¿Cultura Civica y Cultura Política? - Lecciones Constitucionales - Oaxaca de Juárez - diarioalmomento.com

1

1,455 vistas

Mayo 07, 2021 01:29 hrs.

Marco Antonio Baños Avendaño › diarioalmomento.com

Política Estados › México Oaxaca


Nuestra democracia se dice, por los Institutos Electorales que es Funcional, que se requiere de un Estado de derecho plenamente vigente, que su incumplimiento de las leyes y la incapacidad de hacerlas valer constituye una ruptura de un pacto social fundamental que debe existir entre la ciudadanía y el Estado. Sin embargo,
Aún existen condiciones adversas de inseguridad, falta de conocimiento de nuestra Democracia, que dificultan la exigencia de justicia y deterioran las libertades de los individuos.

¿Cómo se puede interpretar la cultura de la legalidad cuando aún existen ilegalidades en nuestro sistema jurídico en su democracia?, ¿Porqué los actores políticos siempre son los mismos, los mismos candidatos, los que quieren una y otra vez ser representantes populares, sabrán que hay valores democráticos?, ¿Por qué existe la evasión del cumplimiento de las leyes por los Honorables Diputados para crear leyes en materia democrática y porque siempre anteponen intereses partidarios por encima del bien común?, ¿Cómo se puede acceder a la Cultura Cívica cuando no se conoce la Historia Nacional por los representantes populares?, ¿Cómo hablar de Cultura Cívica y Política, cuando ni siquiera se conoce que es el Estado Constitucional de Derecho y la Protección a los Derechos Humanos?, ¿En que coincide un Gobierno con una Sociedad?, ¿La Cultura Cívica y de la Legalidad están por debajo de la Cultura Política?, son interrogantes que debiésemos responder antes de otorgar nuestro VOTO Ciudadano a un Partido Político.

¿Nuestra Democracia se consolida por la actividad de los institutos políticos que solo piden el Voto para seguir en el poder?, ¿Por qué no se aplican o se crean nuevas figuras constitucionales?, ¿Por qué las campañas electorales son tan costosas?, ¿Por qué no se transparenta el final de cada ejercicio de quienes representan al pueblo y se cumple la ley si se le violento?.
Nuestros conceptos de Cultura Cívica, deben robustecerla las Instituciones Democráticas del Estado. Aún existen intolerancias, el antipluralismos, inexistencia del debate político, imposición de los mismos candidatos en los partidos políticos. No se puede aceptar un discurso sin que probadamente sea verdadero, máxime en nuestra Democracia, por décadas se ha querido perfeccionar los procedimientos electorales, aunque los Sistemas de Computo se caigan, se ha descuidado el desarrollo de una Cultura Cívica que acompañara de manera sincrónica los procedimientos con la generación de nuevas prácticas políticas y un ejercicio eficaz del poder obtenido por la vía democrática.

Los Institutos Democráticos deben impulsar un cambio en la cultura política, un cambio en la cultura democrática, un verdadero cambio en la cultura si queremos consolidar la Democracia y la Constitución de donde deriva el Estado Constitucional de Derecho con mejores figuras democráticas.

Vivimos el riesgo del futuro de la convivencia democrática, las Elecciones no pueden ser siempre el ancla de estabilidad política y fuente de gobernabilidad, es necesario impulsar una gran transformación cultural que solidifique la importancia del poder civilizatorio de la democracia, y de la asunción y práctica cotidiana de sus valores y principios.

La Cuarta Transformación no es posible potenciarla si no existen actores políticos, Ciudadanos que la propongan, Diputados que hagan normas democráticas y las hagan cumplir. La Cuarta Transformación se debe asumir como un compromiso generacional en la participación de la política mexicana, México es aún un proyecto de Nación, no se puede alcanzar su plenitud y poder lograr una profunda transformación en la cultura política del país, si no existe compromiso con la Cultura Política y Democrática, conocimiento de los valores patrios y sus instituciones.

Una cosa es cierta, la Cultura Democrática trasciende las prácticas electorales y permea en la cotidianeidad de la vida pública. Esto implica formas diferentes para entender y fortalecer los mecanismos de regulación o contrapesos de una democracia constitucional, ya que el fortalecimiento de la cultura cívica, como se está planteado en la estrategia, implica controles a los que los ciudadanos informados pueden acceder, y ejercer a cabalidad. Y para eso está concebida esta Estrategia Nacional de Cultura Cívica 2017-2023.

Finalmente la Cultura Cívica y Política debe incentivarla el Estado frente a la Ciudadanía, generar un lenguaje democrático, cívico, culturalmente apegado a la política actual, sin poses, sin engaños, formar una personalidad en cada mexicano, lejos de esto, hacen falta difundir y conocer Cultura Cívica en los mismos partidos políticos, Valores, Principios, Reglas Democráticas y claro, conocimiento de nuestra Constitución Política y de nuestra Identidad como Mexicanos.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor