1

1,272 vistas

Abril 22, 2020 10:52 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+En los hechos persiste el pacto de caballeros, denuncia

+Requisitos sin sentido, afirma, para tener un equipo profesional

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- Con récord histórico de juegos –177– como integrante del Tri, Claudio Suárez, 51 años de edad, tercer futbolista con más partidos internacionales en el mundo, pone el dedo flamígero de su ética en la llaga supurante de la impostura de los zares del balón en México que, como quien se espanta una mosca del hombro, decidieron eliminar la Liga de Ascenso, que dejará en la orfandad laboral a más de 350 jugadores y repercutirá en miles de empleos directos e indirectos.

’En el balompié mexicano nunca van a permitir un sindicato de futbolistas. Porque los dirigentes siempre están pensando en la trampa: sacar ventaja’, alerta.

Y exhibe el crónico desamparo del gremio futbolístico ante el poder omnímodo de los barones del balompié local:

’En el gremio de jugadores todos están esperando a ver quién va a ser el héroe nacional. Que se aviente a pelear al tú por tú con los dueños. Pero es como ponerse con Sansón a las patadas. Llevan todas las de perder.’

El Emperador –quien está en desacuerdo con la eliminación de la Liga de Ascenso– sostiene que ni siquiera ha desaparecido el pacto de caballeros –eufemismo para someter a su capricho a los «esclavos», como llamó Hugo Sánchez a sus compañeros de juego en 1993, cuando jugaba para América-.

Porque, argumenta el ex capitán del Tri, tres vences mundialista –Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Alemania 2006–:

’Cuando a un jugador se le acaba el contrato y le dice a su directiva ‘soy libre, me voy’, se molestan y le bloquean otras puertas, manipulan para rescatar dinero… En la realidad el pacto sigue’.

Agrega que quitar el circuito de plata tendrá un fuerte impacto social, económico y emocional en las plazas afectadas, el cual no se subsanará llevando un equipo de la prometida Liga de Desarrollo sin posibilidad de superarse.

Sin torneo de ascenso, pregunta:

’¿Qué sentido tiene? ¿Cuál es la motivación?…’

Y responde con una advertencia:

’Con esa medida la Federación Mexicana de Futbol le está poniendo la mesa a la nueva Liga de Balompié Mexicano.’

Suárez Sánchez platica con el diario La Jornada, vía telefónica, desde su hogar en Los Ángeles, California, donde se ha recluido a causa de la pandemia por el coronavirus. Pide que en México la gente tome en serio las recomendaciones de salud y comenta:

’Tuvimos una charla con Pau Gasol y Javier Vasco Aguirre, quien desde España nos dijo: ‘¡Esto está bien cabrón!… Me estoy cagando de miedo’. Es algo grave, hay que entenderlo así’, remarca.

Claudio militó más de una década en el futbol mexicano –con Pumas, Tigres y Guadalajara–, y afirma que lo más dañino ha sido quitar y poner normas a capricho. Así se hace desde la década de los 70s.

’No se mantienen en un proyecto firme. Los dueños se meten el pie unos a otros y en determinado asunto dicen: ‘me conviene jalar para este lado, mañana voy para el otro’. ¡Ni ellos respetan las reglas que ponen!’, exclama.

Relata que estuvo en el circuito extinguido con el equipo Pumas Morelos –con el que fue presidente en 2012–, y luego intentó llevar una franquicia a su natal Texcoco, Estado de México, y no lo dejaron.

«Pedían demasiados requisitos sin sentido, un estadio con miles y miles de butacas que no se iban a llenar ni con todo el municipio (ríe); tanta exigencia es lo que se devoró el presupuesto de los equipos de esa división ¡y ahora los acusan de ser insolventes!

’La MLS –donde él jugo con las desaparecidas Chivas USA y se pensionó– ya les tomó ventaja. Es lo que veo claramente. Sobre todo en el futbol como negocio, tienen entre los equipos más valiosos a los de reciente creación: Los Ángeles FC, donde juega Carlos Vela, y el Miami, que contrató a Rodolfo Pizarro. En Estados Unidos para tener una franquicia de inicio hay que invertir 300 millones de dólares… Es decir, ya están muy por encima» –del futbol mexicano–.

Sus estatutos, explica, ’los modifican sólo para mejorar, y no ponen reparos en que exista un sindicato de futbolistas. Ahora mismo están negociando porque quieren bajar los sueldos por la pandemia, pero es sencillo: las dos partes buscan ponerse de acuerdo y que todos ganen para superar la crisis.’

Finalmente, Claudio destaca que los federativos eligieron el momento más inoportuno para matar el circuito de ascenso, en plena contingencia por el coronavirus, y puso en entredicho las bondades de la propuesta Liga de Desarrollo:

’Si los jugadores van a ser Sub-23, entonces ya son mayores, con edad para primera división’.

Vuelve a interrogar:

’¿Cuál desarrollo? ¿Cuál mirar hacia el futuro? ¿A dónde van a mandar a todos esos futbolistas desempleados?’

Argumenta:

’… Si de verdad piensan un poco en el bien del futbol mexicano, tendrían que reducir el número de extranjeros.

Y remata:

’No hay de otra.’

Algo que nunca harán.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor