1

437 vistas

Septiembre 08, 2020 14:50 hrs.

Alfredo Contreras Prado › diarioalmomento.com

Política Nacional › México Estado de México


La Paz, Mex.-La enfermedad del dinero y del poder político, es un mal que particularmente se caracteriza entre políticos quienes por años han ocupado un cargo de elección popular que en mala hora el ciudadano de este lugar otorgo a quien no supo corresponder, pero que ahora les permite vivir como reyes a costa del desvío de recursos, nepotismo, entre otros actos de corrupción, además de convertirse en personajes soberbios, altaneros dándose un aire de perdona vidas, cuando en campaña suplicaban y hasta casi lloraban por obtener el voto de confianza de la población, apuntaron mismos priistas de la localidad quienes solicitaron la omisión de sus nombres.
Tal es el caso de Rolando Castellanos, quien durante sus seis años como alcalde es hoy presuntamente investigado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) precisamente derivado del desvio de recursos más 52 millones de pesos que se niega a devolver a la administración actual de la morenista Olga Medina Serrano.
Pero no conforme con ello ante tales acciones negativas tanto como para la población así como para su partido el PRI Rolando Castellanos ya piensa en abrirle camino a su hijo Alan Castellanos Ramírez, quien actualmente es titular de la CNOP (Confederación Nacional de Organizaciones Populares) en este municipio, para alcanzar la silla presidencial, no importándole al ahora empresario hotelero que el resto de los priistas le reprochen y descalifiquen tal acción pues consideran que sería tanto como llevar directamente al fracaso al PRI durante las próximas elecciones que casi están ya a la vuelta de la esquina.



VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor