1

1,806 vistas

Octubre 18, 2023 03:03 hrs.

Armando Ríos Ruiz › tabloiderevista.com

Política ›


La reciente revelación hecha por el Presidente sobre el caso Ayotzinapa, luego de ser interrogado en una mañanera sobre el mismo, se traduce como un hecho de que su administración carece de la capacidad o de verdadera determinación para culminar exitosamente con las investigaciones, que habrán de formar parte de una historia macabra en la que los gobiernos de Peña Nieto y suyo, formaron parte sólo para concluir en una mentira.
En campaña ofreció, como ofrecen todos, dar solución a diversos problemas que sólo encontraron un sonoro revés para agravarse. Algunos no existían, pero fueron creados como si se tratara de una venganza contra el pueblo bueno y sabio que vive feliz en la ignorancia. Por ejemplo, eliminar inspecciones a establecimientos comerciales y evitar el soborno y la mordida. Otorgar confianza a los ciudadanos. Reubicar las secretarías en los estados sin afectar a los trabajadores.
Otros compromisos: acabar con la guerra contra el narco en tres años. Hoy está peor que nunca. impulsar la formación artística desde la educación básica y apoyar a creadores y promotores de la cultura. Garantizar la atención médica y la proveeduría de medicamentos gratuitos. Establecer un sistema de salud de primera, mejor que el de Dinamarca y muchos otros.
¡Vaya! No ha podido terminar siquiera sus obras faraónicas y orgullo de su ejercicio de gobierno, que por cierto se convertirán en miles de millones de pesos tirados a la basura cuando estén en condiciones de operar, si es que eso llega a ocurrir y en monumentos al despilfarro y a la inoperancia. A la destrucción y a la amenaza de envenenamiento del medio ambiente.
En su sermón matutino dijo que él mismo está encargado de la investigación de lo ocurrido a finales de septiembre de 2014, en Iguala Guerrero. Si en historia, su pasión y su presunción, resulta reprobado a cada momento, como ocurrió todo el tiempo con la materia de Economía cuando era estudiante, ¿cómo resultará la indagatoria en sus manos?
Los familiares de los desaparecidos, es natural, ya han mostrado cansancio y malestar por sentirse engañados. Ya han mostrado incredulidad ante la andanada de disculpas que les dan a cada momento, porque simplemente no han logrado ver claridad.
El Presidente ha presumido siempre que puede manejar cualquier materia con una precisión de cirujano. En la realidad, las cosas han resultado diferentes. La destrucción, al inicio de su gestión, del aeropuerto de Texcoco resultó un desastre absoluto, con la perdida de casi 500 mil millones de pesos. Hoy ya estaría dando frutos insospechados, en lugar de la frustración que ofrece otra de sus obras insignias: el ’CHAIFA’.
Respecto a las averiguaciones que efectúan organismos dedicados a la investigación y que a pesar de su especialidad no dan con bola, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que, con corte al 2022, había pendientes de concluir 2 millones 915,899 carpetas de investigación. Entre estas, obviamente se encuentra el caso Ayotzinapa.
’A través del Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal y Federal se detalló que, de la cantidad total de estas carpetas, 2 millones 865,162 (98.26%) correspondieron a averiguaciones previas de las fiscalías estatales, mientras que las 50,737 fueron abiertas por la Fiscalía General de la República (FGR)’.
Pero el Jefe del Ejecutivo afirma que en su administración ’existe la voluntad y la convicción de esclarecer todo y de no ocultar absolutamente nada, hacer todo transparente. Es una regla de oro de la democracia, no podemos ocultar absolutamente nada’. Pero también son sólo palabras huecas como las que suele soltar diariamente en sus desmañanadas.
Además, hay un obstáculo demasiado grande: ¿quién avalaría su conocimiento, su destreza en materia de investigación criminal? Para comenzar, un investigador no deja pasar un solo elemento y toma en consideración el más insignificante. El Presidente ya exoneró, de entrada, al general Salvador Cienfuegos. Antes de ser investigado.
ariosruiz@gmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

Ayotzinapa

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.