‘Canelo’, pierde la cabeza: ’me valen madres las críticas’ - Respuesta tras el fiasco de pelea del pasado sábado en Miami, ante 15 mil aficionados - Cuauhtémoc - diarioalmomento.com

1

2,308 vistas

Marzo 01, 2021 22:26 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+El turco Avni Yildirim no salió al cuarto round

+»Son muy pocos los que están chingue y chingue», argumenta, harto de burlas y cuestionamientos

+’No merece que le pongan rivales tan malos’, afirma el ex púgil Rafael Márquez

+ Así es imposible que muestre su talento, advierte

+Siempre, reflexiona, ’deja la sensación de que queda a deber’

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).– A Saúl Álvarez quedó un sabor agridulce en los labios tras la polémica pelea contra el turco Avni Yildirim, retador oficial del Consejo Mundial de Boxeo para el título supermedio, quien tenía la agravante de dos años sin pelear. Harto, Canelo soltó iracundo tres infaustas palabras, tras la victoria en nueve vergonzantes minutos –que significó un día de campo para él–, debido a las ácidas críticas y sorna de que fue objeto en redes sociales, que sugerían un tongo: ’me valen madres’.

’No merece que le pongan rivales tan malos’, afirmó, por su parte, el ex púgil Rafael Márquez, hermano del Juan Manuel –destacado ex campeón mundial conocido, entre otras cosas, por sus tres célebres peleas contra el filipino Manny Paquiao.

Pareciera que el púgil tapatío ya no se preocupa de lo que se diga de él. Y se enfoca en seguir alcanzado logros en su carrera.

En charla para la cadena DAZN, después de la batalla del sábado ante Yildirim, en Miami, ante 15 mil aficionados, Saúl fue claro. Dijo ya no dar importancia a sus detractores.

«El otro día lo dije: ‘me critican por todo y nunca los tengo contentos’’, recordó, sin embargo, y reviró:

’Que porque si gano rápido. Que porque me voy a decisión. Que si peleo con este o con el otro’.

La verdad, remató, ’a mí me vale madres».

Y puntualizó:

«Son muy pocos los que están chingue y chingue».

Quizá hayan sido los nueve minutos los más tristemente célebres sobre un ring en lo que va del presente siglo sobre un ring.

Hay analistas y comentaristas quienes califican de insensatez que el turco sea el primer clasificado mundial de esa división por el CMB, que encabeza el mexicano Mauricio Sulaimán. Porque preocupa sólo pensar, con una sombra de duda, cuál es el nivel boxístico de los demás.

Porque, Canelo es la punta de lanza de una industria deportiva que parece incontenible. Y donde importa el negocio por encima del espectáculo.

Y da pie a poner en entredicho si existe arreglo de peleas. Más cuando hay un mar de intereses. Algunos aviesos en la empresa boxística: promotores, patrocinadores, managers televisoras, casas de apuestas.

Ahora, Álvarez encarará a Billy Joe Saunders el próximo 8 de mayo, uno de los mejores en su categoría, en un combate que en el papel le promete a Canelo una nueva oportunidad de lucir y de callar más bocas.

Y también fue descorazonadora la sensación que le dejó la pelea del Canelo al ex púgil Rafael Márquez.

’Canelo no merece que le pongan rivales tan malos’, sostuvo.

Rafael es recordado por una serie sangrienta ante Israel Vázquez, celebrada por los aficionados, pero que también significó el retiro de ambos peleadores, que se consumieron en cuatro feroces combates.

’No sé quién sea el responsable de elegirle rivales’, puntualizó.

Pero definitivamente, agregó, ’no le ayudan con esos peleadores’.

Abundó:

’No creo que a Saúl le guste tanto entrenamiento y sacrificio para tener enfrente un rival tan limitado. Es una figura con mucho talento. Pero no le permiten mostrarlo si enfrente tiene un oponente que ni siquiera puede lanzar golpes’.

Avni Yildirim tenía un par de años sin subir al cuadrilátero. Se mantuvo como primer clasificado del CMB, pues por diversas razones tuvo que aguardar su turno para disputar el campeonato supermedio. Ostentar el máximo peldaño del ranking para tener derecho como retador oficial sugería una ambición mayor de su parte.

’Parecía que ni tenía ganas de ser campeón (…) cuando yo peleaba con el Isra (Vázquez), dejábamos todo en el cuadrilátero. Mi compañero perdió un ojo y yo necesité atención médica también en uno’, recordó Márquez en referencia a la pelea celebrada el 22 de mayo de 2010, en el Staples Center de Los Ángeles. California, en la que Rafael ganó por nocaut en el tercer asalto.

’No es que quiera que los boxeadores sufran. Pero al menos que demuestren que tienen ambición más allá del dinero o, incluso, de un campeonato’, reflexionó.

Márquez sintió pena porque estas actuaciones convierten al Canelo en objeto de ataques.

’No lo merece, ponerle rivales como Yildirim. Lo expone de manera injusta’, puntualizó.

’Deberíamos estar celebrando a nuestra figura. Reconocer que ha triunfado como ninguno, como ejemplo de disciplina arriba y abajo del cuadrilátero’, expresó.

Pero, sugirió, ’lo que sucede siempre es que deja la sensación de que queda a deber. No es justo con su esfuerzo. Deberían ponerle pruebas para que demostrara la clase de campeón que es sin duda alguna’.

Antes de concluir, Márquez reflexiona sobre el sacrificio al que se somete de manera tan rigurosa el Canelo y que demuestra en el desarrollo de su boxeo.

«¿Y todo para qué?», pregunta.

Y responde, letal, sus palabras como un disparo en la sien:

’Para que la noche de la pelea tenga enfrente un flan’.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor