se unen otros. La caravana llega al hospital. Ahí está el Beny en la sala de urgencias. Oxígeno, transfusión de sangre. La pronta comunicación, entre colegas, se da través de miradas de impotencia. Poco o nada se puede hacer. El corazón del Beny está dejando de latir. Se acaba. La cirrosis mal cuidada, el vómito de sangre, el deseo de seguir en pie, la tardía llegada al hospital.
Rodeado de los especialistas se paró el corazón de quien hizo suyo el pregón de ’Me sobra mucho corazón’ de una de las canciones de nuestra Emma Elena Valdelamar
https://youtu.be/FQ21CYOZqew
Era febrero de 1963. Beny Moré había nacido en agosto del 1919 en Santa Isabel de las Lajas pueblo al que lo hizo famoso con esta canción cuya letra nos recuerda la altura poética de José Martí,
https://youtu.be/LpfWQnwfT6w

Su historia como la de tantos: familia pobre, trabajo desde niño, gusto por la música, comienzos difíciles y de pronto, aunque para muy pocos, la gran oportunidad y el triunfo. En el caso del Beny esta oportunidad consistió en haberse unido al Trío Matamoros con quien llegó a México.
Vayamos a ese México de 1946. El alemanismo, la modernidad, la ciudad de México monopoliza gobierno, finanzas y diversión. En la música conviven el bolero, el huapango, el son y algo - ¿conga, guaracha? – de música cubana o tropical. El radio difunde y hermana: orquestas y estrellas de la canción. Comienza la industria disquera. Los teatros: el Lírico, el Follis Bergere, el Margo, el Politeama en esplendor y para quienes lo pueden pagar el Río Rosa, el Ciro´s, el Montparnasse comienzan ya tarde y terminan a la madrugada.
A esa ciudad llegó. Pronto tomó vuelo propio. El ya traía esta voz, este ritmo
https://youtu.be/B1VE56pc3Rk

En esos días de 1946, 1947 el mambo prendió a México. Se bailó, se compuso, se creó una moda. Dámaso Pérez Prado el grande, el rey descubrió a Benny Moré. Con él y con otras grandes orquestas como la de Rafael de Paz, el Beny se presentó, grabó, llenó teatros y cabarets.
Aquí realizó muchas grabaciones de las que con Dolor Carabalí y Mata Siguaraya llegó a alturas religiosas.
https://youtu.be/K4FSABld7eY
https://youtu.be/rj8B3oGEuRE
Fue la época de las rumberas: Ninón Sevilla, Amalia Aguilar, María Antonieta Pons, Rosa Carmina cimbraban sus caderas y cimbraban hormonas y las más listas las carteras de los señores del billete y del abuso. El cine afortunadamente captó varios momentos de Moré con ellas.
Para recordar esos tiempos nadie como Luis Spota con su Casi el Paraíso o, más centrado en la vida nocturna de la Habana Guillermo Cabrera Infante con su grandiosa novela Tres Tristes Tigres y, en forma visual cercana algunas escenas de películas como está con Amalia Aguilar
https://youtu.be/vGguKah5gkc
o este inolvidable baile de Tin Tan y la voz del Beny
https://youtu.be/wGC1GfAcW9o

Beny Moré en México mejoró sus habilidades para acompañar con el movimiento del cuerpo a las canciones y, con el ejemplo de los grandes maestros músicos amplió su gama de tonos, perfeccionó su vocalización y, sobre todo, unió ritmo y sentimiento.
Beny Moré improvisaba, cada presentación, cada canción era diferentes. Su entrada al escenario con su sombrero, su bastón captaban la atención y al final la explosión de aplausos. Sin haber estudiado música podía dirigir a una dotación de doce elementos profesionales.
Para los músicos cubanos llegar y conquistar a México era el momento cumbre de su carrera. Beny Moré vino, conquistó y se fue. Regresó a Cuba casado con una mexicana, con muchos amigos, con la admiración de todos. Beny llegó cantando a los mexicanos. Gratitud de gran señor.
https://youtu.be/wt_6DvvNl7I
De su tierra ya no salió ni cuando el dominio de los Castro Ruz expulsó a muchos. Ahí se quedó. Estableció su propia banda con los mejores instrumentistas. Por los discos y el radio siguió mandándonos la mejor voz del bolero y de los ritmos cubanos.
¿Por qué es importante Beny Moré para nosotros los nacidos en los años en que llegó a México? La razón a la vista, en esos años comenzó el dominio de las bandas norteamericanas. Hubo quienes, en todo su derecho y en todo su desarraigo, las copiaron. Pero hubo quienes, entre ellos Beny Moré y muchos músicos cubanos y mexicanos siguieron cantando en español y enriqueciendo nuestra cultura popular.
Aquí tienes uno de los LP con los cuales nuestros papás bailaron
https://youtu.be/JetNVhAdzhc
La cultura popular es esencial en la formación de las personas. Crea y trasmite identidad. Nos permite expresar apropiadamente lo que sentimos. Beny como tantas otras figuras nos salvan de perder lo que somos, lo que hemos sido. El dió continuidad al bolero y ritmos cubanos pues por la gran calidad de su voz siguió estando presente a través de sus grabaciones. Algunas de sus interpretaciones se han revivido en otras voces. Aquí su creación interpretada por dos grandes del bolero:
https://youtu.be/UDED8DjT_EU
Cuando murió el Beny La Habana entera se volcó a las calles, esto en el sentido real de la palabra
https://youtu.be/Q9sxZ54OydA
y un detalle muy humano que aquí podrás escuchar.
https://youtu.be/1U-8vgzH2Ys
Con el Beny entras en comunión con la gran voz de la música cubana: sus tonos, sus silencios, su modulación no tienen par. Con el Beny las canciones toman vida. Hoy lo tienes a la mano.
Por si quieres saber más, abre el YouTube, Spotify o cualquier otra página musical y escribe Beny Moré. Te encantará. Ahora que si quieres saber algo de lo mucho que hay te mando el
Homenaje en teatro de la Habana a Beny Moré con las estrellas del Tropicana
https://youtu.be/roBAMJC2ph8
y la película reciente con la Vida de Beny Moré
https://youtu.be/-57mcS8iEXw
Ojalá hayas llegado hasta aquí y recuerdes que gente como el Beny merecen nuestro recuerdo, nuestro agradecimiento.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor