1

516 vistas

Diciembre 15, 2020 19:45 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Gol en tiempo de compensación forzó a definir con tiros de castigo

+Polémica arbitral en el Volcán

+Ambos equipos han disputado cuatro de seis finales

+ Dinero, acentúa la brecha entre equipos grandes y chicos

+Clubes como Querétaro y Atlas, muestran progreso

Ciudad de México, (BALON CUADRADO).– Con base en un proyecto integral –contratos multianuales, desarrollo académico, entre otros– Tigres se convirtió en el equipo más ganador de la Liga Mx Femenil al obtener su tercer título, el primero en su cancha, tras vencer en penales 3-2 (4-3 marcador global) a su acérrimo rival Monterrey, ayer en la final del torneo Guardianes 2020, la cuarta que disputan ambos equipos en seis torneos, enmarcada por la pandemia mundial del Covid 19.

Si bien la presencia de ambos es un reflejo de la importancia que sus respectivas instituciones le dan al proyecto femenil –entre los 18 equipos– y del talento de sus jugadoras, también refleja que faltan cosas que trabajar en el resto de clubes de la Liga. Donde, como suele suceder, el dinero acentúa la brecha entre equipos grandes y chicos.

Las campeonas lograron un triunfo 1-0 en el choque de ida, mientras en el de vuelta, disputado en el estadio Universitario, las Rayadas ganaron 1-0 con gol de último minuto, con lo cual se empató 1-1 el marcador global y se tuvo que efectuar una serie de tiros penales para definir al campeón del certamen.

Por las felinas anotaron sus disparos Katty Martínez, Liliana Mercado y Nancy Antonio, mientras Cristina Ferral falló.

Para Monterrey marcó Desirée Monsiváis y Mariana Cadena. Christina Burkenroad, Valeria Valdez y Yamile Franco erraron sus cobros.

Tigres comenzó el encuentro con la misma intensidad con la que jugó en el partido de ida, efectuado el pasado viernes, por lo que muy pronto empezó a dominar el balón y acechar el área contraria mediante aproximaciones de Stephany Mayor, Katty Martínez y Jacqueline Ovalle.

Ante los múltiples embates de las felinas, el equipo comandado por Héctor Becerra reaccionó y también logró merodear el arco custodiado por Ofelia Solís.

Una de las oportunidades más claras de gol que generaron las Rayadas ocurrió al minuto 32, cuando Christina Burkenroad recibió sola en el área un pase enviado desde el sector derecho y remató hacia la portería felina; no obstante, su disparo salió desviado.

La llegada del Monterrey alertó a las dirigidas por Roberto Medina, quienes habían bajado el ritmo, y nuevamente se volcaron al ataque en busca de abrir el marcador.

Su acción más peligrosa en la recta final del primer tiempo ocurrió tras un saque de esquina, pero el remate se estrelló en el travesaño y no pudieron hacerle daño al rival antes de irse al descanso.

En el complemento, Tigres volvió a salir a la cancha con mucho ímpetu y apenas en los primeros minutos, al 50, estuvo muy cerca de perforar el arco contrario, luego de que Natalia Gómez Junco se quitó a dos rivales en el área para cederle el esférico a Mayor, quien tiró con una media chilena, pero el balón cayó justo en las manos de la portera de Rayadas, Alejandría Godínez.

Error arbitral

Pocos instantes después, las felinas volvieron a sufrir otro error arbitral, tal como sucedió en el duelo de ida. En esta ocasión, la silbante Katia Itzel García no marcó un penal por un fuerte pisotón de la goleadora del Monterrey, Desirée Monsiváis, sobre Katty Martínez justo en el área.

La equivocación de la juez central no desalentó a las locales, quienes no disminuyeron su intensidad y continuaron presionando al Monterrey, que no lograba hilvanar ninguna llegada de peligro.

Fue entonces cuando el entrenador de las Rayadas decidió enviar a la cancha a Dinora Garza y Yamile Franco en lugar de Diana Evangelista y Daniela Solís, respectivamente. Medina también optó por ingresar a Belén Cruz en sustitución de Natalia Gómez Junco.

Las modificaciones de Becerra surtieron efecto, pues su equipo lució más dinámico y comenzó a acercarse a la cabaña de Solís por conducto de Garza y Monsiváis, quien incluso se animó a disparar desde media cancha y luego frente al área, pero sus remates fueron infructuosos.

Cuando todo parecía indicar que el marcador acabaría empatado a cero goles y, por consiguiente, que Tigres obtendría el título debido a su triunfo en el partido de ida, Monterrey consiguió la victoria 1-0 al 90+4 por conducto de Annia Mejía con un remate dentro del área, lo cual igualó 1-1 la serie y obligó a la definición del campeón mediante una tanda de tiros penales.

Dinero, la brecha

Entrevistado por el diario El Economista, Pedro Alvarado, CEO de la agencia de gestión de imagen y patrocinios W Sport Management, opinó que el aspecto económico es el principal generador de la brecha interna de la Liga MX femenil.

De acuerdo con declaraciones anónimas publicadas por ESPN en noviembre de 2019, las jugadoras de Tigres femenil ’son las mejores pagadas de la Liga’, además de apoyarlas con su educación, según pudo saber dicho periódico por medio de ex directivos.

Por su parte, Rayadas es de los clubes que mejores condiciones ofrecen a las jugadoras con ’contratos multianuales, desarrollo académico, infraestructura y logística adecuada para su rendimiento y seguimiento multidisciplinario en nutrición, psicología y desarrollo físico’, afirmó la publicación.

Forbes México señaló que en 2018 las deportistas mejor pagadas en la liga de futbol femenil, que en ese entonces era de reciente creación, fueron Nayeli Rangel, de Tigres, y Mónica Ocampo, del Pachuca, quienes ganaron cerca de 356 mil pesos en el año.

’El poderío de los equipos regios, primeramente, se ve reflejado en la parte económica, lo que se hace atractivo a las jugadoras top de la Liga para irse a dichos clubes. Esto hace que la brecha no se vaya reduciendo tan rápido, porque cada vez también se refuerzan estos equipos con jugadoras importantes’, detalló Alvarado.

También, explicó, ’cada semestre, van a ir perdiendo jugadoras que necesitan minutos y esto hace que también salgan de estas instituciones, esto (la brecha) gradualmente se va a reducir cada semestre.’

El especialista en futbol femenino indicó que la brecha se reduce cada torneo, lo cual se puede observar con la llegada a Liguilla de equipos más competitivos.

Y opinó que, aunque es posible que el próximo torneo volvamos a ver a Tigres y a Rayadas en la final, no le sorprendería que próximamente se vea caer a los equipos regios en dicha instancia.

’Semestre a semestre vamos a ver mayor competitividad en la parte deportiva y el claro ejemplo son Gallos de Querétaro o Atlas, que llegó a segundo lugar. Entonces el futbol femenil está siendo más competitivo y eso hace que sea más atractivo. Posiblemente, vamos a ver una final regia el próximo torneo, pero cada semestre les va a costar más trabajo’, advirtió

Pese a haber alcanzado la final por quinta vez en los últimos tres años, la mediocampista de Tigres femenil, Liliana Mercado, reconoció el aumento de la competitividad del certamen con el transcurso del tiempo:

Todos los clubes, subrayó, han tenido un crecimiento desde el primer torneo a este y eso nos demanda más responsabilidad y trabajo. ’Sí, hemos logrado permanecer ahí, pero no cabe duda que cada torneo es mucho más complicado. Darle ese valor tanto a la institución como a cada una de mis compañeras que cada día en los entrenamientos tratan de seguir mejorando y seguir siendo las mejores.’

Sin duda, enfatizó, ’ese es el pensamiento no solo de nosotras, sino de todos los equipos. Todos los equipos quieren llegar a la Liguilla y todos los equipos que están en la Liguilla quieren ser campeones. El trabajo, el siempre seguir mejorando, creo que esa ha sido la clave para poder estar disputando la final’.

La reducción de la brecha también se observa en las estadísticas. En el primer torneo de la Liga MX femenil en 2017, los tres equipos que más goles recibieron durante la fase regular promediaron un total de 41 tantos en contra. En los tres siguientes torneos esa cifra se redujo a 38, 36 y 35, respectivamente.

Este Guardianes 2020 fue una excepción al descenso con un promedio de 38 goles recibidos para los tres equipos más goleados del certamen.

Equipos como Atlas y Querétaro han reforzado sus esfuerzos en la búsqueda de mejores resultados en el futbol femenino. Querétaro pasó de ser el último clasificado en la tabla general en la primera mitad de 2019, al décimo tercero en la segunda mitad el mismo año.

En esta ocasión, finalizó séptimo en la fase regular y fue semifinalista del certamen.

Atlas también vino de atrás: fue penúltimo en el torneo Clausura 2018 y desde entonces ha escalado posiciones hasta colocarse segundo lugar general en el torneo Guardianes 2020.

’Tanto Tigres como Monterrey han hecho un esfuerzo tremendo por seguir apoyando al futbol femenil. Este torneo, mejoraron muchos equipos, sentí un poco más pareja la Liga en algún momento, eso es una ventaja para que vaya creciendo’, declaró Héctor Becerra, director técnico de Rayadas, a La Jornada.

Y aseveró:

’Los clubes que ahorita estamos en estas instancias hemos mantenido ese nivel desde que arrancó la liga y buscamos siempre competir y buscar el título, que es uno de los objetivos. Todo esto gracias al apoyo del club. ’

(Con información de los diarios El Economista y La Jornada)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor