1

827 vistas

Noviembre 03, 2020 21:33 hrs.

Andrés Piña M. › diarioalmomento.com

Deportes Nacional › México Ciudad de México


’Nadie los puede parar’… Las acciones de indisciplina que recientemente han cometido los jugadores del equipo de las Chivas Rayadas del Guadalajara es digno de analizar y tratar de encontrar una respuesta del por qué siguen cayendo en problemas extra cancha. Siendo uno de los equipos más populares del fútbol Mexicano, tristemente sus aficionados de un tiempo a la fecha se han acostumbrado a leer noticias del plantel no por sus resultados deportivos sino por diversas situaciones fuera de la cancha.

Algunos de estos jugadores han demostrado su falta de capacidad para sobrellevar la fama, los buenos sueldos y la propia admiración del público. En lugar de mantener un perfil bajo socialmente y ser un referente para los niños y jóvenes de nuestro país se han ido por el penoso camino de los escándalos. Uno de los puntos más lamentables es su falta de compromiso con ellos mismos como deportistas. Al parecer sus deseos por llegar a la Selección Nacional, jugar una copa del mundo o ser contratados por un equipo de alto nivel internacional han quedado en el olvido.

Los problemas en los que se han metido han subido de tono, inclusive cayendo en cuestiones legales, es decir, dan la impresión de no tener miedo que su carrera deportiva pueda terminarse. La directiva encabezad por Amaury Vergara y Ricardo Pelaez no pueden encontrar la fórmula para meter en orden a varios de sus elementos.

El caso más reciente es el de Dieter ’N’, el cual desencadenó la separación del plantel de Eduardo López, José Juan Vázquez y Alexis Peña. Estos jugadores no entienden lo que es portar la camiseta de Chivas, simplemente creen que por ganar más y ser conocidos pueden hacer lo que quieran. Con estos elementos la directiva del Guadalajara tiene la oportunidad de poner un castigo ejemplar, luego de que no es la primera vez que hay problemas con sus jugadores.

También se debe entender que ni los directivos, ni los entrenadores del Guadalajara son niñeras, ellos al contratarlos tienen la confianza que van a trabajar con profesionales. Aquí el problema es la mentalidad del jugador, el cual, sin generalizar, demuestra estar menos comprometido con la causa. Por el bien del equipo ojalá la actitud de algunos de ellos cambiara y comenzaran a canalizar su energía en buscar campeonatos para volver a ser uno de los grandes del fútbol nacional.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor