1

1,213 vistas

Abril 21, 2020 21:14 hrs.

Jorge Treviño › diarioalmomento.com

Tecnología Internacional › México


-Por Centro de Prensa OMS

Ginebra, .- La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), con apoyo del UNICEF, colaborarán con las empresas de telecomunicaciones para enviar directamente a los teléfonos móviles mensajes de texto con información vital de salud para ayudar a las personas a protegerse frente a la COVID-19. Estos mensajes llegarán a miles de millones de personas que no pueden conectarse a internet para obtener información.

Ahora más que nunca, la tecnología debe garantizar que todo el mundo pueda acceder a la información que necesita. La colaboración comenzará en la región de Asia-Pacífico y posteriormente se extenderá al resto del mundo. El objetivo es que los mensajes de salud vitales lleguen a todas las personas independientemente de su nivel de conectividad. Se estima que unos 3600 millones de personas carecen de conexión a internet: la mayoría de ellas vive en países de ingresos bajos, donde en promedio solo están conectados a internet dos de cada diez habitantes.

La UIT y la OMS instan a todas las compañías de telecomunicaciones del mundo a unirse a esta iniciativa y ayudar a desencadenar el potencial de la tecnología de las comunicaciones para salvar vidas ante la COVID-19. Esta iniciativa toma como base la labor ya en curso para difundir mensajes de salud a través de la iniciativa conjunta de la OMS y la UIT «BeHealthy BeMobile».

La enfermedad causada por el nuevo coronavirus de 2019 (COVID-19) es la primera pandemia de la historia de la humanidad en la que se están empleando a escala masiva la tecnología y las redes sociales para que las personas estén seguras, sean productivas y se mantengan conectadas a pesar de estar físicamente separadas.

Los profesionales sanitarios utilizan la telemedicina para diagnosticar a los pacientes, y los hospitales necesitan estar conectados para la coordinación y clasificación de pacientes. Es esencial contar con redes y servicios de telecomunicaciones resilientes y confiables a medida que cada vez más países, empresas y particulares recurren a las tecnologías digitales para responder a la COVID-19 y afrontar sus consecuencias.

Partiendo de su colaboración de larga data, la UIT y la OMS se comprometen a encontrar y ampliar soluciones de salud digital basadas en los mejores datos disponibles y a aprovechar tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial y los macrodatos para diagnosticar, contener y predecir los brotes con mayor eficacia y rapidez.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor