1

1,456 vistas

Diciembre 08, 2020 22:20 hrs.

Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Ciudad de México


+Al término del encuentro afirma que quería «disfrutar y ser parte» del mundo del balompié

+Invita, a quienes viven situaciones adversas como ella, que ’salgan a luchar por sus sueños’

+Golea 1-7 Lanús a su equipo, Villa San Carlos

+Recibe significativo obsequio de las rivales

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- Firmemente convencida que es ’conquista colectiva’ su debut de primera futbolista transgénero de liga femenil argentina, Mara Gómez –que llegó a pensar en el suicidio– disputó este lunes su primer partido oficial con el equipo Villa San Carlos. Se convirtió así en la primera futbolista del país austral que juega un encuentro en la Primera División.

Gómez, de 23 años, fue titular en el cuadro Villero en el partido correspondiente a la segunda jornada del campeonato local, después de recibir la habilitación de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).}

Su equipo perdió por 7-1 contra Lanús. Pero Gómez, que juega como delantera, hizo historia en el balompié femenino argentino después de años de lucha para ser reconocida y poder jugar al futbol. En Argentina las mujeres transgénero tienen una esperanza de vida promedio de entre 32 y 40 años.

En declaraciones al canal deportivo TNT Sports, la jugadora dijo al término del encuentro que quería «disfrutar y ser parte» del mundo de este deporte.

Añadió que antes del encuentro tenía «mucha ansiedad, obviamente» al ser su primera participación en Primera División con el Villa San Carlos.

«Lo mío es simplemente el amor al deporte», aseguró, al tiempo que agradeció que en Argentina exista una Ley de Identidad de Género que permita que ella pueda jugar al futbol.

Sueño cumplido

A las personas del colectivo trans que puedan ver en ella una inspiración, les dijo «que salgan a luchar por sus sueños».

«Estamos de paso por la vida, acá lo único que hay que hacer es ir y luchar por sus sueños. Todo lo que es nuevo es revolucionario», sostuvo, antes de marcharse al vestuario con la camiseta del equipo de la localidad bonaerense de Berisso.

En la Primera División argentina, el Villa San Carlos marcha último del Grupo D tras dos jornadas, por detrás de River Plate, Racing y Lanús, y el siguiente encuentro a disputar por Gómez será contra el cuadro Millonario.

«Hoy (lunes) ya debuté y puedo creer que las cosas suceden, que se cumplen, que pasan», declaró la jugadora a la Agencias Francesa de Prensa (AFP) al final del encuentro.

La delantera se congratuló de haber logrado finalmente salir a las canchas en un equipo de primera, tras una ardua pelea para conseguir la autorización.

«Quiero seguir creciendo dentro de este deporte, de lo que es el futbol, sin ningún tipo de techo», afirmó.

El 28 de noviembre, Gómez se convirtió en la primera futbolista transgénero autorizada a jugar en el campeonato femenino de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), pero recién debutó este lunes en la segunda fecha del torneo.

La legislación que permitió su incorporación fue la Ley 26.743 de Identidad de Género, sancionada en Argentina en 2012, que establece la obligatoriedad de que las personas transgénero sean tratadas de acuerdo a su identidad de género autopercibida.

La jugadora explicó que debió firmar un acuerdo con la AFA por el cual se comprometió a cumplir parámetros hormonales y a estar en tratamiento hormonal. Mediante él, Gómez debe realizarse una medición de tetosterona a principio y a mitad del campeonato, para descartar una eventual ventaja deportiva.

Obsequio de rivales

La futbolista, que usó el número 7 en la cancha, recibió como obsequio una camiseta número 10 –con el que jugaba el fallecido Maradona– con su nombre y apellido en la espalda, de parte de las jugadoras de Lanús.

«Fue emocionante, no me lo esperaba. Es que un equipo rival me diera una camiseta, que se haya acordado de mi, eso quiere decir que me apoyan y luchan para que esto suceda. ¡Esto es el futbol!», exclamó Gómez.

El viernes pasado en una rueda de prensa, Mara había considerado su debut como un momento «histórico a nivel mundial» corolario de «muchas luchas y mucho sufrimiento».

«No es una conquista individual, es una cuestión social, colectiva», aseveró.

«Esto es un gran paso, años atrás de esto no se hablaba y hoy lo estamos hablando», insistió tras el debut aunque advirtió que «faltan un montón de cosas. Hay que lograr que el futbol femenino tenga las mismas condiciones en todos los aspectos que el masculino».

Mara comenzó a jugar al futbol a los 15 años, donde encontró una contención que ella necesitaba tras sufrir en la adolescencia situaciones de «discriminación y exclusión.»

Lo que la llevó a querer suicidarse «un montón de veces», contó.

(Con información del portal argentino infobae.com)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor