1

1,531 vistas

Diciembre 31, 2023 19:22 hrs.

Fernando Irala Burgos › tabloiderevista.com

Política ›


Terminó 2023, un año complejo que se añadió a la mala época que se inauguró con la pandemia del Covid en el 2020, una etapa de incertidumbre y sobresaltos de los que el planeta no acaba de recuperarse.
La invasión rusa del territorio ucraniano, de lo cual se van a cumplir dos años, se recrudeció en los últimos días de diciembre, situación seguramente producida por la desesperación de los mandos de la operación al empantanarse ésta ante la resistencia de la antigua república soviética.
A ello hay que agregar el estallido de las hostilidades del grupo extremista palestino Hamas contra Israel, hace unos meses, que se encontró con las represalias judías, igualmente brutales y desmedidas.
En México tampoco las cosas acaban de ir bien. A estas alturas el sexenio es ya el más sangriento desde que se lleva la cuenta puntual de homicidios dolosos, y todo indica que esta Administración se irá con más de doscientas mil muertes violentas en su haber.
Esta cuenta letal tiene que ver con la expansión del crimen organizado, el cual controla cada vez más territorios y actividades, y con el fracaso previsible de la estrategia de abrazar y no combatir a los delincuentes.
En el año nos enteramos de los resultados medidos por autoridades internacionales del desastre educativo en los recientes años, en tanto que del desastre en salud tenemos aún frescas las cifras de muertes en exceso, unas porque eran inevitables según la experiencia internacional, pero más de medio millón por la negligencia y necedad criminal de quienes tuvieron a su cargo la estrategia contra la epidemia.
Ahora, en el último año del sexenio, se nos quiere vender como solución genial la instalación de una farmaciotota, lugo de un lustro de desabasto de medicamentos, y sin que esté resuelto el equipamiento y el funcionamiento de los servicios de los hospitales públicos. Si no han logrado ni surtir medicinas menos han podido con los aparatos, quirófanos e insumos especializados. Bueno, ni con los elevadores de los nosocomios.
Por lo menos en México, el año que se inicia no será mejor. Todo lo que ha funcionado mal e involucionado en cinco años de tragedia irá para peor, porque desde Palacio Nacional hasta la última alcaldía morenista están ya únicamente ocupados en cómo ganar la elección. Lo demás no les importa.
-o0o-

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

El año que se fue, y el que nos espera

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.