1

1,807 vistas

Febrero 17, 2020 09:01 hrs.

Arturo Zárate Vite › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Ciudad de México


La próxima elección de cuatro consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) ha desatado una batalla porque muchos dan por hecho que los cuatro van a estar identificados con Morena.
De acuerdo con la convocatoria, al menos dos van a ser mujeres, es el piso mínimo, pero pudiera darse la sorpresa de que sean cuatro. El diputado Porfirio Muñoz Ledo ya lo planteó en el pleno de la Cámara de Diputados, está a favor de que las cuatro sean mujeres.
Hay que esperar a ver quiénes se inscriben para participar en este proceso. Lo que es un hecho es que Morena cuenta con los aliados o votos suficientes para imponer la cuarteta que más le convenga.
Es lo más probable que ocurra, el partido en el poder no va a desperdiciar la oportunidad de seleccionar perfiles que sean más afines con su proyecto. No es nada nuevo ni nadie debe sorprenderse si así sucede. Lo mismo se hacía cuando el PRI o en PAN estaban en el poder.
Sin embargo, el hecho de que los consejeros tengan la etiqueta de uno o dos o tres partidos, no significa que puedan influir en el resultado de las elecciones federales. El ganador de una elección, no lo determinan los consejeros. El es voto de los ciudadanos, de los que acuden a las urnas.
Incluido el consejero presidente, no suman más de 11 votos. En definitiva, no es en el Consejo General del INE, antes IFE, donde se decide quién gana y quién pierde la elección.
Si así fuera, el PRI nunca hubiera perdido la presidencia y el PAN hubiera conservado más tiempo el poder.
En otras palabras, aun cuando los 11 consejeros pueden estar identificados con Morena o cualquier otro partido, de ninguna manera significaría el fin de la pluralidad. Por supuesto que no estaría garantizada la permanencia de Morena en el poder. La camiseta que traigan puesta los consejeros no es lo sustancial en el resultado de una elección. La última palabra la tiene el voto de la sociedad.
No hay para qué desgarrarse las vestiduras por la elección de cuatro consejeros. Además, Morena sabe que no es lo más conveniente para sus aspiraciones repetir prácticas del pasado, que tanto ha criticado.
Morena tiene el poder en este momento y si quiere conservarlo no es con cuatro, seis u once consejeros afines.
Lo que cuentan son los hechos, las acciones de gobierno que deben beneficiar a la población.
Es lo que hace que la sociedad vote por uno u otro candidato. Más vale a Morena, y a todos los partidos, tenerlo siempre presente.
Vite10@hotmail.com
@zarateaz1

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor