1

761 vistas

Junio 10, 2019 12:55 hrs.

Hernandfo Rocha › espacioweb

Economía Internacional › Colombia


En medio de una fuerte polémica desatada por la afirmación del presidente estadounidense de que México compraría más productos agropecuarios a su país y que el gobierno de la nación azteca rechazó, el Congreso de México se encuentra presionado por los anuncios del gobernante norteamericano en el sentido que si no aprueba el convenio suscrito el pasado fin de semana, esa nación reviviría la amenaza de aplicar subsidios a las importaciones mexicanas.

A través del instrumento que usa comúnmente para dar a conocer sus posturas y decisiones, Trump señaló en su twitter que los negociadores de los dos países pactaron que ’México había acordado comenzar a comprar grandes cantidades de productos de los agricultores estadounidenses’

Dicha aseveración sobre la aumento en las compras mexicanas de productos agrícolas estadounidenses de la que habló Trump en su twitter no aparece en la llamada declaración conjunta suscrita por los negociadores de las dos naciones, ni el Departamento de Estado o la Casa Blanca la confirman y tampoco exhiben las pruebas que sustenten los anuncios del gobernante de Estados Unidos.

Fuera del acuerdo

El lunes la misión negociadora de México, la cual fue encabezada por Marcelo Ebrard Casaubón, canciller del país azteca, aseguraron que el tema agrícola no se discutió y que lo fundamental que se habló sobre el evitar que se aplicaran desde este lunes por parte del gobierno estadounidense aranceles a las importaciones mexicanas.

Como parte de un acuerdo alcanzado el viernes en materia de seguridad fronteriza e inmigración ilegal que evitó la amenaza de los aranceles estadounidenses, aseguraron los integrantes del equipo negociador mexicano y con ello contradecir la afirmación de Trump.

Criticas y nueva amenaza

En sus consabidos trinos, el mandatario estadounidense no solo le lanzo el lunes advertencia al congreso de México, sino que también enfilo baterías en contra de los dirigentes demócratas a quienes responsabilizó de no hacer nada por detener la migración ilegal de latinoamericanos hacia su país, la cual genera venta de drogas y más crímenes

"Ahora con nuestro nuevo acuerdo, México hace más por EEUU en inmigración ilegal que los demócratas. De hecho, los demócratas no están haciendo NADA, ellos quieren Fronteras Abiertas, lo que significa inmigración ilegal, drogas y crimen".

También envió dos de sus mensajes en Twitter para el Congreso de México, al cual le dijo que deberá aprobar una legislación para llevar a cabo el acuerdo al que llegaron los dos países y amenazó a ese país latinoamericano con reinstalar la amenaza arancelaria.

"Hemos firmado y documentado otra importante parte del trato en materia de inmigración y seguridad con México, que EEUU había estado pidiendo por muchos años. Será revelada en un futuro no distante y vamos a necesitar un voto del cuerpo legislativo mexicano".

"No anticipamos ningún problema con el voto, pero si por alguna razón la aprobación no llega, ¡los aranceles serán reinstalados!".

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor