1

3,689 vistas

Abril 25, 2020 11:37 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Perduró durante 37 años como estratega

+Dirigió a México en el Mundial de Alemania 2006

+Inolvidables, goles de chilena que recibió de Hugo Sánchez

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).- Satanizado porque declinó llevar a un mundial, como miembro del Tri, a Cuauhtémoc Blanco –ídolo del futbol mexicano–, campeón con Argentina en 1978, a los 68 años de edad, Ricardo Antonio La Volpe anunció ayer su retiro de entrenador de la Liga Mx, luego de su más reciente experiencia en Toluca que resultó infausta. Aunque dejó en claro que seguirá ligado al futbol como director deportivo, algo que, reveló, ha buscado desde hace más de 10 años.

’Yo estoy eligiendo ser director deportivo, ya no quiero dirigir más’, dijo el también ex jugador de 68 años de edad, y quien fue entrenador de la selección mexicana de 2002 a 2006, en entrevista con un programa de la cadena de televisión Espn.

Al estratega sudamericano se recuerda, entre otras cosas, amén de su crónica rispidez con la prensa, de la expresión de amargura mezclada con inconmensurable soberbia, colgada de sus labios, que se decantaba en su caminar. Como si ni la tierra lo mereciera.

’Ya me pasó la edad, ya me pasó esa presión, me cansé. (Ahora quiero ir) a donde considere yo’, añadió.

Hoy, reflexionó, ’Ricardo La Volpe dice: ¿a dónde, en la cancha? No me la llevo bien con los periodistas, no me llevo muy bien con los profesionales’, añadió.

Apodado El Bigotón indicó que decidió ya no dirigir después de su más reciente experiencia como técnico con los Diablos Rojos del Toluca, de la Liga Mx, equipo del cual fue despedido en noviembre de 2019 por los malos resultados.

’No (volveré a dirigir), no. Después de lo que me pasó en Toluca ya se acabó’, enfatizó.

Luego de su trayectoria de futbolista, donde formó parte de la selección de Argentina que se coronó campeona en el Mundial de 1978, La Volpe llegó como portero al Atlante a finales de los 70s, luego comenzó su andar en los banquillos en la temporada 1983-84 con el Oaxtepec, carrera que mantuvo durante 37 años con diversos clubes en México y el extranjero, además de dirigir a dos diferentes selecciones nacionales.

En México comandó a los clubes Oaxtepec, Ángeles de Puebla, América, Guadalajara, Atlante, Atlas, Querétaro, Monterrey, Jaguares de Chiapas y Toluca. Con los Potros de Hierro conquistó el campeonato de la temporada 1992-93.

En el extranjero dirigió a los clubes argentinos Boca Juniors, Banfield y Vélez Sarsfield, además del Pyramids de Egipto.

Asimismo, fue timonel de la selección mexicana, a la que llevó a octavos de final de la Copa del Mundo de Alemania 2006, fase en la que el Tri fue eliminado por su similar de Argentina. Además, ganó la Copa de Oro de la Concacaf en 2003.

También estuvo al mando del combinado de Costa Rica y fue subcampeón de la Copa Centroamericana 2011.

Como entrenador, se distinguió, entre otras cosas, por su característica forma de juego llamada lavolpismo, la cual fundamenta su estilo ofensivo en la posesión de la pelota y su traslado a nivel de pasto.

Dicha escuela ha tenido gran influencia en la carrera de técnicos mexicanos como Miguel Herrera, actual timonel del América, José Guadalupe Cruz, Daniel Guzmán, y los argentinos Rubén Omar Romano y Jorge Almirón.

Siempre fue criticado por no llevar a Cuauhtémoc Blanco al Mundial de Alemania 2006. Tuvieron agrias discrepancias, que fueron del dominio público, cuando La Volpe dirigió al América.

Chilenas de Hugo

Memorable es también la rivalidad, a la fecha, entre La Volpe y Hugo Sánchez. Es, sin duda, una de las más polémicas en la historia del fútbol mexicano. Y pervive a la fecha.

El odio mutuo comenzó a incubarse en la liga mexicana durante la temporada 1979, cuando Hugo, entonces delantero de los Pumas, le anotó un gol de chilena al otrora portero del Atlante.

Al término del partido La Volpe aseguró a la prensa que ni en 100 años Hugo le volvería a anotar un gol así… pero se equivocó.

No necesitó un siglo. Meses más tarde, durante la vuelta de la misma campaña el llamado ‘Pentapichichi’ repitió la dosis con una ejecución idéntica. El argentino no daba crédito. Quedó, petrificado, estatua de sal, bajo los tres palos.

A partir de ese momento La Volpe y Hugo se han encargado de protagonizar varios polémicos capítulos: conflictos en el Atlante en 1995 con el argentino como DT y el mexicano como jugador.

Peleaban, también, por la silla de la selección mexicana. Que Hugo ha ocupado.

A La Volpe, vaya donde vaya, perseguirá la polémica.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor