Es Acueducto del Padre Tembleque complejo hidráulico declarado Patrimonio Mundial de la HUMANIDAD - Está ubicado en los límites del Estado de México e Hidalgo. - Otumba - diarioalmomento.com

1

490 vistas

Julio 05, 2021 22:04 hrs.

Redacción › diarioalmomento.com

Cultura Estados › México Estado de México


• Convergen en esta obra dos elementos esenciales de la vida humana: la fe y el agua.

Otumba, Estado de México, .- La Secretaría de Cultura y Turismo, a través de la Subsecretaría de Turismo, reconoce y celebra un año más la declaratoria del Acueducto del Padre Tembleque como Patrimonio Mundial de la Humanidad, realizada por la UNESCO en el año 2015.

Esta impresionante obra se ubica en los límites del Estado de México e Hidalgo, en ella convergen dos elementos esenciales de la vida humana, la fe y el agua. Recibe su nombre del evangelizador Fray Francisco de Tembleque, quien encabezó este importante proyecto que cuenta con una longitud de 48.22 km y tardó 17 años en construirse.

Sus ductos se nutren de los manantiales del cerro del Tecajete, que corren desde Zempoala, Hidalgo y desemboca en Otumba, pasando por los municipios de Nopaltepec y Axapusco, en el Estado de México.

Para la construcción de sus imponentes arcos participaron más de 400 pobladores entre canteros, ayudantes, albañiles, peones, carpinteros y el financiamiento de las mujeres de esos pueblos, quienes produjeron textiles para venderlos en los "tianguis" y así financiar las obras sin la aportación de la Corona española, aunque con la autorización del Virrey Antonio de Mendoza, dirigidos por el fraile franciscano originario del poblado de Tembleque, en Toledo, España.

Esta magna obra del siglo XVI es un ejemplo de la creatividad constructiva de la civilización europea con la mesoamericana y su principal función era llevar agua limpia a las poblaciones indígenas.

Gracias a que su arquitectura ha sido conservada y protegida por sus pobladores, aún es de admirarse en él expresiones indígenas hñahñus y nahuas, grabadas en las arquerías de Tecajete y Tepeyahualco, donde sus arcos son tan altos que aún pasa el tren debajo de ellos.

Esta maravillosa obra de ingeniería hidráulica es sitio obligado para visitar, pues además cuentan con paisajes rodeados de una extensa variedad de cactáceas y magueyes que lo acompañan y adornan en toda la región del Estado de México.

En Cultura, Turismo y Deporte en un Click 3.0 hay una cápsula para conocer más de esta Acueducto, pueden consultarla en las redes sociales de la Secretaría de Cultura y Turismo, en @CulturaEdomex.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor