1

7,375 vistas

Abril 26, 2020 22:08 hrs.

Fernando Irala › tabloiderevista.com

Periodismo Nacional › México Ciudad de México


Crecen y se acumulan las cifras de infectados y fallecidos por el Covid-19 en México, mientras nos aproximamos al ’pico’ previsto por los epidemiólogos del gobierno.
Ya por estos días en el país hemos transitado de las primeras decenas de muertes a las centenas, y desde la semana pasada nos ubicamos en los miles. Millar y medio es la cifra que ahora rondamos, pero estamos apenas en la maduración del duro proceso, cuyo final no está cerca ni es tan predecible.

Señalan los expertos que si tomamos como base la fecha de aparición del primer caso del contagio en cada país y a partir de ahí comparamos la evolución, en el territorio nacional vamos más rápido de lo que ha caminado la infección en Estados Unidos, el país que actualmente acumula el mayor número de víctimas fatales.

La letalidad, es decir, la proporción de enfermos detectados que fallecen, es desde ahora también mucho mayor en México que con nuestros vecinos del norte, pues aquí está muriendo cerca de la décima parte de los contagiados.

No nos está yendo bien, en suma, y los peores escenarios se harán realidad si la gente sigue ignorando los llamados a quedarse en casa y no salir más que para lo estrictamente indispensable, y no guarda estrictamente las medidas recomendadas de distanciamiento físico e higiene.
La insuficiente infraestructura hospitalaria ya desde ahora resiente la presión de la demanda, y es previsible que en las siguientes semanas sea totalmente desbordada por la contingencia.

Será el momento en que los médicos y personal de enfermería se vean en la terrible necesidad de elegir a quien atienden prioritariamente y a quien dejan desconectado por falta de los equipos vitales necesarios.
Nadie desea esa circunstancia, pero no se ve, tampoco, que nadie pueda evitarla.
Así ha venido ocurriendo en todas las naciones, y así sucederá aquí, en breve.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor