1

1,757 vistas

Septiembre 05, 2020 11:45 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+»Jamás le haría juicio al club de mi vida’, argumenta

+Por eso, aclara, ’me voy a quedar»

+Durante un año insistió al presidente del equipo catalán su decisión de salir del club

+’Sintiéndolo muchísimo’, reconoce, «porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí»

+Su fortuna asciende a 400 millones de dólares

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).-Lo que comenzó como historia de tragedia griega se convirtió en épica telenovela del balón, sin final feliz: Lionel Messi, 33 años de edad, permanecerá nueve meses más en Barcelona, hasta el 30 de junio de 2021. Sus piernas de oro nada pudieron contra el grillete que representan los 700 millones de euros de la cláusula de rescisión de contrato.

Así lo anunció el propio jugador en un tono muy crítico, en entrevista concedida este viernes al sitio goal.com. En la pulseada entre posturas antagónicas, pesó más el poder inflexible del club poderoso por encima de las ansias de cambio del ídolo, frustrado por los resultados deportivos del equipo culé en los últimos cinco años.

De este modo, con 20 años de militar en el club, el nuevo plan del jugador es mantener la continuidad en el equipo pero solo una temporada más, hasta junio de 2021, cuando su contrato se terminará y podrá fichar gratis por el Manchester City, el club en el que aspiraba a continuar su carrera.

A Messi espera una temporada de casi nueve meses para despedirse lentamente del club que marcó su carrera y en el que dejó una huella a fuego, convertido en máximo ídolo y goleador histórico.

«Jamás le haría juicio al club de mi vida. Por eso me voy a quedar», aclaró en la charla, enfundado en bermudas rojas, playera negras y chanclas en un video que circula en redes sociales.

De todas formas, más allá de su modo de hablar tranquilo, sus palabras sonaron duras durante la entrevista, en la que dejó en evidencia que no está feliz en Barcelona, que pretendía irse y que no se lo permitieron de ninguna manera.

Además, no dudó en criticar al presidente de Barcelona, Josep Maria Bartomeu, que a su juicio no le permitió «dar un paso al costado» y cumplir el ciclo en la entidad catalana como él quería.

La balanza sobre el futuro de Lionel Messi había comenzado a inclinarse en las últimas horas. Jorge, su padre y representante, viajó hasta Barcelona para encontrarse con el presidente Josep Maria Bartomeu y comenzar las negociaciones para dejar el club. Pero se encontró con la determinación inquebrantable de la entidad blaugrana de aferrarse al contrato firmado.

Así, con el paso de los días, Messi y su familia evaluaron la posibilidad de continuar en España, al menos hasta fines de junio próximo, cuando finalice su contrato, y más allá del insólito ofrecimiento del club blaugrana de ofrecerle una extensión del vínculo.

«Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año», subrayó.

«Creía que era el momento de dar un paso al costado y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona, sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí», lamentó.

El martes de la semana pasada, Messi envió una carta documento -el famoso burofax- para anunciar su salida tras casi 20 años en la institución.

Anteayer, su padre concretó el cónclave con Bartomeu bien entrada la tarde en la Ciudad Condal, pero no hubo definiciones: Barcelona mostró su postura inflexible y la familia Messi dejó en claro que la idea principal era la salida.

«Esto que ha pasado», reflexionó, «me ha servido para reconocer a mucha gente falsa que tenía en otra consideración.»

Y reconoció:

«Me dolió cuando se puso en duda mi amor por este club. Por más que me vaya o me quede, mi amor por el Barça no va a cambiar nunca.»

Y hoy hubo una nueva turbulencia en la negociación: Lionel Messi hizo público un comunicado en el que criticaba la «parcialidad» de La Liga española e insistía en que el contrato con el club catalán lo eximía de pagar los 700 millones de euros de su cláusula de rescisión si su voluntad era marcharse tras la temporada que acaba de finalizar.

«Siempre dije que quería acabar aquí, que quería un proyecto ganador y ganar títulos para seguir agrandando la leyenda del Barcelona», insistió.

Y criticó:

«Y la verdad que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas.»

Así, por medio de una carta firmada por su padre y representante, Jorge Messi, el capitán argentino respondió al presidente de La Liga española, Javier Tebas, quien el domingo pasado emitió un comunicado posicionándose a favor del Barcelona y amenazando con no autorizar el trámite de baja federativa para su traspaso si no pagaba la millonaria cláusula de rescisión de su contrato.

«Fue un año muy complicado, sufrí mucho los entrenamientos, los partidos y en el vestuario. No vino a causa del resultado –2-8– ante el Bayern», reconoció.

En esta telenovela, la Liga de España había tomado partido a favor del Barcelona sobre el caso Messi. Lo hizo el pasado domingo y confirmó que el contrato entre el rosarino y el Barça seguía estando en vigor.

«El contrato se encuentra actualmente vigente y cuenta con una ‘cláusula de rescisión’ aplicable al supuesto de que Lionel Andrés Messi decidiera instar la extinción unilateral anticipada del mismo, efectuada conforme al artículo 16 del Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales», apuntó la patronal del futbol español a través de en un comunicado.

Millones de Messi

Envuelto en esta polémica que retumbó en el mundo del balón, es un buen momento para repasar la trayectoria del crack rosarino, y los méritos conseguidos a lo largo de la misma.

Entre ellos, se encuentran los ingresos económicos del mejor jugador del mundo, que se componen de suculentos contratos deportivos y publicitarios.

De acuerdo con la revista Forbes, el capitán de la selección argentina tendrá ganancias en este 2020 por 104 millones de dólares, y es el tercer atleta mejor pago del mundo, solo superado por el tenista suizo Roger Federer, y el futbolista portugués Cristiano Ronaldo.

Según la misma publicación, el capitán de la selección argentina, percibe por su actual contrato con Barcelona 72 millones de dólares anuales. Al mismo tiempo, el seis veces ganador del Balón de Oro, obtendrá este año alrededor de 32 millones de dólares en concepto de contratos publicitarios.

En septiembre de 2019, el crack argentino lanzó su propia línea de ropa, y abrió su primer punto de venta en Barcelona de The Messi Store.

Además, es la cara principal de una famosa marca de ropa, con la que firmó en 2018 un contrato de 12 millones de dólares al año, y ha sido parte de campañas destacadas de bebidas isotónicas, teléfonos celulares, tarjetas de crédito y gaseosas col

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor