1

6,590 vistas

Febrero 05, 2016 22:02 hrs.

Juan Miguel Sánchez Argüelles › diarioalmomento.com

Deportes Estados › México Puebla


Tecomatlán, Pueb.- El nivel competitivo es tan bueno, como la tranquilidad, la solidaridad y el respeto entre los concursantes. Causa alegría ver que entre más reñida es cada contienda y más encendidos los gritos de la porra de unos y otros equipos, mayor es el respeto y la fraternidad tanto del público como de los contendientes: aquí no se jalonea a los árbitros, ampáyeres ni jueces; no se les insulta, no se arrojan objetos ni se destruyen los recintos; aquí la superioridad no se discute, se demuestra en la pista, la alberca o la cancha; es decir, en el terreno de los hechos, y quienes resultan ser los mejores, son al mismo tiempo los más sencillos y fraternos en el trato con los demás.

Por eso las Espartaqueadas obligan a pensar, a quienes las presencian, que este mundo que bordea ya en el precipicio de una nueva guerra mundial, espoleado por el insaciable apetito de acumular trabajo ajeno en manos privadas, puede tener remedio si los débiles se unen y se organizan para cambiar el mundo actual, por otro mejor y más amable, o por lo menos sufrible, en el que las aspiraciones y deseos de cada quien sean la condición para la realización de las aspiraciones y deseos de todos.

VER NOTA COMPLETA