1

1,425 vistas

Octubre 07, 2020 02:08 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Sucumbe ante el etiope Shura Kitata

+Bajo nivel atlético debido a la pandemia de Covid 19

+En la rama femenil Brigid Kosgei logró el bicampeonato en tierras británicas

+Destacado papel del mexicano Luis Barrios

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- Suma de factores cobraron factura: edad, lluvia, calambres. Eliud Kipchoge, 35 años de edad, enfrentó un amargo domingo. Que marcó el fin de su dominio histórico como invencible en la prueba de maratón. Y terminó en un impensable octavo lugar en su edición 40.

En St James’s Park, Londres, no olvidará un momento pesadillezco cuando el etiope Shura Kitata, 24 años, lo pasó para quedarse con la victoria. El nivel mostrado por los atletas fue pobre, debido a una inadecuada preparación a consecuencia de la pandemia de covid 19.

Con 10 grados celsius y lluvia, el frío se infiltró en la piel de Kipchoge que insistió hasta el kilómetro 38, momento en el que no pudo acelerar más. El poseedor del récord mundial de Kenia encontró su primera derrota en siete años.

La última se remontaba a Berlín en 2013, donde acabó segundo por detrás de su compatriota Wilson Kipsang Kiprotich, que establecía en ese momento un nuevo récord del mundo.

Shura Kitata tras un emocionante sprint ganó el Maratón de Londres con un tiempo de 2 horas, 5 minutos y 41 segundos, superando al keniano Vincent Kipchumba (a un segundo) y a su compatriota Sisay Lemma (a cuatro segundos).

’Estoy muy decepcionado, quería hacerlo mejor pero mi oreja derecha se tapó y sentí un calambre y un problema en una cadera en los últimos 15 kilómetros. No condeno las condiciones, volveré al maratón’, explicó Kipchoge a la BBC.

Los mejores corredores permanecieron juntos durante largo rato con un ritmo alejado del récord del mundo (1 hora, 02 minutos 54 segundos). Pero en el kilómetro 38 tuvo lugar la sorpresa: tras una aceleración de Kitata, Kipchoge cedió y acabó octavo con una marca de 2 horas 6 minutos y 49 segundos.

El grupo prolongó el ataque y soltó a otros etíopes destacados como Mule Wasihun (tercero el año pasado, quinto este año) y Mosinet Geremew (segundo en 2019, cuarto en 2020).

Kitata lo dio todo para llevarse un sprint lleno de suspenso y consiguió su primera gran victoria después de coleccionar varios buenos resultados (segundo en Londres y en Nueva York en 2018, cuarto en Londres y quinto en Nueva York en 2019).

’Me he preparado muy bien para esta carrera, Kenenisa (Bekele) me ayudó y aconsejó en el entrenamiento’, declaró Kitata la BBC.

Por su parte, Juan Luis Barrios finalizó en el puesto 16, con 2:11.37, y se quedó a siete segundos de la marca mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 del próximo año, informó el Comité Olímpico Mexicano.

Ya están clasificados José Luis Santana, Joel Pacheco y Jesús Esparza con marcas de 2:10, por lo cual, para desplazarlos, Barrios necesitaba ese tiempo o menos.

Kosgei, la mejor

Tres horas antes que los hombres fue el turno de la prueba femenina, y ahí la favorita supo hacerse respetar. La keniana Brigid Kosgei asentó su dominio en la distancia al llevarse el maratón por segundo año consecutivo con una marca de 2 horas 18 minutos y 58 segundos.

En la zona de meta, Kosgei dijo que había sido un día difícil.

’Fue maravilloso correr, pero no hemos podido prepararnos bien debido a covid, y debido al clima de hoy fue una lucha hasta el momento en que terminé’.

La poseedora del récord del mundo (2 horas, 14 minutos, 4 segundos) en Chicago en 2019, se deshizo en el kilómetro 32 de su última rival, su compatriota y campeona del mundo Ruth Chepngetich, y enfiló a la victoria.

La estadounidense Sara Hall, de 37 años, comenzó de manera más prudente que las kenianas, pero en la parte final aumentó la velocidad de manera espectacular, rebasando a Chepngetich, de 26 años, en la última recta y firmando una marca de 2 horas 22 minutos y 1 segundo, su récord personal.

La carrera, que se pospuso originalmente en abril debido a la pandemia, se corrió en 19.8 vueltas de un circuito vallado en una ’biosfera segura controlada’ alrededor de St James’s Park, con la línea de meta en su lugar tradicional en The Mall.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor