1

1,547 vistas

Octubre 02, 2023 00:03 hrs.

Raúl De La Rosa › diarioalmomento.com

Política ›


Si bien, el impacto positivo de la tecnología en la salud es muy amplio, por ahora destaco cuatro áreas de impacto:

Primera.- Un mayor acceso a la información.

En la tecnología de apoyo a la salud se incluye todo tipo de alcance, innovación o invención desarrollada para promover la salud y prevenir enfermedades. Lo cual incluye la tecnología que permite acceder a información segura y fidedigna. En ese sentido la Internet ya se usa diariamente para buscar información relacionada con problemas médicos, sobre síntomas, tratamientos y prevención de enfermedades. Los buscadores como Google Académico o repositorios de información en investigación como PubMed, o páginas de instituciones de educación superior (IES), universidades, centros e institutos de investigación, públicos y privados permiten a los profesionales de la salud actualizar su conocimiento o intercambiarla con colegas, y a la población en general le permite ampliar su conocimiento para prevenir o atender a tiempo enfermedades.

Segunda.- Tratamientos más efectivos.

Sin duda el terreno en el que la tecnología de la salud ha tenido el mayor impacto en favor de la humanidad es en la mejora de tratamientos, dispositivos médicos y productos farmacéuticos. Esos avances tecnológicos nos han permitido la creación de tratamientos más eficaces, así como de intervenciones más seguras y menos dolorosas. Si bien el avance farmacéutico ha sido notable, también la innovación en dispositivos médicos de ayuda en el tratamiento han permitido mejorar la calidad del servicio médico que se les da a los pacientes hoy en día. Por ejemplo, las operaciones laparoscópicas.

Tercera.- Mejor atención y seguimiento médico.

La insuficiencia de tener información clínica completa de la o el paciente ha sido determinante para lograr diagnósticos y tratamientos eficientes y eficaces, puesto que con una fidedigna y oportuna información clínica permite atajar, combatir o tratar de manera correcta y oportuna atender y dar seguimiento a cualquier alteración de la salud de todo ser humano. Por encima de la infraestructura sanitaria, todo, un especialista debe tener todo el historial clínico de su paciente para su correcta evaluación y control médico. La disposición de dicha información ha mejorado en los últimos años gracias a los sistemas de expedientes de salud digitales (EHR por sus siglas en inglés) y su constante actualización. Pues sin dichos datos, la infraestructura hospitalaria y su equipamiento, de poco o nada sirven.

Cuarta.- Análisis más rápidos y confiables.

No sólo los tratamientos y la atención al paciente son suficientes para el desarrollo tecnológico, también la tecnología debe impactar y a impactado en el proceso de diagnóstico y detección de enfermedades de manera considerable. Hoy en día existen cientos de procedimientos diagnósticos que necesitan de equipos que están específicamente diseñados y perfeccionados para el análisis preciso y rápido de diversos tipos de muestras coprológicas, de orina, de sangre, de saliva, nasales, etc., de los pacientes.

Ahora bien, en todo ello ¿en qué situación está México, es decir, qué tanto ha permeado la tecnología sobre la salud de las y los mexicanos? Y allí es dónde seguimos estando en el "ya merito". A pesar de la obviedad de que los avances tecnológicos en la salud son necesarios para poder evolucionar en el camino de la atención médica y que el impacto positivo de ésto es inmensurable, en México no estamos tan mal como creemos, pero sí muy lejos de lo que podríamos estar, aunque constantemente se generan nuevas tecnologías médicas, el desarrollo tecnológico y la innovación en México se encuentra por debajo no solo de países desarrollados, sino también de países con economías emergentes, más o menos similares a la nuestra, como Brasil, Argentina, India, Chile, Cuba, Turquía y Sudáfrica. Y son varios factores los que intervienen, como la falta de comprensión sobre la importancia de la innovación científica, así como aspectos financieros y gubernamentales y privados, sobre el apoyo y la regulación de los proyectos de nuestro Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Pero aún y con que la situación de la tecnología de la salud en México no es la mejor, existen hospitales y clínicas cuyo enfoque recae en desarrollar, perfeccionar y aplicar nuevas tecnologías de la salud en la atención de sus pacientes, como en los hospitales públicos y privados de Monterrey, Guadalajara, CdMx o Puebla, por ejemplo.

Incluso hay hospitales, públicos y privados, que aportan innovación en el cuidado de la salud en las ciudades ya mencionadas, que ofrecen programas académicos de vanguardia en ciencias de la salud y un sistema de salud innovador a los pacientes que está enfocado en la investigación para transformar la atención médica integral del país. En el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), el Instituto Nacional de Nutrición (INN) o el de Perinatología (INP), o el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad de Guadalajara (UdG) o la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por ejemplo, existen varias áreas estratégicas de investigación y desarrollo tecnológico, que atienden los principales retos del país y las tendencias científicas, tecnológicas y culturales globales. Dentro de esas áreas se encuentran:
- Bioinformática para el Diagnóstico Clínico
- Bioingeniería y Medicina Regenerativa
- Genética Humana
- Investigación en Cáncer
- Medicina Cardiovascular y Metabolómica
- Enfermedades Metabólicas
- Terapias Innovadoras en Ciencias Visuales

Hay distintos grupos de investigación para cada una de estas áreas tienen han impuesto como objetivo encontrar nuevos tratamientos y desarrollar tecnologías para pacientes con diagnósticos complejos, en respuesta a la amplia demanda médica en nuestro país. Así que, si bien en México existe una falta de apoyo al desarrollo tecnológico, tanto gubernamental como empresarial, en los hospitales e institutos y universidades mencionadas se trabaja día a día en la generación e innovación de estrategias tecnológicas para el cuidado de la salud.

Los hospitales e institutos ofrecen atención médica de calidad, así como tratamientos eficaces y seguros, y los mejores métodos de diagnósticos del país. Ésto les permite asegurar que el intento por el cuidado de la salud tendrá siempre coml meta la excelencia médica con vanguardia tecnológica.

Desde luego que la aplicación tecnológica de apoyo a la salud más eficiente y con mayores y mejores resultados ha sido y es la farmacéutica. Pero de todo lo que hemos tratado éstas dos últimas semanas, vale la pena seguirlo haciendo con detenimiento.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor

Entre un sistema biológico y un sistema informático, hay un ser humano

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.