Del escritor Teodoro Rentería Arroyave - En Las Nubes - Gustavo A. Madero - diarioalmomento.com

1

1,552 vistas

Diciembre 18, 2020 21:31 hrs.

Carlos Ravelo Galindo › diarioalmomento.com

Política Estados › México Ciudad de México


Carlos Ravelo Galindo, afirma:

El periodista Teodoro Rentería Arróyave, en su obra actualizada ’Mi Vida Son Nuestras Batallas’.

El más reciente de sus catorce libros escritos, nos narra en 611 –seiscientas once páginas-- Una Historia de las irrestrictas luchas por las libertades de prensa y expresión.

Este es un libro fuerte, de denuncia, dedicado a la sociedad mexicana, en donde no se defiende a los periodistas en sí, sino a los ciudadanos, con el hecho de que no sean bien informados.

Sabe lo que dice como reportero de calle y fundador de importantes redacciones de noticias para sistemas públicos y privados de televisión y radio, con una labor ininterrumpida de 62 años de trabajo.

Además, Teodoro es periodista y escritor, presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE. Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP. Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, Fapermex.

Dos veces electo presidente y miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG, entre otras muchas responsabilidades.

Sobresale la unificación del gremio periodístico del país, ’un sueño acumulado por 45 años’.

Esta organización es la FAPERMEX, que nació del club Primera Plana, durante un congreso que reunió a 53 asociaciones periodísticas mexicanas.

Se convirtió en constituyente, así el 20 de mayo de 2002 quedó formalmente fundada.

’La única forma de defender la libertad de expresión y acceso a la información es la unificación de los periodistas’, diríamos todos, entonces y ahora, ufanos.

Así es, hoy hemos llegado felices, alegres, sanos y agradecidos a los 83 años de edad con la compañera de vida Silvia.

Los hijos: Teodoro Raúl y Yenni; Gustavo y Meritxell. Los nietos María José, María Fernanda, Gustavo, Arnau, además de los incontables amigos hermanos que nos enriquecen en estas más de ocho décadas.

Permítanme mencionar a cuatro de los múltiples camaradas que

desde antes de la víspera ya estaban presentes con sus felicitaciones: Carlos Fernando Ravelo y Galindo, Guadalupe Alejandra Galindo Flores, José Antonio Aspiros Villagómez y Norma Lydia Vázquez Alanís.

Ahora es todo virtual, pero no por ello lleno de empatía amorosa, ya tendremos tiempo de celebrar en forma presencial.

Seguimos con el libro

El movimiento de México 68 fue un parte aguas en el ámbito

del periodismo, pues anteriormente las ’ocho columnas’ se dictaban de Palacio Nacional o de la Embajada de Estados Unidos.

’Fue cuando empezamos a hacer periodismo de investigación y libre’.

En cuanto a los códigos de ética, aseveró que es una decisión

En el cual, a través de una historia de vida, refleja la historia del periodismo, como los primeros noticieros a través de medios electrónicos como la radio y la televisión.

Asimismo, en el texto se aborda la creación de noticieros, la censura, comunicadores, empresarios y presidentes.

Sobresale la unificación del gremio periodístico del país, ’un sueño acumulado por 45 años’.

El periodismo mexicano está en momentos difíciles, porque en algunos estados se está dejando de trabajar información sobre el crimen organizado:

’Si la censura es mala, la autocensura es peor’, subrayó.

Ahondó en el tema al informar que Fapermex está en desacuerdo con el reciente pacto formado por algunos espacios noticiosos, el cual es un manual para el manejo de información en ámbitos violentos.

’Creemos que el periodismo es libre y eso es institucionalizar la censura’, reafirmó el periodista. Sin embargo, también exhortó a las instancias gubernamentales a dar respuesta a los atentados contra reporteros.

El periodista Teodoro Rentería Arróyave, en su obra actualizada ’Mi Vida Son Nuestras Batallas’: Una Historia de las irrestrictas luchas por las libertades de prensa y expresión’, lamentó que México ocupa el primer lugar de atentados a periodistas y sus familiares, esto se debe dijo, a la dolorosa impunidad que existe por parte de las autoridades en turno, siendo la intención eliminar las libertades de prensa y expresión.

De ahí que hizo un llamado muy serio, no únicamente a los periodistas, también a la sociedad en su conjunto, para que, por un lado, se disminuyan estos casos y en segundo lugar, castigar a quienes atentan contra quienes se dedican a informar, al gremio, las libertades y a la prensa.

’El periodista en México no está protegido, pero si es atacado’, puntualizó, al tiempo que afirmó que es para lamentar el hecho de que, tras el asesinato de algún compañero, se le ligue de manera inmediata con el crimen organizado.

Teodoro Rentería Arróyave, es periodista y escritor; presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, Conalipe; secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, Felap; presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, Fapermex, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG, entre otras muchas responsabilidades más, así como reportero de calle, fundador de importantes redacciones de noticias para sistemas públicos y privados de televisión y radio, con una labor ininterrumpida de 62 años de trabajo.

Debemos nosotros reconocer la labor del colega Fernando Alberto Irala Burgos que revisó el texto de las 611 páginas de esta obra cumbre, al menos la más reciente, de Teodoro.

Son muchos los puntos de lucha. Que podemos sintetizarlos en tres ejes fundamentales:

Las batallas, más que diarias al instante, por las libertades de prensa y expresión.

La defensa de la integridad física de los comunicadores y sus medios.

Y la profesionalización de los periodistas.

En el primer caso, siempre hemos sostenido y sostendremos que sin las libertades primarias, no hay convivencia social, no hay democracia, ni hay sentido de nación, ni hay nada.

Desde hace cerca de cuatro décadas, primero en solitario y ahora en conjunción gremial llevamos el registro puntual y documentado de los asesinatos y desapariciones de periodista y de otras víctimas de los enemigos de esas libertades.

De 1983 a la fecha suman 302 los homicidios: 264 periodistas; 2 locutores; 10 trabajadores de prensa; 14 familiares y 10 amigos de comunicadores y 2 civiles, además de 28 desapariciones forzadas sin aclaración alguna.

Esta lista del horror y representativa brutal de la vergonzosa impunidad, no concuerda con ninguna de las que se publican sin sustento alguno.

Todas ellas están sesgadas de acuerdo a intereses inconfesables. Nos hemos preocupado por la profesionalización del gremio.

Permítanme decirles, que cuando egresamos de la academia, el 97 por ciento de los colegas eran empíricos, y los menos éramos la burla de los que se formaron en la ’universidad de la vida’.

Esto por fortuna, se ha revertido. Hoy el periodismo requiere de periodistas con formación universitaria, desde su mismo ingreso al gremio.

Lo hemos dicho, desde que muy jóvenes nos iniciamos en la docencia, en la Escuela Preparatoria Nocturna ’Maestro José Vasconcelos’, que fundamos; en la Universidad Iberoamericana, y en la propia ’Carlos Septién García’: La única y primordial tarea del periodista es servir a la sociedad. Cómo, con preparación intelectual.

Todo aquel que no entienda este postulado, nada tiene que hacer en el periodismo.

Hay muchos trabajos y muy bien remunerados, el que se afilie al periodismo debe saber que entra a una profesión de sacrificio y mal pagada. Aquí nuestra cuarta lucha.

El periodista en México es el más explotado.

Un 95 por ciento de los comunicadores no cuenta con contrato de trabajo; con el eufemismo anglosajón de ’Free Lance’, solo se le paga al periodista por nota publicada o difundida, no por trabajada, por consecuencia no cuenta con seguridad social.

De ahí nuestra lucha de crear leyes de seguridad social del periodista en todas las entidades del país.

Tal como hizo que la secretaría de Educación Pública otorgara el título de licenciado en periodismo, por conocimientos adquiridos, a los colegas luego de demostrar su responsabilidad en su saber al menos en 25 años de actividad ininterrumpida en esta actividad, ahora tan

Peligrosa.

craveloygalindo@gmail.com

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor