1

1,069 vistas

Febrero 24, 2020 19:25 hrs.

Guillermo Pimentel Balderas › diarioalmomento.com

Política Internacional › México


• Asistió como invitado a ceremonia binacional ’El Abrazo Internacional’ en Puente Juárez-Lincoln

Puente Juárez- Lincoln, de Nuevo Laredo, Mex., y Laredo, EUA.- La realidad entre Estados Unidos y México es innegablemente compleja y revela una verdad sencilla: están irremediablemente atados el uno al otro.

La categórica aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que el Senado de la República llevó a cabo el 19 de junio de 2019, es también un síntoma de otra coalición, una que también trasciende líneas partidistas, en defensa de la integración económica de la región, afirmó , el senador José Narro Céspedes.

Es un hecho innegable, México y Estados Unidos se necesitan mutuamente, tememos una relación sumida entre el amor y el odio, entre la política y las ideologías, entre la influencia de ambos en cada aspecto de ambas culturas que se cruzan y entrecruzan para construir un mundo que no es corresponde a ambos mundos y al mismo tiempo se rechaza, dijo el legislador mexicano al participar en la ceremonia binacional ’El Abrazo Internacional’ con autoridades de México, en el Puente Juárez- Lincoln, de Nuevo Laredo y Laredo, Texas.


El senador José Narro Céspedes, ante Henry Cuellar; US Congressman, Obispo Tamayo de Laredo Tx; US Congresswoman, Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos; afirmó que la realidad entre nuestros países es innegablemente compleja y revela una verdad sencilla: Estados Unidos y México están irremediablemente atados el uno al otro.

En este marco, apuntó que necesitamos construir puentes que garanticen la convivencia y los intercambios culturales, económicos, sociales y de cooperación en seguridad. Además, agregó que es vital construir una relación de respeto y colaboración entre México y Estados Unidos, que entienda que ambos países se necesitan en todos los aspectos, económicos, sociales, culturales, ecológicos.

’Millones de mexicanos en EU y sus descendientes son el motor de la economía norteamericana y se han convertido en una fuerza económica y social cada vez más consciente de su peso en la sociedad norteamericana y su influencia en México. Ellos deben conquistar sus derechos en el vecino país del norte y en nuestra tierra’, subrayó.

En este contexto, comentó el senador por Zacatecas que, Laredo, Texas, se ha convertido en el punto central del intercambio comercial estadounidense con México. Estados Unidos es el destino más importante de las exportaciones mexicanas, pero el inverso es también cierto: el principal socio comercial de la economía más grande del mundo es México y, dados los importantes beneficios que ha dejado la integración norteamericana, no es de sorprender que surjan alianzas en su defensa.

Destacó que en el crecimiento futuro de la economía de Estados Unidos, los latinos, especialmente los mexicanos, tendrán un papel protagónico pues de una población de casi 57 millones de latinos en EU, más del 63% es de origen mexicano; es decir, más de 36 millones de personas.

’Esto incluye a los inmigrantes mexicanos que residen en Estados Unidos y a los estadounidenses que, en el censo, se identifican como de origen mexicano. Si bien la migración de mexicanos a EU ha estado por años impulsada por trabajadores sin estudios superiores que se desempeñan mayormente en los sectores agrícola y de la construcción, el panorama ha cambiado en años recientes, explican los expertos’, precisó.

Inclusive, aseveró que los hijos de esa generación que migró a la primera potencia económica del mundo tienen más probabilidades de obtener educación en niveles superiores, y por tanto, de ganar, gastar e invertir más dinero.

’Es un hecho innegable, México y Estados Unidos se necesitan mutuamente, tememos una relación sumida entre el amor y el odio, entre la política y las ideologías, entre la influencia de ambos en cada aspecto de ambas culturas que se cruzan y entrecruzan para construir un mundo que no es corresponde a ambos mundos y al mismo tiempo se rechaza’, subrayó.

VER NOTA COMPLETA

CONTACTA AL AUTOR

Escribe un comentario directo al autor