1

2,402 vistas

Mayo 09, 2020 09:26 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Irremediablemente Kafkiano, futbol mexicano

+Poderosa fragilidad redonda

Balón Cuadrado

Desde tiempos ancestrales, en barrios pobre se juega con pelotas de papel o trapo amarrados con ligas. Imaginación para vencer la majestuosa miseria a través de la diversión. Descalzos, hacer rodar amorfo esférico, sobre tierra gris que nunca será nuestra. Atenazados por poderoso sueño de ser crack. O el simple hecho de la diversión: «Jugamos como nunca, perdimos como siempre», escribe el fallecido Eduardo Galeano, literato uruguayo. Acto lúdico: gozo y goce. Eterna quimera, poseer un balón de piel o sintético. Escalera al cielo.

Hay una curiosa analogía de ésta placentera realidad.

Es una suerte de metáfora esférica del futbol mexicano desde su poderosa fragilidad. Históricamente, bucea en un mar de insospechado surrealismo, como en ninguna parte del mundo. Infestado de pirañas desdentadas: jugadores. Se ahogan en su propia miseria humana y deportiva. Igual que los dueños del balón, tiburones de ese océano. El pez grande se come al chico.

Atletas que temen crear un sindicato que haga valer sus pisoteados derechos laborales. Jamás osan desatar la ira del omnímodo poderío patronal que acaba devorándolos. Son tratados peor que hetairas, ante la elefantiásica laxitud del poder gubernamental.

Y una hoja en blanco puede cambiar, infaustamente, su destino. Para bien o mal. Como veremos más adelante.

No es baladí afirmar que el balón nacional es de papel.

Hay dos historias que se engarzan en la pelota. Reflejo cómo es profundamente kafkiano el balompié local, como ningún otro en el mundo: futbol de papel.

La primera, para mal:

Allá por 1994 ocurrió con Manuel Negrete, ídolo del balompié nacional. Fue contratado por Juan Antonio Hernández, dueño del polémico equipo Toros, con sede en la populosa Ciudad Nezahualcoyótl, Estado de México. Poderoso empresario de compraventa de autos usados y nuevos. Se ufanaba, públicamente y en privado, de pagar los mejores salarios entre los 20 clubes.

Solía premiar a sus jugadores, centenarios en mano, dentro del vestidor, en el Estadio Neza 86, después de los juegos. El precio actual de esa moneda de oro, a la venta, es de 35 mil pesos unidad.

Negrete era la joya de la corona en su equipo. Con el Tri había anotado un excelso gol de tijera a Bulgaria, en el marco del mundial de 1986. Que coadyuvó a que México conquistará el quinto partido en Copa del Mundo, fatídico. Porque hasta la fecha no lo ha vuelto a hacer. Anotación que fue considerada por FIFA, en 2018, como la más hermosa en copas del mundo.

Manolo era deidad de la pelota.

Debutó con Pumas en 1879. Jugó para el Sporting de Lisboa, Portugal; Sporting de Gijón, España. Militó en el Monterrey y luego Atlante. De Potros pasó a Toros en una contratación sui generis, secreto a voces, en ese entonces, 1994: firmó a Hernández una servilleta en blanco en un restaurante.

En ese mismo año, en una publicación del 2 de junio, Negrete, también presidente de la Asociación de Futbolistas Profesionales, declaró al diario El Financiero que no había sido el único que firmó contratos-servilleta en un restorán.

Y que otros de sus compañeros también lo habían hecho. Omitió dar sus nombres, argumentó, ’para no balconearlos’.

Después que Hernández incumplió su palabra empeñada a Negrete, hecha tinta negra, en una hoja en blanco, éste lo calificó de ’abarrotero y cuentachiles’.

Si eso ocurrió con un ídolo del futbol mexicano, ¿qué sucederá con un jugador del montón?

Metido a político, desde 2018, el exfutbolista es alcalde de Coyoacán, una de las 16 demarcaciones en que se divide la Ciudad de México, por el Partido de la Revolución Democrática, en alianza con los partidos Acción Nacional y Movimiento Ciudadano.

Queda la duda si también firmó un papel en blanco. Porque los políticos y barones del balón son dos gotas de agua: traidores.

Se repite la historia

Segunda historia del balón de papel, quizá, promisoria:

El pasado 29 de abril el reportero Iván Pérez narró en la página web elmister.info la curiosa forma –que contrasta con la historia de Negrete–, cómo fue el kafkiano génesis de una promisoria liga de balompié profesional, antítesis de la Liga Mx de la Federación Mexicana de Futbol, que se asemeja a un cuento de ficción: en un papel en blanco.

Escribe:

A principios del 2019, en una servilleta, Víctor Montiel y Rafael Fonseca, escribieron ideas, conceptos y la palabra ’balompié’.

Platicaron horas del futbol y pensaron, ¿por qué no crear una liga profesional distinta a la que ya existe? La Liga de Balompié Mexicano (LBM) comenzó en una sobremesa y un año y nueve meses después será transmitida en una OTT y vía streaming.

Javier González Levy, vocero de la Asociación Nacional de Balompié Mexicano (ANBM) y la LBM, dice que sería increíble que esa servilleta todavía existiera, un artículo ’ideal para un museo’. Y reconoce que la venta de contenido -como ya ocurre en la industria deportiva- será fundamental para monetizar y obtener recursos.

(Pero ¿qué es OTT (Over The Top), o como algunos la conocen como Smart TV?

Son las siglas que definen un tipo de servicio de vídeo que nos llega a nuestro televisor inteligente a través de Internet, bien sea ADSL o quienes puedan disfrutar ya de fibra óptica).

Sigue Iván Pérez:

Lo que comenzó con reuniones en salas de juntas prestadas, ’todos apretados’ en mesas de cafeterías o restaurantes, aspira a tener ingresos en su primer año de al menos 100 millones de pesos por la venta de 20 franquicias para su torneo de Primera División. Víctor Montiel y Rafael Fonseca, son Presidente y Vicepresidente de la ANBM respectivamente.

En un escenario medio buscan que 14 o 16 clubes participen en la primera temporada, ’sería nuestro número mágico para comenzar’ y mínimo 12, todo ello por el tema del impacto económico del COVID-19.

Es decir, que por compra de franquicias hay tres escenarios: como mínimo, 60 mdp (millones de pesos); 80 mdp como una opción real y 100 mdp en el estimado máximo.

El proyecto, según fuentes consultadas por este medio, no costó más allá de medio millón de pesos para empezar a funcionar y hasta ahora, con los cuatro clubes ya confirmados tienen asegurados al menos 20 mdp para operar. Actualmente ya son 70 personas trabajando directamente en el proyecto y la idea es que se incorporen 10 más.

Los confirmados: Ensenada FC, Industriales de Naucalpan, Chapulineros de Oaxaca y Jaguares Jalisco.

La venta de contenidos es una de las grandes apuestas de la LBM y ya tienen ofertas económicas para adquirir los derechos y una más para ir en sociedad para generar la producción.

Sobre la mesa cuentan con una propuesta financiera formal para transmitir vía streaming en México y Estados Unidos (y posiblemente en algunos países de Centroamérica), hay otra propuesta económica para que los partidos sean emitidos en Sudamérica; los directivos de la ANBM ya han realizado algunas reuniones en Ecuador con el CEO de la empresa.

Una de las mejores opciones, detallan en la nueva liga, es la posibilidad de transmitir sus partidos por una OTT con la que ya están en pláticas, lo cual necesitará de una inversión económica.

Además hay un canal de televisión abierta en el país -que no es ni Televisa ni TV Azteca- quien ya mostró interés y una opción más con una cadena nacional de tv restringida con la que se haría un acuerdo donde la compañía pondría la producción de televisión y ambos venderían los derechos.

La LBM tiene entonces cinco opciones de transmisión, dos de ellas ya con plata para adquirir los derechos.

Por motivos de confidencialidad no se revelaron a esta publicación los nombres. Pero empresas como Footters, Imagen Televisión, Multimedios, Megacable o la propia DZNA –con la que el campeón mundial mexicano Saúl Canelo Álvarez tiene un contrato por 365 millones de dólares por 11 peleas— que llega a México este año puede ser opciones de transmisión.

La calidad será fundamental para la LBM. Por ello cada partido contará con 8 cámaras al menos y una unidad móvil como mínimo.

’El acuerdo con la OTT está muy avanzado y eso nos dará la posibilidad que se transmita en móvil, que como dato te puedo decir que el 96% de las visitas a nuestro sitio es por esa vía, así que es fundamental. Además nos permitirá llegar a opciones como Roku o Apple TV’, dice Javier González Levy.

Otras de las oportunidades de negocio -a mediano plazo- es monetizar los resúmenes de los partidos y una de las posibilidades es hacerlo a través de YouTube. ’Vamos a hacer rentable esto (los resúmenes) sería ideal ir con las marcas y patrocinadores diciendo que cada uno de nuestros videos tiene 200,000 o 300,000 reproducciones’.

Hasta ahora hay dos acuerdos cerrados que representan mercancía y no dinero: el balón (que les darán unos 4,000 o 5,000 al año) y el acuerdo con Keuka para que todos vistan la marca.

¿En qué momento pensaron que esto iba en serio y no solo una idea o un proyecto que quizás no se concretara?

-El día de la presentación tuvimos sobrecupo y ahí nos dimos cuenta de la expectativa que podía crear. Ese día se dieron a conocer las bases para que los empresarios enviaran su información y a tres días del anuncio ya teníamos 45 candidatos’.

****

La viabilidad financiera de los clubes que participarán -detalla la LBM- la garantiza una corrida financiera que hace un despacho de auditores. La idea es que al menos tres años los equipos permanezcan y atiendan a sus obligaciones fiscales y financieras.

El proceso –Como se llama una de las novelas de Franz Kafka– para formar parte de la naciente liga—:

Situación fiscal de los interesados. Cuentas de bancos de los empresarios. Origen de los recursos. ¿Cuáles son las empresas que respaldan a los socios? Patrocinadores.

Digamos -en términos coloquiales- que se pone todo en una licuadora para determinar qué equipo y cuáles no lo cumplen.

’Otra parte es la repartición de los recursos financieros de manera equitativa que se obtengan como la televisión o patrocinadores (85% de los equipos y 15% para la liga)’, dice Javier González.

****

Una plática por teléfono a medianoche:

-’Estamos haciendo historia’ le dice Javier a Carlos Salcido, recién nombrado unas horas antes presidente de la LBM.

-’Exactamente mi Javi, estamos haciendo historia y necesitamos creerlo todos y darnos cuenta de dónde estamos parados’…

P.D: Nunca tiren una servilleta donde escriban un proyecto al que le tienen fe.

Y ¿por qué no?…

… que hasta pueda ser una locura... al menos por un tiempo.

Inmenso surrealismo del balón de papel en el siglo XXI, que plasmaría Franz Kafka, en su obra, si viviera.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor