1

1,496 vistas

Enero 07, 2024 18:26 hrs.

Víctor Sánchez Baños › tabloiderevista.com

Política ›


La crisis del último año presidencial
• Cómo evitar persecución post sexenal
• Elefantes blancos y endeudamiento
• 2024, año de crisis y daño nacional
• No hay dinero; acabaron con fideicomisos
• López Gatell, desempleado y sin fuero
• Cemex y HSBC México, impulsan a mujeres

Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros.
Clive Staples Lewis (1898-1963) Escritor británico.

El último año de un presidente en México y otros países es el más complicado. Un tornado de emociones, se debaten en el ser humano. Reflexiona en traiciones y supervivencia. Necesita dejar una plataforma para no ser aniquilado por su sucesor. Busca políticos de otros países amigos, para un probable refugio en caso de persecución política o judicial.
No es fácil terminar un periodo de gobierno, sin tener pecados en el clóset y, en muchos casos, enormes sumas de dinero logrados al amparo del poder y la administración del presupuesto.
Así, los últimos 7 meses, o 265 días en 37 semanas, serán los más difíciles para Andrés Manuel López Obrador. Se acaba su sueño y debe dejar un seguro de libertad para él, sus hijos, su familia y para su círculo cercano de colaboradores.
Este año, el 2024, será complicado en materia económica y política internacional, amén de las elecciones que se llevarán a cabo el 2 de junio.
En economía, el país está sin dinero en caja.
El gobierno de AMLO se terminó el dinero que obtuvo durante los primeros 5 años, al saquear los fideicomisos de organismos autónomos como el caso del Fondo para Atención de Desastres Naturales, que dejó sin recursos a la población víctima de huracanes y temblores. Por si fuera poco, el remate fue el despojar al Poder Judicial de la Federación de sus fideicomisos, que correspondían a garantías laborales de sus trabajadores.
Pero aunado a este hay otros 300 mil millones de pesos de 281 fideicomisos del gobierno federal, que estaban destinados hasta abril del 2020, para atender emergencias en distintos rubros, proyectos productivos, investigación científica y tecnológica, investigación agrícola, Salud, guarderías y sectores vulnerables, entre miles de millones de pesos que no podía tocar el presidente de la República.
En complicidad de diputados del partido en el poder, Morena, que sólo responden a los intereses de AMLO, se apoderaron de ese dinero para un solo objetivo: gastar en programas sociales para atraer simpatías electorales para este año que se juegan los morenistas, la libertad después de una larga, pero muy larga lista, de abusos y raterías.
El resultado de esos abusos se reflejará en la falta de dinero este año para enfrentar crisis de todo tipo. Es más, se estima que habrá dificultades graves que podrían llevar a una severa inflación, devaluación del peso y, por si fuera poco, se prevé una sequía. Para ello, se agotó López Obrador, los ahorros del país.
Esto aunado al endeudamiento severo para este año, según lo aprobado por el Congreso morenista.
Le autorizaron gastar 9 billones de pesos, pero el titular de Hacienda Rogelio Ramírez de la O, dijo que no logrará captar lo suficiente. Le faltarán 1.7 billones de pesos, por lo que tendrá endeudará al país. El Congreso le autorizó izaron contratar deuda por 1.95 billones de pesos.
No habrá dinero para pagar pensiones de millones de trabajadores del gobierno, que corresponden 1.94 billones. Para ello pedirá prestado.
Otro ejemplo del despilfarro es la deuda a proveedores de las ’empresas productivas del gobierno’, que asciende para Pemex, más de medio billón de pesos y de la CFE, que dejó de sin mantenimiento la planta nuclear de Veracruz.
El problema más grave es la corrupción, así como el crecimiento de los programas sociales, mismos que están destinados para coaccionar el voto en favor para eternizar su gobierno con sus fieles operadores.
Esto es insostenible para un gobierno que gasta más de lo que genera fiscalmente. Exige a los contribuyentes, pero se niega a evitar despilfarros de obras innecesarias, como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, la megafarmacia (que no funcionará porque lo hacen por instinto canino y no humano) y muchas más. Gastan billones del dinero del pueblo, en cosas que irán a la basura.
¡Que irresponsabilidad! AMLO no pagará el desastre.
Lo haremos todos los mexicanos. Así, de irresponsable actuaron Stalin, Mao, Ortega, Chávez y Castro, entre otros, para empobrecer a sus pueblos. ¡Qué irresponsabilidad! Esto podría hacer perder a Morena la Presidencia.
PODEROSOS CABALLEROS: Hugo López Gatell, el poderosísimo exsubsecretario de Salud, fue abandonado por Morena.
Si pierde la presidencia de la República, Claudia Sheinbaum, queda escrito en piedra el destino. Acabó con la vida de cientos de miles de mexicanos durante la pandemia y, al mismo tiempo, provocó el desabasto fenomenal de medicinas. Está desesperado. Sabe que podría ser llevado a juicio en México o en tribunales internacionales. No tiene espacio de supervivencia.
RESPONSABILIDAD SOCIA Y GOBERNANZA: Cemex, liderado por Rogelio Zambrano, y HSBC México, de Arturo Arce, dieron a conocer un nuevo programa social enfocado en apoyar el crecimiento de las mujeres empresarias de la red de proveedores de la cementera. Este programa cuenta con respaldo financiero de HSBC México por 700 millones de pesos, que brindará a mujeres emprendedoras apoyo financiero a un costo preferencial.
vsb@poderydinero.mx
@vsanchezbanos

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

AMLO, desesperación y angustia

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.