1

1,782 vistas

Marzo 25, 2024 00:43 hrs.

Raúl De La Rosa › diarioalmomento.com

Política ›


Ante un cuestionamiento del porqué digo que escribo de ciencia y tecnología si en realidad últimamente he estado haciéndolo de reglas ortográficas, respondí que en tiempos donde el analfabetismo funcional es el gen de las "benditas redes sociales", hablar de una lengua y su historia (en éste caso el castellano o español) es hacer ciencia porque LA HERMENÉUTICA Y LA FILOLOGÍA (del latín philologĭa, y éste del griego philología, ’amor o interés por las palabras’) son ciencias.

La primera, la hermenéutica, es la ciencia y el arte de la interpretación. La interpretación es la comprensión de cuál es el sentido, bien sea de un texto, de una conducta o de un proceso. Antes que la ciencia clasifique las cosas y procesos naturales y sociales, ya el lenguaje opera una primera ordenación. Ningún lenguaje humano es la escritura misma de la naturaleza. El lenguaje organiza la experiencia que tenemos del mundo, pero, a la inversa, el mundo natural y social se re-crea en el lenguaje que utilizamos para indicarlo y expresarlo. La ciencia hunde sus raíces en el lenguaje corriente, pues no se separa del todo de él. La comunidad científica crea lenguajes intencionalmente universales, como las matemáticas, o el lenguaje de la química. El lenguaje, aunque sea convencional, es una obra milenaria cuyo origen último se desconoce. En cuanto una teoría científica es un lenguaje para referirnos a algún aspecto de la realidad, es también una interpretación de dicha realidad. Así, la hermenéutica nos enseña a colocar un texto en su contexto, que es como adquiere su significado; es la forma en que podemos interpretarlo correctamente. El texto puede ser escrito, como es tradicional, o hablado (el diálogo) o la acción significativa.

Y la segunda, la filología, es el estudio de los textos escritos, a través de los que se intenta reconstruir, lo más fielmente posible, el sentido original de éstos con el respaldo de la cultura que en ellos subyace. Se basa en conocer a profundidad documentos escritos para encontrarles sentido más original en un contexto determinado y bajo el respaldo de una cultura en concreto. Si hablamos de las palabras y lo que en realidad se quiere expresar y dar a entender con ellas, debemos indagar qué engloba la filología y dónde está su campo ocupacional, es decir, dónde existe la necesidad de saber el porqué del verdadero significado de las palabras. Por eso he estado hablando sobre la lengua castellana, o español, y sus reglas.

Si bien el trabajo de una persona que interpreta textos en sus lenguas y bajo una historia es el de una o un filólogo profesional, es muy importante que dicho trabajo constituya una expresión cultural basada en el lenguaje, la literatura y lo vinculado a las lenguas. Por ello, el término filología proviene del latín philologĭa, que a su vez proviene del griego que significa ’amor o interés por las palabras’. Y en eso consiste la ciencia que estudia las lenguas y sus historias, la filología, en analizar textos escritos y reconstruir su sentido original lo más real posible apoyándose culturalmente. Los traductores profesionales no suelen ser filólogos. Ellos han estudiado la carrera de traducción e interpretación y es uno de los requisitos indispensables para poder trabajar en una agencia de traducción. Salvo para idiomas menos habituales, como por ejemplo un traductor de chino, se requieren este tipo de grados, que reciben otra nomenclatura distinta según el país. Las y los profesionales filólogos realizan una labor parecida al de la o del hermenéutico (quien estudia la comprensión y la interpretación, y en sentido particular, la tarea de la interpretación de un texto), solo que se dedica a la forma escrita de las palabras. Se trata de interpretar el sentido de lo que hay escrito y unirlo a la cultura y contexto bajo el que fueron creados esos documentos. Estos textos pueden datar tanto de épocas pasadas y de documentos recientes pero que necesitan ese análisis de manos de una o un experto.

Espero haber dejado en claro porqué hablar de las lenguas, los análisis de textos de una lengua y las reglas de escritura de los mismos, normalmente focalizados en conocer los idiomas originales tales como el latín o el griego, entre otras muchas. Por lo tanto, seguiremos tratando las reglas del idioma castellano, todavía un poco más.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

Entre Lenguas, Lenguajes, Ortografías, Gramáticas y Lexicografías

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.