1

1,412 vistas

Junio 21, 2020 19:28 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Supera a Javier Chicharito Hernández

+Pasión y euforia impiden respetar reglas de distanciamiento entre los jugadores

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).- Pese a tantas noticias aciagas relacionadas con el futbol mexicano, al fin, hay una grata. Después de tres meses de inactividad en las canchas por la pandemia de coronavirus, el regreso de la Liga Premier fue una tangible fantasía para Raúl Jiménez, quien abrió el marcador en la victoria de su equipo Wolverhampton 2-0 sobre el West Ham.

Con esto, de paso, el delantero tricolor se convirtió en el mexicano que más goles ha anotado en una sola campaña en la historia del torneo inglés.

Con su cabezazo, Jiménez llegó a 14 goles, superando por uno la cifra conseguida por Javier Chicharito Hernández en 2010-11 con el Manchester United. El propio Jiménez había facturado 13 dianas en 2018-19.

El testarazo en picada fue como una vieja costumbre del mexicano, una rutina goleadora que no se olvida tras meses sin disputar en la cancha.

Sin euforia en las gradas por la ausencia de público –aquellos que se llama estruendoso silencio–, Jiménez fue celebrado como la sensación mexicana. Y por unos segundos los vencedores olvidaron que debían guardar un protocolo de distancia y chocaron cuerpos y se felicitaron con los rostros muy próximos.

El portugués Pedro Neto amplió la ventaja de los Wolves con una impresionante volea a los 84.

Wolverhampton alcanzó en puntos al Manchester United, que tiene mejor diferencia de goles. Ambos están a tan sólo dos unidades del Chelsea.

West Ham está fuera de la zona de descenso apenas por diferencia de goles, delante de Bournemouth, que es antepenúltimo luego de caer 2-0 ante Crystal Palace, con goles de Luka Milivojevic y Jordan Ayew.

Este retorno devuelve las dudas sobre las medidas sanitarias en ciertos deportes. Cuidar el distanciamiento social parece que es prácticamente imposible cuando un equipo anota un gol agónico, sorpresivo y potencialmente crucial.

La evidencia quedó registrada en el empate entre Watford y Leicester y en el triunfo de Brighton sobre Arsenal.

Ben Chiwell fue felicitado de manera tumultuaria por sus compañeros de Leicester, luego de que envió al ángulo un tiro a los 90 minutos. Pareció que sería el tanto del triunfo para los Foxes en un vacío estadio Vicarage Road en la Liga Premier.

Sin embargo, el guión no escrito de suspenso deparaba otro vuelco.

El central del Watford, Craig Dawson, remató de chilena para conseguir el golazo del empate al tercer minuto de descuento, con lo que su conjunto, amenazado por el descenso, rescató la igualada 1-1.

Dawson fue abrazado también por sus compañeros, tras el tanto que colocó al Watford un punto por encima de la zona que condena a perder la categoría. Sin embargo, el Bournemouth , antepenúltimo de la tabla, jugaba más tarde.

Se ha instado a que los jugadores guarden entre sí una distancia de dos metros (seis pies) durante las celebraciones, tras la reanudación de la campaña interrumpida tres meses por la pandemia de coronavirus.

El punto restableció una delantera de ocho unidades del Leicester, que es tercero, sobre el Manchester United, en el quinto peldaño, el cual podría otorgar un boleto para la Liga de Campeones, si se ratifica la suspensión de dos años al Manchester City.

También ayer, Neal Maupay, delantero del Brighton, propinó un golpe doble al Arsenal. En el primer tiempo, incidió en una aparatosa lesión del arquero Bernd Leno. En los descuentos, anotó el tanto que significó la victoria por 2-1.

Y tampoco aquí hubo respeto por las reglas de distanciamiento. Maupay celebró ruidosamente después del silbatazo final, pero fue enviado al suelo por un empujón de su compatriota francés Matteo Guendouzi, volante del Arsenal. Otros jugadores visitantes hicieron airados reclamos a Maupay.

No obstante, dijo que se había disculpado con Leno y con el técnico español del Arsenal, Mikel Arteta, por la jugada en que se lesionó el portero.

Los integrantes del Arsenal estaban furiosos después de que Maupay cargó sobre Leno, quien saltaba para apoderarse de un balón. El portero cayó mal sobre su pierna derecha y la rodilla se dobló en un ángulo anormal, y los gritos de dolor del guardameta resonaron en el vacío estadio Amex.

El marfileño Nicolas Pepé había dado al Arsenal la ventaja con un tiro combado a los 68, pero el zaguero Lewis Dunk igualó para el Brighton, asolado por el descenso.

Arsenal quedó seis puntos detrás del Manchester United, que es quinto. Brighton se alejó cinco puntos de la zona de descenso.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor