1

826 vistas

Febrero 23, 2020 15:04 hrs.

Gregorio Almazán Hernández › diarioalmomento.com

Gobierno Nacional › México Ciudad de México


El Presidente, Andrés Manuel Manuel López Obrador, al llevar a cabo en Palacio Nacional, el 107 aniversario luctuoso de Francisco I. Madero y su vicepresidente José María Pino Suárez, quienes fueron asesinados en la Ciudad de México en 1913, calificó al expresidente como un político fuera de serie que pese a enfrentar el atraso cívico del país luchó por la democracia.
Frente a integrantes de su gabinete y los altos mandos del Ejército, el Presidente de la República señaló que el legado del expresidente Francisco I. Madero no debe olvidarse nunca.
Por tal motivo, en Palacio Nacional, el Presidente inauguró la ’Intendencia de la Traición’, donde se honra la memoria del exmandatario, quien estuvo preso en este lugar junto a José María Pino Suárez antes de ser asesinados..
El Mandatario federal, consideró que el cambio del país no se puede lograr por mero pragmatismo, sino requiere que los hechos trascentendales sean movidos por ideales y principios.
Señaló que ’debe tomarse en cuenta que por general un luchador social o político, que busca transformar una realidad de injusticia, es movido por ideales o principios, por una doctrina o simplemente por una creencia.
’Nadie podría hacer algo verdaderamente transcendental por mero pragmatismo sin valores morales o espirituales’, lanzó el jefe del Ejecutivo.
El Presidente,. afirmó que el legado que deja el maderismo a los mexicanos se vio cristalizado en 2018 cuando su movimiento, en un hecho democrático trascendental, lo llevó a la Presidencia con el respaldo mayoritario del pueblo.
Dijo que su gobierno ha retomado los valores que Francisco I. Madero, en particular el bienestar del pueblo, no como un acto humanista, sino para afianzar la transformación de México, con el respaldo de la sociedad.
’(Debemos) resistir ante cualquier reacción conservadora, no podemos soslayar la bella y dolorosa lección del maderismo: democracia sí, pero justicia social también; Madero es mártir y héroe’, afirmó el mandatario federal.
Acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, el mandatario hizo un recorrido por la sala en memoria del político y ser humano excepcional que fue el expresidente.
’Francisco I. Madero, era un político extraordinario, fuera de serie tan es así que sus contemporáneos lo tildaban de soñador y no pocos con vulgaridad llegaron a decir que estaba loco’, afirmó.


VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor