1

1,986 vistas

Junio 18, 2020 01:48 hrs.

Armando Téllez Flores › diarioalmomento.com

Empresas Estados › México Ciudad de México


+FONACOT considerado estratégicamente importante

+Confirman la calificación más alta para INFONAVIT

En el noveno aniversario de la adopción del Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, nuevas estimaciones de la OIT ponen de manifiesto el riesgo que corren estos trabajadores debido a la pandemia de la COVID-19.

Se indica que casi las tres cuartas partes de los trabajadores y las trabajadoras domésticas del mundo –más de 55 millones de personas– corren un importante riesgo de perder su trabajo y sus ingresos debido al confinamiento y a la falta de cobertura efectiva de seguridad social. La amplia mayoría de estos trabajadores, 37 millones son mujeres.

Los datos de junio indican que la región más afectada es Asia Sudoriental y el Pacífico, donde el 76 por ciento de los trabajadores domésticos está en situación de riesgo, seguida de las Américas (el 74 por ciento), África (el 72 por ciento) y Europa (el 45 por ciento).

En este sector, la crisis ha afectado tanto a personas cuyo empleo es formal, como a quienes trabajan de modo informal, pero estos últimos representan el 76 por ciento de quienes pueden perder su trabajo u horas de trabajo.

En países con medidas de confinamiento más estrictas, quien realizaba trabajo doméstico, estuviera empleado formalmente o no, no podía ir a trabajar. Así, algunas de las personas que tenían un empleo formal han tenido derecho al seguro de desempleo, pero no ha sido el caso de quienes trabajaban un situación informal, para quienes la inmovilización ha supuesto la pérdida de los medios de vida, no contar con una red de seguridad de respaldo, y verse en aprietos a la hora de poner alimentos sobre la mesa.

’La crisis de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad particular de los trabajadores y las trabajadoras domésticas informales, y la necesidad acuciante de que se les incluya efectivamente en el ámbito de protección laboral y social."

La pandemia ha agravado la situación preexistente. Solo el 10 por ciento de las personas que realizan trabajo doméstico están al amparo de la seguridad social, lo que equivale a que los demás no tienen derecho a ausencias por enfermedad pagadas, acceso garantizado a la atención de salud, prestaciones por lesiones profesionales, o seguro de desempleo. Muchas de estas personas perciben una paga de no más del 25 por ciento del salario medio, por lo que carecen de ahorros con los que afrontar una emergencia financiera.

’La crisis de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad particular de los trabajadores y las trabajadoras domésticas informales, y la necesidad acuciante de que se les incluya efectivamente en el ámbito de protección laboral y social’, dijo Claire Hobden, Oficial Técnica de la OIT en trabajadores vulnerables, ’la cantidad de mujeres afectadas es desproporcionada, pues son la amplia mayoría de quienes realizan esta actividad en el mundo.’

En algunas regiones, las trabajadoras domésticas son predominantemente inmigrantes que cuentan con su paga para mantener a la familia en el país de origen. Tanto el impago de los salarios como el cierre de los servicios del envío de remesas han puesto en situación de riesgo de hambre y de pobreza a las familias de estas mujeres.

Quienes vivían en el lugar de trabajo en general han seguido trabajando en confinamiento con sus empleadores. No obstante, se sabe que han trabajado más horas a causa del cierre de las escuelas, y que están realizando tareas de limpieza más exigentes.

En otros casos, los propios empleadores se han visto en dificultades económicas y han dejado de pagar a quienes tienen trabajando en su domicilio, o incluso han dejado de pagarles aduciendo que no necesitan el salario porque no pueden salir…..

FONACOT CONSIDERADO ESTRATEGICAMEDNTE IMPORTANTE

Gracias a su buen desempeño derivado de una mayor colocación de créditos y reducción de los costos operativos, Fitch Ratings afirmó las calificaciones corporativas de largo y corto plazo del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), en ’AAA(mex)’ y ’F1+(mex). Asimismo, se ratificaron las calificaciones de las emisiones de certificados bursátiles (CBs) vigentes.

Según a su más reciente reporte sobre el organismo, la calificadora sustentó su afirmación en el importante rol que juega el Fonacot en la estrategia del gobierno y su función social relevante, la cual consiste en otorgar créditos de consumo a los trabajadores del sector público y privado con descuento directo de nómina.

En opinión de Fitch los objetivos estratégicos del instituto están alineados a los ejes centrales del Plan Nacional de Desarrollo (PND) y coadyuvan a la política de desarrollo económico del país.

Fitch Ratings destacó el lanzamiento, por parte del Fonacot, del programa ’Crédito Apoyo Diez Mil’ como parte de la estrategia del gobierno federal para reactivar la economía ante los efectos adversos del Coronavirus.

Asimismo, consideró que el desempeño del instituto es sólido y se fundamenta en niveles de rentabilidad y capitalización elevados. ’Al cierre de marzo 2020 el indicador de rentabilidad operativa sobre activos fue de un alto 9.4%, nivel superior al promedio del periodo (2017 a 2019: 8.4%), explicado por una mayor colocación y una reducción en los costos operativos’.

’En opinión de Fitch la calidad de activos del Instituto Fonacot es razonable considerando el nicho de mercado que atiende. Al cierre de marzo 2020 el indicador de cartera vencida (ICV) fue de 4.2%’.

La agencia internacional de calificación crediticia manifestó que el indicador de apalancamiento (deuda a capital tangible) del Fonacot se mantiene estable en un nivel bajo de 0.6 veces y agregó que con el objetivo de reactivar la economía y alineado a su estrategia de inclusión financiera, el instituto planea continuar incrementando su base de acreditados a través de canales tradicionales y digitales.

Finalmente, la agencia internacional resaltó ’las calificaciones del Instituto Fonacot reflejan la apreciación de Fitch sobre la propensión y capacidad elevadas de recibir soporte por parte del Gobierno Federal en caso de ser requerido’….

FITCH RATINGS CONFIRMA LA CALIFICACIÓN MÁS ALTA EN LA ESCALA NACIONAL PARA EL INFONAVIT

La agencia calificadora Fitch Ratings confirmó la calificación ’AAA(mex)’ al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), la mayor en la escala nacional con perspectiva ’Estable’.

Asimismo, reiteró la calificación ’BBB- / F2’ con perspectiva ’Estable’ en la escala global en moneda local y extranjera para la institución.

De acuerdo con la agencia, en la evaluación se reconoce el papel central que tiene el Infonavit dentro de la política estratégica del gobierno federal, lo cual le da al Instituto una fortaleza y respaldo potencial en caso de ser necesario.

Esta consideración se refiere al papel social del Instituto al otorgar soluciones de vivienda a trabajadores del sector privado, en particular a los segmentos de bajos ingresos.

En su comunicado, Fitch Ratings destacó que el Infonavit desempeña un papel relevante al proporcionar soluciones financieras suficientes y de bajo costo para los trabajadores a fin de garantizar su acceso a una vivienda. Además, señaló que el Instituto administra los ahorros para la jubilación a través del Fondo Nacional de la Vivienda con el objetivo de dar rendimientos adecuados a los trabajadores.

Al respecto, refirió que, con información a diciembre 2019, el Infonavit fue la institución que más créditos hipotecarios otorgó en México, con 64.3% del total, incluidas la banca comercial y otras entidades de gobierno. A la misma fecha, el Instituto administró cerca de 21.6% de los recursos del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Asimismo, precisó que el Infonavit continúa reforzando su papel social mediante el apoyo a los trabajadores del sector privado. En 2019, el Instituto trabajó en nuevos productos, permitiendo incrementar las líneas de crédito y dando a los trabajadores la posibilidad de cambiar a pesos los créditos que estaban indexados a salarios mínimos, a través del programa "Responsabilidad Compartida", mismo del que espera lanzar una segunda fase en este 2020.

En su evaluación, Fitch Ratings también resaltó las acciones que el Infonavit ha implementado para enfrentar la emergencia sanitaria por coronavirus, en apoyo a los trabajadores y patrones, como el seguro de desempleo para cubrir hasta 3 pagos mensuales, la tolerancia al pago de capital e intereses para los acreditados, así como prórrogas para las contribuciones de los empleadores, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas (PyMEs).

Actualmente, el 0.6% de la cartera de créditos del Infonavit está en el programa de tolerancia al pago.

En opinión de Fitch, si bien, el índice de morosidad se ubicó en 13.9%, considerando la reclasificación de 2019, las medidas de tolerancia al pago para los acreditados que enfrentan dificultades en sus ingresos podrían aliviar algunas presiones sobre la calidad de los activos y las reservas para riesgos crediticios en el corto plazo.

En este sentido, Fitch Ratings no prevé riesgos significativos de liquidez ni de refinanciamiento para el Infonavit, debido a su capacidad de cobro vía nómina.

Las calificaciones de Fitch Ratings, son consistentes con las de S&P Global Ratings, quien el pasado 29 de mayo también asignó al Infonavit la nota más alta, ’mxAAA’ con perspectiva ’Estable’….

(tellezflores@hotmail.com)

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor